/ lunes 20 de febrero de 2023

Humberto y Florencio, la boda purépecha que rompió paradigmas

A un año de convertirse en la primera pareja gay en casarse en una comunidad purépecha de Michoacán, ni siquiera les ha pasado por la mente el divorcio.

Morelia, Michoacán (OEM Infomex).- El encuentro fue casualidad, todo se generó a través de las redes sociales como un plan de amigos. El tiempo y los sentimientos hablaron y sólo bastó un año para que Florencio le pidiera matrimonio a Humberto frente a familiares y amigos. A un año de convertirse en la primera pareja gay en casarse en una comunidad purépecha de Michoacán, ni siquiera les ha pasado por la mente el divorcio.

Lo que en algún momento fue solo un comentario gracioso: “¿y si nos casamos?” con el tiempo se volvió un sentimiento genuino entre ambos, aún sabiendo lo que implicaría, ya que Florencio Lucas Santiago es originario de la comunidad indígena de Ihuatzio, reconocida como la sede del imperio Purépecha, y Humberto Tinoco del pueblo mágico de Pátzcuaro.

“Muchos pueden pensar que por ser un pueblo donde hay menos oportunidades, carencias o que la gente es muy cerrada en sus pensamientos, seríamos maltratados, pero ha sido todo lo contrario, al menos con nosotros”, así lo narró Florencio en entrevista con El Sol de Morelia.

Como “espontáneo” calificó Humberto la forma en cómo los dos enamorados se armaron de valor para contraer nupcias ante las críticas o los señalamientos de pocos habitantes de la comunidad indígena.

Foto: Cortesía | Humberto Tinoco

“Siempre hemos dicho que una pareja gay no está haciendo nada malo y menos cuando también exige los mismos derechos que otras personas. Eso lo entendieron muy bien nuestros familiares y amigos del pueblo. Y por eso fue más fácil realizar la ceremonia nupcial”, explicó el joven de 27 años.

Florencio y Humberto siempre fueron apoyados, porque tanto sus familiares como sus amigos más cercanos conocían su orientación sexual. La ventaja de los dos fue que siempre fueron aceptados aún a pesar de pertenecer a núcleos familiares muy tradicionales que se rigen por usos y costumbres indígenas.

Después de la planificación de la fiesta bajo los usos y costumbres, donde sólo invitarían a 250 personas en la comunidad de Ihuatzio, el 12 de febrero del 2022 Humberto y Florencio, agarrados de la mano, vestidos con un traje negro, camisa blanca y moño rojo, se dieron el sí, frente al oficial del Registro Civil de Tzintzuntzan, Ramón Méndez.

En entrevista, Florencio Lucas explicó que a la boda acudieron más de 500 personas de la comunidad indígena pese a que no tenían contemplado a todas esas personas. La concurrencia, según el joven dueño de una barbería, fue principalmente por la curiosidad de los habitantes del pueblo, pues la mayoría sólo conocía las bodas entre personas del mismo sexo a través de la televisión, pero también porque el baile fue amenizado por una banda muy famosa originaria de Mazatlán, Sinaloa.

“Todos querían escucharlos, y por eso llegaron más personas y eso nos hizo viral en las redes”, agregaron.

Además de las carnitas y el pozole que no alcanzó ante la cantidad de personas, los asistentes a la primer boda igualitaria en una comunidad purépecha de Michoacán, también participaron alegres en el tradicional baile, el recorrido con torito por las calles del pueblo y la pascua de agradecimiento al padrino acompañados de canastos con fruta, así como grandes piezas de pan.

A un año de su matrimonio histórico en Michoacán, nunca han pensado en el divorcio, al contrario, buscan cualquier momento para reafirmar su amor, e incluso llevar su historia a otros lugares de la entidad, principalmente a comunidades indígenas donde se requiere informar a la gente sobre la importancia de visibilizar los derechos humanos en favor de la orientación sexual y la identidad de género, así como al reconocimiento de la igualdad en el ámbito matrimonial entre personas del mismo sexo.

Ihuatzio, incluyente con matrimonio gay

Uno de los grandes temores que tenían Humberto y Florencio, después de su matrimonio igualitario, consistía en que los integrantes de la comunidad de Ihuatzio los excluyeran, discriminaran o ejercieran en contra de ellos discursos de odio, pero de acuerdo con su testimonio, ha sido todo lo contrario, pues desde aquel 12 de febrero del 2022 sólo han recibido buenos tratos de los habitantes, tanto es así que se les invita a participar en todos los compromisos y actividades del pueblo.

