/ sábado 2 de octubre de 2021

En riesgo, 70% de especies en Michoacán

Los mamíferos más amenazados en el territorio michoacano son el puma, jaguar, ocelote, tigrillo y lince

Morelia, Michoacán.-Desde 1929, el 4 de octubre es el Día Mundial de los Animales por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal y en conmemoración de San Francisco de Asís, religioso que predicó amor por la naturaleza y el rechazo al maltrato animal, con lo que el Papa Juan Pablo II lo declaró Patrono de los Animales y de los Ecologistas, según la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Además de su relación con la cristiandad, es un día celebrado en el mundo, donde organizaciones e investigadores buscan cumplir con el objetivo principal: la conservación de las especies animales en el planeta. Sin embargo, para Michoacán no ha sido fácil, pues entre el 60 y 70 por ciento de sus especies corren algún grado de riesgo, señala Josué Rangel Díaz, catedrático e investigador de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

Te puede interesar: No es una playa, es el Lago de Pátzcuaro, hogar de caracoles de agua dulce

Puma. Foto: Archivo | El Sol de Morelia

Aunque se le ha catalogado como uno de los cinco estados megadiversos del país, por la gran cantidad de animales y plantas que habitan en él; anfibios, mamíferos, aves, reptiles y peces en la entidad son "amenazadas, sujetas a protección especial y otros que entran en la categoría de probablemente extintas en el medio silvestre", comparte Rangel.

Las actividades antropogénicas o antropomórficas, que son el crecimiento de la población, la demanda de más recursos para lograr sobrellevar la vida diaria; ocupar mayor territorio para la construcción de nuevas viviendas en áreas que deberían estar protegidas; la construcción de vías de comunicación, presas y servicios básicos como escuelas, entre otros. Igualmente, el cambio de uso de suelo, la cacería ilegal, el tráfico de especies y la contaminación es lo que repercute en la extinción de diversos ejemplares en el estado.

Árboles. | Foto: Adid Jiménez | El Sol de Morelia

Por ejemplo, los peces de agua dulce, como el pez blanco y la acúmara del lago de Pátzcuaro, se encuentran en grave peligro de extinción por el desabasto de agua ante la gran demandan del sector agropecuario, ganadería y agricultura, ocasionado principalmente por el cultivo de berries y aguacates.

También en estos cuerpos de agua se descargan los asentamientos humanos y los derivados de plantaciones agrícolas que traen fertilizantes y otros pesticidas que afectan a los lagos y matan a las especies que los residen.

Josué Rangel Díaz, catedrático e investigador de la UMSNH

Zirahuén, Cuitzeo y Zacapu pasan por la misma situación que impacta a los anfibios como ajolotes, sapos y ranas al transpirar los agentes contaminantes que caen en las aguas, perjudicando también a las aves como al pelícano borregón.

Lee también: ¿Sabías que el ajolote tiene un primo? Vive en Michoacán

Pelícano borregón en Michoacán / Foto: Adid Jiménez | El Sol de Morelia

Asimismo, guacamayas y pericos en Tierra Caliente y la Costa Michoacana son afectados por el tráfico, ante la alta demanda y comercialización en mercados, provocando que la gente se lleve o saqueen los nidos.

Los mamíferos más amenazados en el territorio michoacano son el puma, jaguar, ocelote, tigrillo y lince, asegura el investigador, lo que preocupa por estar en los niveles altos de las cadenas alimenticias. "Son los responsables de regular las poblaciones y cuando no hay estas especies, pues empiezan a crecer incontroladamente otros ejemplares que llegan a dañar el equilibrio ecológico que se encuentra en dicho ecosistema", explica.

De igual manera profundiza en los daños hechos a murciélagos e insectos polinizadores, mismos que aportan a la producción de frutos. "Algunos murciélagos ayudan a polinizar el agave y no hay otro insecto que lo pueda hacer. Luego no tenemos la consciencia del beneficio que nos otorgan".

Rio corriendo sobre piedras. Foto: Adid Jiménez | El Sol de Morelia

Rangel dice que en el 2018 las autoridades nacionales pausaron las acciones en pro de los animales, pero los michoacanos pueden aportar a mejorar las condiciones de la biodiversidad al no comprar especies silvestres, plantas o animales; evitar la contaminación, usando menos el automóvil; aprovechar de mejor manera los recursos energéticos, no desperdiciar el agua, separar los desechos y cualquier cosa que impacte de manera positiva en el cuidado de las especies.

