/ miércoles 17 de abril de 2024

Lago de Camécuaro: El otro pulmón natural amenazado

En los últimos cinco años el cuerpo de agua ha sufrido la disminución del 50 por ciento de su aforo

En 20 años disminuyó la mitad de la superficie del Lago de Pátzcuaro, de acuerdo con el secretario de Medio Ambiente en Michoacán, Alejandro Méndez López.

El funcionario precisó que en 1994 se tenían registradas 11 mil 837 hectáreas de superficie en dicho cuerpo de agua, sin embargo, en este año hay 6 mil 883 hectáreas, es decir, 5 mil hectáreas menos.

Méndez López admitió que se vive una situación crítica por la reducción de su superficie, pero también en su profundidad, sobre todo en el suroeste y oeste del lago, pegado a la isla de Janitzio.

Personas en una lancha, dentro del lago de Camécuaro, ubicado en el municipio de Tangancícuaro, Michoacán. Foto: Archivo | El Sol de Morelia

Sin embargo, el de Pátzcuaro no es el único espejo de agua que presenta ese grado de deterioro en Michoacán.

El Lago de Camécuaro también atraviesa una severa crisis, al grado de que en los últimos cinco años ha presentado una disminución del 50 por ciento de su aforo.

Ricardo Lemus y Juan Manuel Medina Ayala, quienes por años han trabajado en este cuerpo de agua, advierten que la situación ha puesto ya en riesgo todo el ecosistema.

Ambos advierten que las graves afectaciones que sufre el lago ya han impactado en la flora y la fauna nativas.

Seguir leyendo: Vecinos de Jacona conservan y cuidan pequeña laguna

Ricardo Lemus señala que lo que está afectado al lago es la deforestación, los cambios de uso de suelo y el exceso de concesiones de perforaciones.

Vista sobre el Lago de Camécuaro / Foto: Filiberto Ponce | El Sol de Morelia


Se tiene que hacer un balance para ver cuánta agua entra al lago y cuánta sale porque ahorita solamente tenemos datos sueltos que se tienen que enlazar y darles coherencia para poder sacar algunas conclusiones para emprender acciones”.

Juan Manuel Medina Ayala, señala que la degradación de este embalse es tal que podría traer consecuencias al Acuífero Zamora.

Seguir leyendo: Con sistema digital se revisará legalidad de las ollas de agua que hay en Michoacán

Señala que los datos obtenidos de los trabajos de investigación realizados de manera particular arrojan que durante la década de los 40, cuando fue decretada como Área Natural Protegida el gasto de agua de los manantiales era de 2.4 metros por segundo.

“Hace dos años era de 1.7 metros por segundo y de dos años a la fecha bajó a 1.1 metros por segundo porque la maquinaria pesada que estaban metiendo posiblemente tuvo un impacto sobre los veneros que al final son fisuras en las rocas”.

Agrega también que la introducción de especies al lago de Camécuaro acabó prácticamente con la fauna del cuerpo de agua.

Letras monumentales dentro del Parque Nacional Lago de Camécuaro. Foto: Archivo | El Sol de Morelia

“Metieron lobina y bagre y ya no encontramos cangrejos y langostinos, tenemos una pérdida de la biodiversidad local por la introducción de especies”.

La importancia de este espacio, dice, radica más en los servicios ambientales que presta que el tema turístico, ya que de este surgimiento de agua depende prácticamente el Valle de Zamora.

Tanto Ricardo Lemus y Juan Manuel Medina Ayala coincidieron en que la degradación es producto de un deficiente programa de manejo de esta área natural protegida que no responde a la realidad actual del Lago de Camécuaro.

En 20 años disminuyó la mitad de la superficie del Lago de Pátzcuaro, de acuerdo con el secretario de Medio Ambiente en Michoacán, Alejandro Méndez López.

El funcionario precisó que en 1994 se tenían registradas 11 mil 837 hectáreas de superficie en dicho cuerpo de agua, sin embargo, en este año hay 6 mil 883 hectáreas, es decir, 5 mil hectáreas menos.

