/ jueves 29 de febrero de 2024

Los chongos zamoranos se reinventan para no desaparecer

Aunque se conserva el sabor original de los chongos, poco a poco se le han ido introduciendo variantes

Las canoas llenas de leche bronca bullen a fuego lento, mientras el olor azucarado recorre cada área de la fábrica. Antonio Gutiérrez Zamudio, afirma que es un orgullo ser productor de chongos zamoranos y aunque las nuevas generaciones parecen no estar muy interesadas en continuar con la tradición, ésta se resiste a la extinción.

Al fondo de la dulcería La Esperanza ubicada sobre la calle Uruapan 732 en el municipio de Zamora, la temperatura es alta. Son las tres de la tarde y apenas va una tercera parte de la elaboración. El locatario dice que es un trabajo de mucha paciencia y por eso mismo los jóvenes no quieren dedicarse a ello.

Te puede Interesar: Cinco bares para convivir con los amigos en Zamora

“Lo que pasa es que como es un trabajo muy dedicado los 365 días del año, muchos no quieren entrarle. Las nuevas generaciones quieren hacer las cosas como si tuvieran una varita mágica para llegar, trabajar y se acabó, cambian y como que no les llama mucho la atención”.

Alejandro Sánchez, productor de chongos zamoranos / Foto: Fernando Maldonado / El Sol de Morelia

Los chongos zamoranos son un dulce o postre típico y tradicional del municipio con el mismo nombre, ubicado a dos horas de Morelia, la capital de Michoacán. Gutiérrez Zamudio refiere que este producto fue el resultado de un error, pues hace muchos años a una persona se le cayó el piloncillo encima del producto y en vez de hacer queso, salió una consistencia en forma de chongo que después probó y le supo sabroso.

Seguir leyendo: ¿Qué les gusta a los zamoranos en su pizza?

La madre de Don Antonio se dedicó a esta actividad productiva desde 1945, y él aprendió a los 15 años, pero desde 1977 se dedicó de lleno a la cocina. Actualmente existen cinco fábricas que hacen el postre y afirma que es un orgullo realizarlo porque lo ha favorecido en todos los aspectos, desde la forma de vivir, actuar… a ser más humanos.

Por su parte, el productor Alejandro Sánchez considera que sí se sigue conservando a través del tiempo, 100 por ciento, porque su hijo también se dedica a la elaboración de los chongos.

Pega la inflación

En su caso, comenta que el incremento en el precio del azúcar o gas afecta, sin embargo, aseguró que tratan de mantener el costo del dulce y que “lo alargan lo más que se puede” para no perjudicar la economía de los compradores locales; actualmente el kilo se oferta en 160 pesos.

Todo afecta, pero no podemos aumentar y aumentar porque vivimos de lo que nos compran los de Zamora o los de afuera, puedo darlo un poquito más caro pero depende del volumen o del aumento del azúcar, la leche o el gas”.

Congos, la delicia culinaria de Zamora / Foto: Fernando Maldonado / El Sol de Zamora

Respecto a los clientes, comparten que son tanto locales, nacionales y extranjeros, aunque acota que hasta el momento no lo exporta ya que no cuentan con las normas que piden para poder hacerlo, sin embargo, dice no estar muy interesado pues tendrían que cambiar su producto y eso impactaría en la calidad.

En cuanto a la innovación, afirma que el sabor debe ser el mismo, es decir, la leche, su cuajo, la canela y el azúcar, pero no descarta que se implementen sabores naturales como el de la piña, fresa o café, por mencionar algunos.

Elaboración

Al llegar a la fábrica, los trabajadores llevan los barriles de leche al fondo. Ahí hay tres canoas con el líquido. La elaboración tendrá una duración de entre ocho y 10 horas. En cada canoa hay 300 litros de leche, y es un proceso que se repite a diario, aunque puede variar la cantidad, dependiendo de la venta.

El señor Alejandro dice que en su fábrica han introducido alrededor de 30 sabores, como macadamia, arándano, frutos secos, fresa, entre otros; “Nosotros nos hemos preocupado por tener una dulcería con innovaciones y todo lo que se puede hacer en sabores y calidad”.

Fábrica de chongos en Zamora / Foto: Fernando Maldonado / El Sol de Zamora

Al preguntarle sobre las temporadas altas, apunta que son, sobre todo, en fin de año, y todavía febrero, debido a las fiestas. Por último añade que el chongo es un ícono de Zamora y que sí pretende exportarlo, aunque sigue trabajando en las reglas y normas para que este dulce llegue a más paladares.

Las canoas llenas de leche bronca bullen a fuego lento, mientras el olor azucarado recorre cada área de la fábrica. Antonio Gutiérrez Zamudio, afirma que es un orgullo ser productor de chongos zamoranos y aunque las nuevas generaciones parecen no estar muy interesadas en continuar con la tradición, ésta se resiste a la extinción.

Al fondo de la dulcería La Esperanza ubicada sobre la calle Uruapan 732 en el municipio de Zamora, la temperatura es alta. Son las tres de la tarde y apenas va una tercera parte de la elaboración. El locatario dice que es un trabajo de mucha paciencia y por eso mismo los jóvenes no quieren dedicarse a ello.