Morelia, Michoacán.-Desde 1929, el 4 de octubre es el Día Mundial de los Animales por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal y en conmemoración de San Francisco de Asís, religioso que predicó amor por la naturaleza y el rechazo al maltrato animal, con lo que el Papa Juan Pablo II lo declaró Patrono de los Animales y de los Ecologistas, según la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Además de su relación con la cristiandad, es un día celebrado en el mundo, donde organizaciones e investigadores buscan cumplir con el objetivo principal: la conservación de las especies animales en el planeta. Sin embargo, para Michoacán no ha sido fácil, pues entre el 60 y 70 por ciento de sus especies corren algún grado de riesgo, señala Josué Rangel Díaz, catedrático e investigador de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

Te puede interesar: No es una playa, es el Lago de Pátzcuaro, hogar de caracoles de agua dulce

Puma. Foto: Archivo | El Sol de Morelia

Aunque se le ha catalogado como uno de los cinco estados megadiversos del país, por la gran cantidad de animales y plantas que habitan en él; anfibios, mamíferos, aves, reptiles y peces en la entidad son "amenazadas, sujetas a protección especial y otros que entran en la categoría de probablemente extintas en el medio silvestre", comparte Rangel.

Las actividades antropogénicas o antropomórficas, que son el crecimiento de la población, la demanda de más recursos para lograr sobrellevar la vida diaria; ocupar mayor territorio para la construcción de nuevas viviendas en áreas que deberían estar protegidas; la construcción de vías de comunicación, presas y servicios básicos como escuelas, entre otros. Igualmente, el cambio de uso de suelo, la cacería ilegal, el tráfico de especies y la contaminación es lo que repercute en la extinción de diversos ejemplares en el estado.

Árboles. | Foto: Adid Jiménez | El Sol de Morelia

Por ejemplo, los peces de agua dulce, como el pez blanco y la acúmara del lago de Pátzcuaro, se encuentran en grave peligro de extinción por el desabasto de agua ante la gran demandan del sector agropecuario, ganadería y agricultura, ocasionado principalmente por el cultivo de berries y aguacates.

También en estos cuerpos de agua se descargan los asentamientos humanos y los derivados de plantaciones agrícolas que traen fertilizantes y otros pesticidas que afectan a los lagos y matan a las especies que los residen.

Josué Rangel Díaz, catedrático e investigador de la UMSNH

Zirahuén, Cuitzeo y Zacapu pasan por la misma situación que impacta a los anfibios como ajolotes, sapos y ranas al transpirar los agentes contaminantes que caen en las aguas, perjudicando también a las aves como al pelícano borregón.

Lee también: ¿Sabías que el ajolote tiene un primo? Vive en Michoacán

Pelícano borregón en Michoacán / Foto: Adid Jiménez | El Sol de Morelia

Asimismo, guacamayas y pericos en Tierra Caliente y la Costa Michoacana son afectados por el tráfico, ante la alta demanda y comercialización en mercados, provocando que la gente se lleve o saqueen los nidos.

Los mamíferos más amenazados en el territorio michoacano son el puma, jaguar, ocelote, tigrillo y lince, asegura el investigador, lo que preocupa por estar en los niveles altos de las cadenas alimenticias. "Son los responsables de regular las poblaciones y cuando no hay estas especies, pues empiezan a crecer incontroladamente otros ejemplares que llegan a dañar el equilibrio ecológico que se encuentra en dicho ecosistema", explica.

De igual manera profundiza en los daños hechos a murciélagos e insectos polinizadores, mismos que aportan a la producción de frutos. "Algunos murciélagos ayudan a polinizar el agave y no hay otro insecto que lo pueda hacer. Luego no tenemos la consciencia del beneficio que nos otorgan".

Rio corriendo sobre piedras. Foto: Adid Jiménez | El Sol de Morelia

Rangel dice que en el 2018 las autoridades nacionales pausaron las acciones en pro de los animales, pero los michoacanos pueden aportar a mejorar las condiciones de la biodiversidad al no comprar especies silvestres, plantas o animales; evitar la contaminación, usando menos el automóvil; aprovechar de mejor manera los recursos energéticos, no desperdiciar el agua, separar los desechos y cualquier cosa que impacte de manera positiva en el cuidado de las especies.

frontpage

Ya están en Zamora las boletas para la elección del 2 de junio

Organización ciudadana llama a ciudadanos a votar y a candidatas que resulten ganadores a cumplir con sus promesas

Local

Habrá lluvias débiles en municipios de Michoacán

Las lluvias se registrarán en las zonas norte, oeste, centro y este de Michoacán

Local

Avanzan 60 por ciento obras de saneamiento del Río Duero

Se encuentran en su fase final los colectores de Ixtlán, Chilchota y Tangancícuaro y hay avance en planta tratadora de aguas de Zamora

Local

Cielo parcialmente nublado y ambiente caliente tendrá Zamora

Continúan las temperaturas de 37 grados centígrados en la región de Zamora por la tercera ola de calor

Local

Organizan campaña de esterilización de perros y gatos en Jacona

Será a bajo costo con el objetivo de beneficiar a los ciudadanos en situación vulnerable que quieran cuidar a sus mascotas

Local

Candidatos participan en el foro estudiantil “Votando Ando”

Los aspirantes a las presidencias municipales de Zamora y Jacona presentaron sus propuestas ante la comunidad educativa de la Univa