/ viernes 4 de agosto de 2023

Bodas purépechas, el rito de la unión matrimonial

La boda P’urhépecha es un tradición con miles de matices que la vuelven única

Morelia, Michoacán (OEM - Infomex).- Con un ritual que suele prolongarse hasta por tres días, los p'urepechas en Michoacán unen sus vidas en bodas donde es común que participe el pueblo entero. Los novios y sus familias reciben lo mismo comida, que muebles, dinero y ropa para el festejo.

Las comilonas incluyen desayuno, comida y cena y los menús son preparados por las mujeres del pueblo que improvisan fogones en la casa del novio.

Mole, corundas pero sobre todo churipo (caldillo de chile rojo con carne de res y verduras) son preparados en cantidades considerables para poder dejar satisfecha a toda la población quien tendrá oportunidad no sólo de comer durante la fiesta sino también de llevar a sus casas.

La celebración propiamente dicha, da inicio desde el amanecer y con este las campanas no dejan de sonar para avisar a los pobladores sobre la boda que se está celebrando, en la cual los padres de ambos novios acompañan a sus hijos desde sus casas hasta la puerta del templo. Lo hacen acompañados de música y bailando al son de pirekuas.

Tres días de celebración

Al ser una celebración de tres días, una vez saliendo del templo, los asistentes se desplazan a la casa de los padres o familia del novio con el propósito de realizar en ese lugar el primer día de la celebración.

Durante este primer día, se acostumbra a que los padres de la pareja y ancianos de la comunidad pidan por la nueva pareja conformada, para finalizarlo con una ofrenda de botellas de alcohol de caña, figuras de pan, cigarros y todo aquello que represente abundancia.

En el segundo se tiene como tradición la preparación de la comida en el proceso participan todas las mujeres, la cual son platillos tradicionales, se realice en la casa de los padres del novio, para posterior llevarla a la casa de los padres o familia de la novia, esto acompañado de un baile por las calles al ritmo de una pirekua, una vez asentados, un grupo de mujeres se encarga de servir y otra de atender a los invitados.

Finalmente, la celebración culmina al tercer día, en el cual la novia es trasladada a la casa en la que vivirá con su pareja, en dicho lugar es recibida con maringuias (danza del torito de petate), y continuar con la fiesta.

El día previo

Sin embargo el día previo a la boda también es significativo en la tradición de este pueblo indígena. Corresponde a los hombres y podría equivaler a una despedida de soltero.

Se trata de que todos los hombres del pueblo salgan al campo a recoger la leña para los fogones en los que se preparará la comida y más tarde amarrarán al novio y lo pasearán por el pueblo en señal de que ya no será libre.

La tradición de la boda P’urepecha

Pese a que la tradición dicta que la mujer porte la guariti, esta ha sido modernizada y hoy día hay jóvenes que optan por el tradicional vestido blanco, mientras que en el novio, estos están dejando de lado el traje típico con manta blanca, gabán y huaraches o botas por otro tipo de vestimenta.

Es de mencionar que la boda P'urhépecha, antes era llamada “kanakua”, que significa “corona” ya que en el enlace se portaba una corona de pan sobre la cabeza.

La coronación, como se llamaba, estaba a cargo de los padrinos de bautizo del novio por lo que estos tenían que contemplar la elaboración de un pan redondo y otro de los llamados “corrientes” para poner encima.

El proceso de coronación consistía en poner una servilleta de papel sobre la cabeza de los novios y después de todos los invitados, y sobre ella las dos piezas de pan a manera de corona. Hoy día, el pan se ha sustituido por coronas de pequeñas flores.

Los niños dentro de la cultura purépecha también forman parte importante de los rituales, pues algunos de ellos, principalmente los varones, llevan colgando del hombro unos atados de leña simulados de donde cuelgan carne seca, en representación a la responsabilidad de proveer alimento del esposo, mientras que las mujeres portan un pedazo de pan en su rebozo, esto dando un significado de la fertilidad materna y el cuidado de la familia.

Padrinos

Seguramente una de las tradiciones que más se conservan en los matrimonios cotidianos es la figura de los padrinos, pues está también se encuentra en los enlaces p'urhépechas, pero de una manera diferente

Las personas designadas como padrinos deberán cargar los enseres domésticos que se les regalen a los esposos, artículos que van desde platos, hasta muebles, lo que representa una gran resistencia física y que en diversas ocasiones se han viralizado en redes sociales debido a la poca cotidianidad con la que se vive en otros lugares de Michoacán.

Morelia, Michoacán (OEM - Infomex).- Con un ritual que suele prolongarse hasta por tres días, los p'urepechas en Michoacán unen sus vidas en bodas donde es común que participe el pueblo entero. Los novios y sus familias reciben lo mismo comida, que muebles, dinero y ropa para el festejo.

Las comilonas incluyen desayuno, comida y cena y los menús son preparados por las mujeres del pueblo que improvisan fogones en la casa del novio.