“Nos causa mucha alegría que nos tomen en cuenta y que no seamos discriminados por el hecho de pensar y tener gustos diferentes a los de la mayoría de la gente. Eso nos entusiasma como pareja homosexual, sobre todo en un pueblo donde se pensaría que hay mucho atraso en estos temas nuevos para la sociedad”, expusieron.

Foto: Cortesía | Humberto Tinoco

Florencio consideró que la lucha que desde tiempo atrás han venido realizando los integrantes de la comunidad LGBTTTQI+ en el país para visibilizar sus derechos sociales, civiles y políticos, es lo que ha permitido que muchas personas en comunidades rurales o en las ciudades tengan un mayor respeto sobre quienes forman parte del colectivo gay.

También, mencionaron la evolución de las redes sociales que han ayudado a que más personas se mantengan informadas sobre los derechos de las personas con una orientación distinta y de sus propias historias, aunque no dejaron de resaltar la falta de educación en instituciones académicas desde el preescolar hasta el nivel universitario para prevenir discursos de odio, discriminación o comentarios que afectan en lo emocional.

A la alza los matrimonios igualitarios en Michoacán

El matrimonio en una comunidad indígena como el de Humberto y Florencio sigue siendo el único que se ha llevado a cabo entre personas del mismo sexo, así lo confirmó el director del Registro Civil del estado, Juan Carlos Castro Mendoza

“Esperamos que más parejas de la comunidad LGBTTTQI+ se animen a contraer matrimonio en comunidades originarias del estado, creo que la historia de Humberto y Florencio puede inspirar a muchas personas, creemos que después del 14 de febrero podremos tener mayor información”, añadió.

A partir del 2016 cuando los diputados locales aprobaron la modificación al Código Familiar para que se llevaran a cabo los matrimonios igualitarios, hasta la fecha en Michoacán se han celebrado un total de mil matrimonios entre personas del mismo sexo, y de acuerdo con el funcionario, el número de solicitudes va creciendo.

El funcionario dio cuenta de que en el 2021 se presentaron 51 matrimonios entre hombres y 127 en mujeres; en 2022 la cifra aumentó a 124 hombres y 227 en mujeres. En lo que va del 2023, Castro Mendoza indicó que hay 24 matrimonios igualitarios.

En entrevista, Castro Mendoza aseguró que el Registro Civil no tiene ningún divorcio de los matrimonios celebrados entre personas del mismo sexo, lo cual, significa que estas celebraciones nupciales son muy estables.

Contrario a los matrimonios heterosexuales, señaló que en el 2021 se registraron un total de 18 mil 491 divorcios, y en el 2022 la cifra disminuyó un poco a 17 mil 301.

Pese a resistencia de la Iglesia, matrimonio igualitario una realidad en Michoacán

En 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió la jurisprudencia 43/2015 en la que se calificó como inconstitucionales todas las leyes estatales que prohíben el matrimonio igualitario en el país, ante lo cual, envió el mandato de aprobación para que éste fuera aplicado a nivel nacional como un derecho de cualquier persona, por lo que todos los congresos locales están obligados a su aplicación.

En mayo del 2016, el Congreso de Michoacán aprobó por mayoría el dictamen presentado por las comisiones unidas de Justicia, Derechos Humanos y Puntos Constitucionales, mismo que señalaba, que al modificar “las preferencias” por “las preferencias sexuales” se establece un criterio de igualdad y no discriminación; asimismo, se indicó que el matrimonio es la unión de dos personas para realizar una comunidad de vida permanente, en la que se procuren respeto, igualdad y ayuda mutua.

En ese momento el cardenal Alberto Suárez Inda, junto con integrantes de organizaciones conservadoras, se opusieron a la reforma al indicar que la Ley atenta contra el matrimonio que es la célula básica de la sociedad.

“No abona al futuro de una sociedad el desconocer la identidad propia del matrimonio. Lo que yo digo es que el respeto a las diferencias es el principio de la convivencia pacífica, y es diferente la unión de un hombre y una mujer con posibilidad de tener hijos a la unión de dos personas de un mismo sexo”, así lo externó el sacerdote hace siete años.


Morelia, Michoacán (OEM Infomex).- El encuentro fue casualidad, todo se generó a través de las redes sociales como un plan de amigos. El tiempo y los sentimientos hablaron y sólo bastó un año para que Florencio le pidiera matrimonio a Humberto frente a familiares y amigos. A un año de convertirse en la primera pareja gay en casarse en una comunidad purépecha de Michoacán, ni siquiera les ha pasado por la mente el divorcio.

