/ sábado 22 de febrero de 2020

Cruz Roja Mexicana, más que una institución de ayuda humanitaria

Alberga la esencia de quienes están listos para ayudar a su prójimo; este viernes 21 de enero celebró su 110 aniversario

Morelia, Mich. (OEM-Infomex).- La Cruz Roja Mexicana, Institución de Asistencia Privada, se fundó oficialmente por el Decreto Presidencial 401, promulgado por el entonces presidente de la República, el general Porfirio Díaz, el 21 de febrero de 1910, a petición de su fundadora, Luz González Cosío.

Luz González nació en Zacatecas en 1869, vivió su infancia a la llegada de la época porfirista y en el año de 1909, tras una terrible inundación que sufrió la ciudad de Monterrey en agosto de ese mismo año, ésta encabezó junto con su esposo, una brigada para el auxilio de los damnificados.

A razón de dicho acontecimiento y gracias a los nexos políticos de su padre, Manuel González Cosío, Luz urgió al presidente Porfirio Díaz a fundar la “Asociación Mexicana de la Cruz Roja”, el 1910, siendo reconocida por el Comité Internacional de la Cruz Roja el 23 de mayo de 1991 como sociedad nacional.

A lo largo de sus más de 100 años de historia, la Cruz Roja Mexicana ha estado presente en los momentos clave de la historia mexicana contemporánea, comenzando por el período de la Revolución Mexicana en 1910, pasando por los brotes epidémicos de tifoidea e influenza en Veracruz en 1913, dando asistencia a la víctimas de la erupción del volcán Paricutín en Michoacán en el año de 1943.

Asimismo, la Cruz Roja participó en el auxilio de jóvenes estudiantes posterior al ataque militar en la Plaza de las Tres Culturas en 1968, mientras que, en 1985 voluntarios y brigadistas se encargaron del rescate y atención de las víctimas del terremoto que azotó la Ciudad de México el 19 de septiembre.

En el auxilio de víctimas en situaciones de desastres naturales como el Huracán Paulina en 1997, el cual dejó damnificados en los estado de Oaxaca, Chiapas y Guerrero, así como asistencia humanitaria y colecta de víveres, tras la aparición del virus de la influenza AH1N1, en 2009.

Ante los sismos registrados el 7 y 19 de septiembre de 2017, en distintos estados del país, la Cruz Roja Mexicana trabajó en la búsqueda y rescate de personas atrapadas en los edificios, además del traslado y atención médica de los heridos, instalando centros de acopio para los damnificados en todos los estados de la República.

Creciendo y caminando de la mano con la historia de nuestro país, la Cruz Roja Mexicana celebró su 110 aniversario, este viernes 21 de enero, sin embargo, más allá de una institución de ayuda humanitaria, la Cruz Roja es la esencia de aquellas personas listas para ayudar a su prójimo.

En la delegación local de la Cruz Roja en la capital michoacana se concentran historias de quienes conforman esta noble labor.

En entrevista, Samanta Fernández Iturriaga, coordinadora local de captación de fondos, relató que ella comenzó su camino en la Cruz Roja de Morelia, por la inquietud de conocer y aprender lo básico en primeros auxilio y asistencia médica, al paso de su estancia como voluntaria, la ayuda humanitaria se convirtió en el motor principal de su vida hasta llegar a instalarse de lleno en la dependencia.

Todos los que estamos aquí llegamos por gusto, por curiosidad y algunos hasta por temas escolares, pero con el paso del tiempo, el amor y la pasión por nuestra tarea, es tan grande que al menos yo, decidí dedicarle mi vida

La trabajadora de planta, compartió cómo opera la Cruz Roja Morelia, la jerarquización de los puestos y los servicios que brindan desde hace más de 80 años. La institución llegó a Michoacán 29 años después de su fundación oficial el 22 de septiembre de 1939.

Esta institución de ayuda humanitaria se rige por un pequeño consejo directivo local de 11 personas, encabezado por la directora Laura Janeth López Cervantes, de ahí se deriva un equipo operativo para el área de socorros y capacitación, con un personal a sueldo no mayor a 15 personas, mientras que, el área de voluntarios opera con alrededor de 250 personas, dando su servicio de manera gratuita.

“La fortuna de la Cruz Roja es que quienes la conforman, son personas que de verdad quieren ayuda sin importar la manera, nosotros trabajamos casi en un 100 por ciento, con voluntarios en nuestras diferentes áreas operativas y eso nos permite tener una cobertura mucho más amplia”, acotó Samantha Fernández.