Mole, corundas pero sobre todo churipo (caldillo de chile rojo con carne de res y verduras) son preparados en cantidades considerables para poder dejar satisfecha a toda la población quien tendrá oportunidad no sólo de comer durante la fiesta sino también de llevar a sus casas.

La celebración propiamente dicha, da inicio desde el amanecer y con este las campanas no dejan de sonar para avisar a los pobladores sobre la boda que se está celebrando, en la cual los padres de ambos novios acompañan a sus hijos desde sus casas hasta la puerta del templo. Lo hacen acompañados de música y bailando al son de pirekuas.

Tres días de celebración

Al ser una celebración de tres días, una vez saliendo del templo, los asistentes se desplazan a la casa de los padres o familia del novio con el propósito de realizar en ese lugar el primer día de la celebración.

Durante este primer día, se acostumbra a que los padres de la pareja y ancianos de la comunidad pidan por la nueva pareja conformada, para finalizarlo con una ofrenda de botellas de alcohol de caña, figuras de pan, cigarros y todo aquello que represente abundancia.

En el segundo se tiene como tradición la preparación de la comida en el proceso participan todas las mujeres, la cual son platillos tradicionales, se realice en la casa de los padres del novio, para posterior llevarla a la casa de los padres o familia de la novia, esto acompañado de un baile por las calles al ritmo de una pirekua, una vez asentados, un grupo de mujeres se encarga de servir y otra de atender a los invitados.

Finalmente, la celebración culmina al tercer día, en el cual la novia es trasladada a la casa en la que vivirá con su pareja, en dicho lugar es recibida con maringuias (danza del torito de petate), y continuar con la fiesta.

El día previo

Sin embargo el día previo a la boda también es significativo en la tradición de este pueblo indígena. Corresponde a los hombres y podría equivaler a una despedida de soltero.

Se trata de que todos los hombres del pueblo salgan al campo a recoger la leña para los fogones en los que se preparará la comida y más tarde amarrarán al novio y lo pasearán por el pueblo en señal de que ya no será libre.

La tradición de la boda P’urepecha

Pese a que la tradición dicta que la mujer porte la guariti, esta ha sido modernizada y hoy día hay jóvenes que optan por el tradicional vestido blanco, mientras que en el novio, estos están dejando de lado el traje típico con manta blanca, gabán y huaraches o botas por otro tipo de vestimenta.

Es de mencionar que la boda P'urhépecha, antes era llamada “kanakua”, que significa “corona” ya que en el enlace se portaba una corona de pan sobre la cabeza.

La coronación, como se llamaba, estaba a cargo de los padrinos de bautizo del novio por lo que estos tenían que contemplar la elaboración de un pan redondo y otro de los llamados “corrientes” para poner encima.

El proceso de coronación consistía en poner una servilleta de papel sobre la cabeza de los novios y después de todos los invitados, y sobre ella las dos piezas de pan a manera de corona. Hoy día, el pan se ha sustituido por coronas de pequeñas flores.

Los niños dentro de la cultura purépecha también forman parte importante de los rituales, pues algunos de ellos, principalmente los varones, llevan colgando del hombro unos atados de leña simulados de donde cuelgan carne seca, en representación a la responsabilidad de proveer alimento del esposo, mientras que las mujeres portan un pedazo de pan en su rebozo, esto dando un significado de la fertilidad materna y el cuidado de la familia.

Padrinos

Seguramente una de las tradiciones que más se conservan en los matrimonios cotidianos es la figura de los padrinos, pues está también se encuentra en los enlaces p'urhépechas, pero de una manera diferente

Las personas designadas como padrinos deberán cargar los enseres domésticos que se les regalen a los esposos, artículos que van desde platos, hasta muebles, lo que representa una gran resistencia física y que en diversas ocasiones se han viralizado en redes sociales debido a la poca cotidianidad con la que se vive en otros lugares de Michoacán.

Local

Realizan marcha contra la homofobia, en Zamora

Cerca de 100 personas conmemoran el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y la Bifobia

Doble Vía

No sólo creó Pac-Man, conoce otros trabajos de Toru Iwatani

Desde que se involucró en el mundo de los videojuegos en 1977 han visto la luz grandes obras surgidas de su mente

Policiaca

Asesinan a un joven en la colonia López Mateos, de Zamora

Sus agresores lo persiguieron a bordo de una motocicleta y durante el ataque hirieron de bala a una mujer y a su hijo

Elecciones 2024

Arriban a Michoacán primeras boletas electorales

La papelería será usada para la elección de diputados locales y ayuntamientos

Local

El bombardeo de nubes para provocar lluvias es poco efectivo: Investigadores

No hay una demostración científico que avale sus resultados, coinciden Guillermo Murray Tortola y Octavio Muñoz Torres

Local

Centro de Zamora, espacio libre para artistas y cantantes urbanos

El caso del músico agredido por propietario de una tienda de vestidos ya es investigado por la CEDH