Lo que en algún momento fue solo un comentario gracioso: “¿y si nos casamos?” con el tiempo se volvió un sentimiento genuino entre ambos, aún sabiendo lo que implicaría, ya que Florencio Lucas Santiago es originario de la comunidad indígena de Ihuatzio, reconocida como la sede del imperio Purépecha, y Humberto Tinoco del pueblo mágico de Pátzcuaro.

“Muchos pueden pensar que por ser un pueblo donde hay menos oportunidades, carencias o que la gente es muy cerrada en sus pensamientos, seríamos maltratados, pero ha sido todo lo contrario, al menos con nosotros”, así lo narró Florencio en entrevista con El Sol de Morelia.

Como “espontáneo” calificó Humberto la forma en cómo los dos enamorados se armaron de valor para contraer nupcias ante las críticas o los señalamientos de pocos habitantes de la comunidad indígena.

Foto: Cortesía | Humberto Tinoco

“Siempre hemos dicho que una pareja gay no está haciendo nada malo y menos cuando también exige los mismos derechos que otras personas. Eso lo entendieron muy bien nuestros familiares y amigos del pueblo. Y por eso fue más fácil realizar la ceremonia nupcial”, explicó el joven de 27 años.

Florencio y Humberto siempre fueron apoyados, porque tanto sus familiares como sus amigos más cercanos conocían su orientación sexual. La ventaja de los dos fue que siempre fueron aceptados aún a pesar de pertenecer a núcleos familiares muy tradicionales que se rigen por usos y costumbres indígenas.

Después de la planificación de la fiesta bajo los usos y costumbres, donde sólo invitarían a 250 personas en la comunidad de Ihuatzio, el 12 de febrero del 2022 Humberto y Florencio, agarrados de la mano, vestidos con un traje negro, camisa blanca y moño rojo, se dieron el sí, frente al oficial del Registro Civil de Tzintzuntzan, Ramón Méndez.

En entrevista, Florencio Lucas explicó que a la boda acudieron más de 500 personas de la comunidad indígena pese a que no tenían contemplado a todas esas personas. La concurrencia, según el joven dueño de una barbería, fue principalmente por la curiosidad de los habitantes del pueblo, pues la mayoría sólo conocía las bodas entre personas del mismo sexo a través de la televisión, pero también porque el baile fue amenizado por una banda muy famosa originaria de Mazatlán, Sinaloa.

“Todos querían escucharlos, y por eso llegaron más personas y eso nos hizo viral en las redes”, agregaron.

Además de las carnitas y el pozole que no alcanzó ante la cantidad de personas, los asistentes a la primer boda igualitaria en una comunidad purépecha de Michoacán, también participaron alegres en el tradicional baile, el recorrido con torito por las calles del pueblo y la pascua de agradecimiento al padrino acompañados de canastos con fruta, así como grandes piezas de pan.

A un año de su matrimonio histórico en Michoacán, nunca han pensado en el divorcio, al contrario, buscan cualquier momento para reafirmar su amor, e incluso llevar su historia a otros lugares de la entidad, principalmente a comunidades indígenas donde se requiere informar a la gente sobre la importancia de visibilizar los derechos humanos en favor de la orientación sexual y la identidad de género, así como al reconocimiento de la igualdad en el ámbito matrimonial entre personas del mismo sexo.

Ihuatzio, incluyente con matrimonio gay

Uno de los grandes temores que tenían Humberto y Florencio, después de su matrimonio igualitario, consistía en que los integrantes de la comunidad de Ihuatzio los excluyeran, discriminaran o ejercieran en contra de ellos discursos de odio, pero de acuerdo con su testimonio, ha sido todo lo contrario, pues desde aquel 12 de febrero del 2022 sólo han recibido buenos tratos de los habitantes, tanto es así que se les invita a participar en todos los compromisos y actividades del pueblo.

“Nos causa mucha alegría que nos tomen en cuenta y que no seamos discriminados por el hecho de pensar y tener gustos diferentes a los de la mayoría de la gente. Eso nos entusiasma como pareja homosexual, sobre todo en un pueblo donde se pensaría que hay mucho atraso en estos temas nuevos para la sociedad”, expusieron.

Foto: Cortesía | Humberto Tinoco

Florencio consideró que la lucha que desde tiempo atrás han venido realizando los integrantes de la comunidad LGBTTTQI+ en el país para visibilizar sus derechos sociales, civiles y políticos, es lo que ha permitido que muchas personas en comunidades rurales o en las ciudades tengan un mayor respeto sobre quienes forman parte del colectivo gay.