Los voluntarios se dividen en “Damas Voluntarias”, quienes dan auxilio a asilos y orfanatos, “Veteranos Voluntarios”, que son personas que llevan una trayectoria mayor a los 20 años de servicio en la institución y “Jóvenes Voluntarios” encargados de la atención a chicos, así como la enseñanza en temas de prevención sexual con menores de edad.

No obstante, ninguno de los voluntarios tiene la capacidad de atender una emergencia más allá del curso básico de primeros auxilios que se les imparte al unirse a la corporación, para poder atender urgencias médicas es necesario tomar un curso de técnico en urgencias, con una duración de un año de clases, más 100 horas servicio médico, convirtiendo a los estudiantes en paramédicos certificados por la Cruz Roja.

Tal es el caso de Luis Alberto Ramirez González, quien después de cinco años de ser voluntario en la dependencia, se decidió por tomar el curso de urgencias médicas y ahora no sólo funge como paramédico en situaciones de auxilio, sino que también imparte cursos de Respiración Cardio Pulmonar (RCP) a jóvenes voluntarios a su cargo.

“Yo empecé porque desde pequeño me daba mucha curiosidad el andar en la ambulancia, lo que hacían los paramédicos y no fue hasta los 20 años que me decidí, acomode mi trabajo y mi escuela, para poder dedicarle cuando menos mis ratos libres y ha sido la mejor decisión de mi vida”, aseguró.

Ahora, Luis Alberto apoya en el auxilio de las personas en necesidad, en los traslados a hospitales y atenciones inmediatas, ya que mencionó, la zona de atención básica dentro del complejo local, no es su mayor fuerte.

La Cruz Roja atiende de manera gratuita situaciones en las que la vida de una persona puede verse comprometida de cualquier manera, esto en el traslado, atención y curación de cualquier persona herida o enferma, mientras que los servicios sencillo, como consultas básicas tienen un costo que oscila entre los 20 pesos por una curación hasta los 600 pesos por un ultrasonido.

Las cuotas de la Cruz Roja son de recuperación, ya que al ser una institución de asistencia privada, no cuenta con subsidio de parte de ninguno de los tres niveles de gobierno, manteniéndose únicamente de las colectas anuales y los pagos que la ciudadanía realiza por sus servicios.

DATOS INTERESANTES

·En los sismos registrados el 7 y 19 de septiembre de 2017, en distintos estados del país, la Cruz Roja Mexicana trabajó en la búsqueda y rescate de personas atrapadas en los escombros

·La institución llegó a Michoacán 29 años después de su fundación oficial el 22 de septiembre de 1939.

·La Cruz Roja participó en el auxilio de jóvenes estudiantes posterior al ataque militar en la Plaza de las Tres Culturas en 1968.

·Dio asistencia a la víctimas de la erupción del volcán Paricutín en Michoacán en el año de 1943.

Morelia, Mich. (OEM-Infomex).- La Cruz Roja Mexicana, Institución de Asistencia Privada, se fundó oficialmente por el Decreto Presidencial 401, promulgado por el entonces presidente de la República, el general Porfirio Díaz, el 21 de febrero de 1910, a petición de su fundadora, Luz González Cosío.

Luz González nació en Zacatecas en 1869, vivió su infancia a la llegada de la época porfirista y en el año de 1909, tras una terrible inundación que sufrió la ciudad de Monterrey en agosto de ese mismo año, ésta encabezó junto con su esposo, una brigada para el auxilio de los damnificados.

A razón de dicho acontecimiento y gracias a los nexos políticos de su padre, Manuel González Cosío, Luz urgió al presidente Porfirio Díaz a fundar la “Asociación Mexicana de la Cruz Roja”, el 1910, siendo reconocida por el Comité Internacional de la Cruz Roja el 23 de mayo de 1991 como sociedad nacional.

A lo largo de sus más de 100 años de historia, la Cruz Roja Mexicana ha estado presente en los momentos clave de la historia mexicana contemporánea, comenzando por el período de la Revolución Mexicana en 1910, pasando por los brotes epidémicos de tifoidea e influenza en Veracruz en 1913, dando asistencia a la víctimas de la erupción del volcán Paricutín en Michoacán en el año de 1943.

Asimismo, la Cruz Roja participó en el auxilio de jóvenes estudiantes posterior al ataque militar en la Plaza de las Tres Culturas en 1968, mientras que, en 1985 voluntarios y brigadistas se encargaron del rescate y atención de las víctimas del terremoto que azotó la Ciudad de México el 19 de septiembre.