Méndez López admitió que se vive una situación crítica por la reducción de su superficie, pero también en su profundidad, sobre todo en el suroeste y oeste del lago, pegado a la isla de Janitzio.

Personas en una lancha, dentro del lago de Camécuaro, ubicado en el municipio de Tangancícuaro, Michoacán. Foto: Archivo | El Sol de Morelia

Sin embargo, el de Pátzcuaro no es el único espejo de agua que presenta ese grado de deterioro en Michoacán.

El Lago de Camécuaro también atraviesa una severa crisis, al grado de que en los últimos cinco años ha presentado una disminución del 50 por ciento de su aforo.

Ricardo Lemus y Juan Manuel Medina Ayala, quienes por años han trabajado en este cuerpo de agua, advierten que la situación ha puesto ya en riesgo todo el ecosistema.

Ambos advierten que las graves afectaciones que sufre el lago ya han impactado en la flora y la fauna nativas.

Seguir leyendo: Vecinos de Jacona conservan y cuidan pequeña laguna

Ricardo Lemus señala que lo que está afectado al lago es la deforestación, los cambios de uso de suelo y el exceso de concesiones de perforaciones.

Vista sobre el Lago de Camécuaro / Foto: Filiberto Ponce | El Sol de Morelia


Se tiene que hacer un balance para ver cuánta agua entra al lago y cuánta sale porque ahorita solamente tenemos datos sueltos que se tienen que enlazar y darles coherencia para poder sacar algunas conclusiones para emprender acciones”.

Juan Manuel Medina Ayala, señala que la degradación de este embalse es tal que podría traer consecuencias al Acuífero Zamora.

Seguir leyendo: Con sistema digital se revisará legalidad de las ollas de agua que hay en Michoacán

Señala que los datos obtenidos de los trabajos de investigación realizados de manera particular arrojan que durante la década de los 40, cuando fue decretada como Área Natural Protegida el gasto de agua de los manantiales era de 2.4 metros por segundo.

“Hace dos años era de 1.7 metros por segundo y de dos años a la fecha bajó a 1.1 metros por segundo porque la maquinaria pesada que estaban metiendo posiblemente tuvo un impacto sobre los veneros que al final son fisuras en las rocas”.

Agrega también que la introducción de especies al lago de Camécuaro acabó prácticamente con la fauna del cuerpo de agua.

Letras monumentales dentro del Parque Nacional Lago de Camécuaro. Foto: Archivo | El Sol de Morelia

“Metieron lobina y bagre y ya no encontramos cangrejos y langostinos, tenemos una pérdida de la biodiversidad local por la introducción de especies”.

La importancia de este espacio, dice, radica más en los servicios ambientales que presta que el tema turístico, ya que de este surgimiento de agua depende prácticamente el Valle de Zamora.

Tanto Ricardo Lemus y Juan Manuel Medina Ayala coincidieron en que la degradación es producto de un deficiente programa de manejo de esta área natural protegida que no responde a la realidad actual del Lago de Camécuaro.

Local

Por falta de siembra escasea pastura y forraje para ganado en valle de Zamora

Productores señalan dificultades para alimentar el ganado en el valle de Zamora

Cultura

Las Cemitas, el pan tradicional de Numarán

Las cemitas están hechas a base de trigo y piloncillo y su temporada de comercialización más fuerte es de diciembre a enero

Local

Triatleta zamorano Germán Torres participará en triatlón de Torremolinos, España

Con la rifa de una playera donada por el portero del América Luis Ángel Malagón busca solventar los gastos

Local

Canasta básica, con variaciones de precios en los mercados de Zamora

La canasta básica se compra con 1082 pesos en el mercado más accesible de Zamora

frontpage

Mercados y comercios de Zamora registran bajas ventas

Las causas son la inseguridad y la falta de recursos de las familias, consideran comerciantes

Policiaca

Muere conductor de un auto tras volcarse en carretera Zamora-La Barca

El ahora occiso iba en exceso de velocidad sobre la carretera Zamora-La Barca