También, mencionaron la evolución de las redes sociales que han ayudado a que más personas se mantengan informadas sobre los derechos de las personas con una orientación distinta y de sus propias historias, aunque no dejaron de resaltar la falta de educación en instituciones académicas desde el preescolar hasta el nivel universitario para prevenir discursos de odio, discriminación o comentarios que afectan en lo emocional.

A la alza los matrimonios igualitarios en Michoacán

El matrimonio en una comunidad indígena como el de Humberto y Florencio sigue siendo el único que se ha llevado a cabo entre personas del mismo sexo, así lo confirmó el director del Registro Civil del estado, Juan Carlos Castro Mendoza

“Esperamos que más parejas de la comunidad LGBTTTQI+ se animen a contraer matrimonio en comunidades originarias del estado, creo que la historia de Humberto y Florencio puede inspirar a muchas personas, creemos que después del 14 de febrero podremos tener mayor información”, añadió.

A partir del 2016 cuando los diputados locales aprobaron la modificación al Código Familiar para que se llevaran a cabo los matrimonios igualitarios, hasta la fecha en Michoacán se han celebrado un total de mil matrimonios entre personas del mismo sexo, y de acuerdo con el funcionario, el número de solicitudes va creciendo.

El funcionario dio cuenta de que en el 2021 se presentaron 51 matrimonios entre hombres y 127 en mujeres; en 2022 la cifra aumentó a 124 hombres y 227 en mujeres. En lo que va del 2023, Castro Mendoza indicó que hay 24 matrimonios igualitarios.

En entrevista, Castro Mendoza aseguró que el Registro Civil no tiene ningún divorcio de los matrimonios celebrados entre personas del mismo sexo, lo cual, significa que estas celebraciones nupciales son muy estables.

Contrario a los matrimonios heterosexuales, señaló que en el 2021 se registraron un total de 18 mil 491 divorcios, y en el 2022 la cifra disminuyó un poco a 17 mil 301.

Pese a resistencia de la Iglesia, matrimonio igualitario una realidad en Michoacán

En 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió la jurisprudencia 43/2015 en la que se calificó como inconstitucionales todas las leyes estatales que prohíben el matrimonio igualitario en el país, ante lo cual, envió el mandato de aprobación para que éste fuera aplicado a nivel nacional como un derecho de cualquier persona, por lo que todos los congresos locales están obligados a su aplicación.

En mayo del 2016, el Congreso de Michoacán aprobó por mayoría el dictamen presentado por las comisiones unidas de Justicia, Derechos Humanos y Puntos Constitucionales, mismo que señalaba, que al modificar “las preferencias” por “las preferencias sexuales” se establece un criterio de igualdad y no discriminación; asimismo, se indicó que el matrimonio es la unión de dos personas para realizar una comunidad de vida permanente, en la que se procuren respeto, igualdad y ayuda mutua.

En ese momento el cardenal Alberto Suárez Inda, junto con integrantes de organizaciones conservadoras, se opusieron a la reforma al indicar que la Ley atenta contra el matrimonio que es la célula básica de la sociedad.

“No abona al futuro de una sociedad el desconocer la identidad propia del matrimonio. Lo que yo digo es que el respeto a las diferencias es el principio de la convivencia pacífica, y es diferente la unión de un hombre y una mujer con posibilidad de tener hijos a la unión de dos personas de un mismo sexo”, así lo externó el sacerdote hace siete años.


Local

Muestra colectiva en honor al artista Ralph Gray, en Pátzcuaro

Más de 21 artistas mostrarán sus piezas en la Plaza Vasco de Quiroga, de Pátzcuaro, a partir de este domingo

Policiaca

Hieren a hombre en la espalda sobre la colonia Generalísimo Morelos

La víctima fue identificado como Jorge Aníbal H., C., de 49 años de edad

Local

Baja captación de agua en las presas Urepetiro y la Magdalena

El jefe de operación del distrito de riego mencionó que durante junio se encuentran en el nivel más bajo que pueden alcanzar las presas Urepetiro y la Magdalena

Policiaca

Muere hombre de camino al hospital, tras ser agredidos a balazos en Jacona

La agresión a balazos se registró en la colonia conocida como “La Burrera” de Jacona

Local

Panteón forense de Michoacán tiene avance del 60%: Comisionado de Búsqueda

La inauguración del panteón forense de Michoacán se ha pospuesto durante tres años debido a que aún no está listo

Local

Anuncia Segob fecha para inauguración del memorial de víctimas de Mamá Rosa

Será hasta el 10 de diciembre, la fecha tentativa para inaugurar el memorial junto con el contenido de la disculpa pública