/ sábado 5 de diciembre de 2020

Historias de Covid-19: entre el desempleo y la incertidumbre

La dueña de la Casona de las Rosas, Gloria Lázaro narra como tuvo que hacer todo lo posible porque sus trabajadores tuvieran salario

Morelia, Michoacán-(OEM-Infomex).-Desesperación por la desinformación, incertidumbre por lo que pasaría y mucho miedo fue lo que vivieron en los primeros días de contingencia, por la pandemia de la enfermedad de Covid-19, los trabajadores de la Casona de las Rosas.

Gloria Lázaro, empresaria y dueña del lugar lo recuerda. “No solamente eso, teníamos miedo a los saqueos y los robos porque se decía muchas cosas”.

A pesar de la zozobra y la falta de ingreso, los primeros meses, aunque no les pagó completa la quincena a los trabajadores, Gloria hizo el esfuerzo de no quitarles las prestaciones a sus empleados, sin embargo, poco a poco fueron desistiendo ante la urgencia de llevar dinero y comida a sus casas, por lo que optaron por salirse hasta quedar en nueve la planta laboral.

Foto: Iván Villanueva | El Sol de Morelia

La Casona de las Rosas se ubica en el Jardín de las Rosas y fue cerrado temporalmente el 7 de marzo a causa de la pandemia de Covid-19. Junto con todos los antros y bares de Morelia, que por su giro de venta de alcohol no tenían permiso para trabajar, tuvieron que cerrar llenos de incertidumbre de que pasaría.

Puede interesarte: Historias del Covid: Yiyo, siempre de la mano de Dios

“No era justo porque otros negocios si lo hacían (abrir) y nosotros tuvimos que vivir días insoportables de no saber nada”, explica Gloria Lázaro, en entrevista con El Sol de Morelia.

Previo al cierre, debido a que surtió el almacén del restaurante, la dueña les entregó a los 29 empleados que tenía, despensa y comida para que no se echara a perder y porque no sabían cuánto iba a durar la contingencia.

Foto: Iván Villanueva | El Sol de Morelia

Javier vivió la incertidumbre; trabajaba en la Casona como mesero y recuerda que sólo un mes pudo apoyar a la Casona porque su familia lo presionó a buscar otro empleo, pero, nunca pudo conseguirlo porque querían pagarle menos.

“Hasta ahora no encontrado nada, me da mucho pesar porque no puedo regresar”, narra en entrevista.

Gloria Lázaro tuvo que dejar ir a los trabajadores que por necesidad no pudieron soportar las inclemencias, la mayoría de ellos aceptaron sueldos que van en contra de la dignidad de una persona.

Sigue leyendo: Hoteleros esperan recuperación de 35% para final del 2020

Foto: Guadalupe González | El Sol de Morelia

Según la empresaria, los trabajadores que pudieron aguantar y ellas salieron a vender tortas a la calle, principalmente en los lugares cercanos porque hay un hospital “y es riesgoso que se acercaran por los enfermos”.

“Tuvimos que hacer de todo, vender en la calle y todo lo necesario para no dejar sin salario a los trabajadores”. Actualmente trabajan 16 personas, la mayoría de ellos son los mismos y otros se incorporaron recientemente, pero las ventas no se han restablecido porque sigue la misma zozobra de contagio de Covid-19.

Algo positivo que le dejó la pandemia a Gloria es que pudieron limpiar el lugar, desde hacer renovaciones a las paredes y muebles, hasta la sanitización profunda que no dejó ni un rincón sucio en el restaurante bar.

Morelia, Michoacán-(OEM-Infomex).-Desesperación por la desinformación, incertidumbre por lo que pasaría y mucho miedo fue lo que vivieron en los primeros días de contingencia, por la pandemia de la enfermedad de Covid-19, los trabajadores de la Casona de las Rosas.

Gloria Lázaro, empresaria y dueña del lugar lo recuerda. “No solamente eso, teníamos miedo a los saqueos y los robos porque se decía muchas cosas”.