Te puede Interesar: Cinco bares para convivir con los amigos en Zamora

“Lo que pasa es que como es un trabajo muy dedicado los 365 días del año, muchos no quieren entrarle. Las nuevas generaciones quieren hacer las cosas como si tuvieran una varita mágica para llegar, trabajar y se acabó, cambian y como que no les llama mucho la atención”.

Alejandro Sánchez, productor de chongos zamoranos / Foto: Fernando Maldonado / El Sol de Morelia

Los chongos zamoranos son un dulce o postre típico y tradicional del municipio con el mismo nombre, ubicado a dos horas de Morelia, la capital de Michoacán. Gutiérrez Zamudio refiere que este producto fue el resultado de un error, pues hace muchos años a una persona se le cayó el piloncillo encima del producto y en vez de hacer queso, salió una consistencia en forma de chongo que después probó y le supo sabroso.

Seguir leyendo: ¿Qué les gusta a los zamoranos en su pizza?

La madre de Don Antonio se dedicó a esta actividad productiva desde 1945, y él aprendió a los 15 años, pero desde 1977 se dedicó de lleno a la cocina. Actualmente existen cinco fábricas que hacen el postre y afirma que es un orgullo realizarlo porque lo ha favorecido en todos los aspectos, desde la forma de vivir, actuar… a ser más humanos.

Por su parte, el productor Alejandro Sánchez considera que sí se sigue conservando a través del tiempo, 100 por ciento, porque su hijo también se dedica a la elaboración de los chongos.

Pega la inflación

En su caso, comenta que el incremento en el precio del azúcar o gas afecta, sin embargo, aseguró que tratan de mantener el costo del dulce y que “lo alargan lo más que se puede” para no perjudicar la economía de los compradores locales; actualmente el kilo se oferta en 160 pesos.

Todo afecta, pero no podemos aumentar y aumentar porque vivimos de lo que nos compran los de Zamora o los de afuera, puedo darlo un poquito más caro pero depende del volumen o del aumento del azúcar, la leche o el gas”.

Congos, la delicia culinaria de Zamora / Foto: Fernando Maldonado / El Sol de Zamora

Respecto a los clientes, comparten que son tanto locales, nacionales y extranjeros, aunque acota que hasta el momento no lo exporta ya que no cuentan con las normas que piden para poder hacerlo, sin embargo, dice no estar muy interesado pues tendrían que cambiar su producto y eso impactaría en la calidad.

En cuanto a la innovación, afirma que el sabor debe ser el mismo, es decir, la leche, su cuajo, la canela y el azúcar, pero no descarta que se implementen sabores naturales como el de la piña, fresa o café, por mencionar algunos.

Elaboración

Al llegar a la fábrica, los trabajadores llevan los barriles de leche al fondo. Ahí hay tres canoas con el líquido. La elaboración tendrá una duración de entre ocho y 10 horas. En cada canoa hay 300 litros de leche, y es un proceso que se repite a diario, aunque puede variar la cantidad, dependiendo de la venta.

El señor Alejandro dice que en su fábrica han introducido alrededor de 30 sabores, como macadamia, arándano, frutos secos, fresa, entre otros; “Nosotros nos hemos preocupado por tener una dulcería con innovaciones y todo lo que se puede hacer en sabores y calidad”.

Fábrica de chongos en Zamora / Foto: Fernando Maldonado / El Sol de Zamora

Al preguntarle sobre las temporadas altas, apunta que son, sobre todo, en fin de año, y todavía febrero, debido a las fiestas. Por último añade que el chongo es un ícono de Zamora y que sí pretende exportarlo, aunque sigue trabajando en las reglas y normas para que este dulce llegue a más paladares.

Doble Vía

Personas transexuales: desde las Hijras de la India a las Muxes de México

Las personas transexuales han existido desde tiempos antiguos como son las hijras de la India, Fa'afafine de Australia y por supuesto las Muxes de México

Local

Muestra colectiva en honor al artista Ralph Gray, en Pátzcuaro

Más de 21 artistas mostrarán sus piezas en la Plaza Vasco de Quiroga, de Pátzcuaro, a partir de este domingo

Policiaca

Hieren a hombre en la espalda sobre la colonia Generalísimo Morelos

La víctima fue identificado como Jorge Aníbal H., C., de 49 años de edad

Local

Baja captación de agua en las presas Urepetiro y la Magdalena

El jefe de operación del distrito de riego mencionó que durante junio se encuentran en el nivel más bajo que pueden alcanzar las presas Urepetiro y la Magdalena

Policiaca

Muere hombre de camino al hospital, tras ser agredidos a balazos en Jacona

La agresión a balazos se registró en la colonia conocida como “La Burrera” de Jacona

Local

Panteón forense de Michoacán tiene avance del 60%: Comisionado de Búsqueda

La inauguración del panteón forense de Michoacán se ha pospuesto durante tres años debido a que aún no está listo