A pesar de la zozobra y la falta de ingreso, los primeros meses, aunque no les pagó completa la quincena a los trabajadores, Gloria hizo el esfuerzo de no quitarles las prestaciones a sus empleados, sin embargo, poco a poco fueron desistiendo ante la urgencia de llevar dinero y comida a sus casas, por lo que optaron por salirse hasta quedar en nueve la planta laboral.

Foto: Iván Villanueva | El Sol de Morelia

La Casona de las Rosas se ubica en el Jardín de las Rosas y fue cerrado temporalmente el 7 de marzo a causa de la pandemia de Covid-19. Junto con todos los antros y bares de Morelia, que por su giro de venta de alcohol no tenían permiso para trabajar, tuvieron que cerrar llenos de incertidumbre de que pasaría.

Puede interesarte: Historias del Covid: Yiyo, siempre de la mano de Dios

“No era justo porque otros negocios si lo hacían (abrir) y nosotros tuvimos que vivir días insoportables de no saber nada”, explica Gloria Lázaro, en entrevista con El Sol de Morelia.

Previo al cierre, debido a que surtió el almacén del restaurante, la dueña les entregó a los 29 empleados que tenía, despensa y comida para que no se echara a perder y porque no sabían cuánto iba a durar la contingencia.

Foto: Iván Villanueva | El Sol de Morelia

Javier vivió la incertidumbre; trabajaba en la Casona como mesero y recuerda que sólo un mes pudo apoyar a la Casona porque su familia lo presionó a buscar otro empleo, pero, nunca pudo conseguirlo porque querían pagarle menos.

“Hasta ahora no encontrado nada, me da mucho pesar porque no puedo regresar”, narra en entrevista.

Gloria Lázaro tuvo que dejar ir a los trabajadores que por necesidad no pudieron soportar las inclemencias, la mayoría de ellos aceptaron sueldos que van en contra de la dignidad de una persona.

Sigue leyendo: Hoteleros esperan recuperación de 35% para final del 2020

Foto: Guadalupe González | El Sol de Morelia

Según la empresaria, los trabajadores que pudieron aguantar y ellas salieron a vender tortas a la calle, principalmente en los lugares cercanos porque hay un hospital “y es riesgoso que se acercaran por los enfermos”.

“Tuvimos que hacer de todo, vender en la calle y todo lo necesario para no dejar sin salario a los trabajadores”. Actualmente trabajan 16 personas, la mayoría de ellos son los mismos y otros se incorporaron recientemente, pero las ventas no se han restablecido porque sigue la misma zozobra de contagio de Covid-19.

Algo positivo que le dejó la pandemia a Gloria es que pudieron limpiar el lugar, desde hacer renovaciones a las paredes y muebles, hasta la sanitización profunda que no dejó ni un rincón sucio en el restaurante bar.

Local

Michoacán no baja contagios: 395 en 24 horas

La entidad suma otros 33 fallecimientos por Covid-19

Municipios

Boxeador Javier Prieto busca diputación en Apatzingán

El campeón pugilista representará al partido Redes Sociales Progresistas en las próximas elecciones de julio

Local

Otros dos a Barandilla por no usar cubrebocas

Se muestran agresivos con policías luego de que les pidieron colocarse el aditamento, en Chavinda

Sociedad

Falsos Servidores de la Nación recaban datos para vacuna anticovid

Alertaron a la población para que no se proporcionen datos confidenciales y denuncien

Sociedad

Sinovac ofrece a empresas mexicanas su vacuna

Pese a no contar con aval de la OMS ni de Cofepris, el laboratorio chino ya se acerca a los empresarios

Finanzas

Adelanta KCS desarrollo de tren fronterizo

La empresa ya obtuvo el visto bueno de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para la construcción

Política

Morena analiza regular las redes sociales

Ricardo Monreal advirtió que es necesario normar, debido a que “no se puede admitir la censura”

Mundo

Vacuna Sputnik V contra Covid gana terreno entre dudas y críticas

En Argentina, medios afirman que el gobierno la aprobó con premura basado en un boletín de prensa, sin tener informes científicos claros; Europa, cerca de certificarla

Celebridades

El Haragán y Compañía continúa siendo el cronista de la calle

A pesar de que el estigma sobre el rock urbano sigue, Luis Álvarez, líder de El Haragán y Compañía, reconoce que sus canciones salen de la ciudad