En el auxilio de víctimas en situaciones de desastres naturales como el Huracán Paulina en 1997, el cual dejó damnificados en los estado de Oaxaca, Chiapas y Guerrero, así como asistencia humanitaria y colecta de víveres, tras la aparición del virus de la influenza AH1N1, en 2009.

Ante los sismos registrados el 7 y 19 de septiembre de 2017, en distintos estados del país, la Cruz Roja Mexicana trabajó en la búsqueda y rescate de personas atrapadas en los edificios, además del traslado y atención médica de los heridos, instalando centros de acopio para los damnificados en todos los estados de la República.

Creciendo y caminando de la mano con la historia de nuestro país, la Cruz Roja Mexicana celebró su 110 aniversario, este viernes 21 de enero, sin embargo, más allá de una institución de ayuda humanitaria, la Cruz Roja es la esencia de aquellas personas listas para ayudar a su prójimo.

En la delegación local de la Cruz Roja en la capital michoacana se concentran historias de quienes conforman esta noble labor.

En entrevista, Samanta Fernández Iturriaga, coordinadora local de captación de fondos, relató que ella comenzó su camino en la Cruz Roja de Morelia, por la inquietud de conocer y aprender lo básico en primeros auxilio y asistencia médica, al paso de su estancia como voluntaria, la ayuda humanitaria se convirtió en el motor principal de su vida hasta llegar a instalarse de lleno en la dependencia.

Todos los que estamos aquí llegamos por gusto, por curiosidad y algunos hasta por temas escolares, pero con el paso del tiempo, el amor y la pasión por nuestra tarea, es tan grande que al menos yo, decidí dedicarle mi vida

La trabajadora de planta, compartió cómo opera la Cruz Roja Morelia, la jerarquización de los puestos y los servicios que brindan desde hace más de 80 años. La institución llegó a Michoacán 29 años después de su fundación oficial el 22 de septiembre de 1939.

Esta institución de ayuda humanitaria se rige por un pequeño consejo directivo local de 11 personas, encabezado por la directora Laura Janeth López Cervantes, de ahí se deriva un equipo operativo para el área de socorros y capacitación, con un personal a sueldo no mayor a 15 personas, mientras que, el área de voluntarios opera con alrededor de 250 personas, dando su servicio de manera gratuita.

“La fortuna de la Cruz Roja es que quienes la conforman, son personas que de verdad quieren ayuda sin importar la manera, nosotros trabajamos casi en un 100 por ciento, con voluntarios en nuestras diferentes áreas operativas y eso nos permite tener una cobertura mucho más amplia”, acotó Samantha Fernández.

Los voluntarios se dividen en “Damas Voluntarias”, quienes dan auxilio a asilos y orfanatos, “Veteranos Voluntarios”, que son personas que llevan una trayectoria mayor a los 20 años de servicio en la institución y “Jóvenes Voluntarios” encargados de la atención a chicos, así como la enseñanza en temas de prevención sexual con menores de edad.

No obstante, ninguno de los voluntarios tiene la capacidad de atender una emergencia más allá del curso básico de primeros auxilios que se les imparte al unirse a la corporación, para poder atender urgencias médicas es necesario tomar un curso de técnico en urgencias, con una duración de un año de clases, más 100 horas servicio médico, convirtiendo a los estudiantes en paramédicos certificados por la Cruz Roja.

Tal es el caso de Luis Alberto Ramirez González, quien después de cinco años de ser voluntario en la dependencia, se decidió por tomar el curso de urgencias médicas y ahora no sólo funge como paramédico en situaciones de auxilio, sino que también imparte cursos de Respiración Cardio Pulmonar (RCP) a jóvenes voluntarios a su cargo.

“Yo empecé porque desde pequeño me daba mucha curiosidad el andar en la ambulancia, lo que hacían los paramédicos y no fue hasta los 20 años que me decidí, acomode mi trabajo y mi escuela, para poder dedicarle cuando menos mis ratos libres y ha sido la mejor decisión de mi vida”, aseguró.

Ahora, Luis Alberto apoya en el auxilio de las personas en necesidad, en los traslados a hospitales y atenciones inmediatas, ya que mencionó, la zona de atención básica dentro del complejo local, no es su mayor fuerte.

La Cruz Roja atiende de manera gratuita situaciones en las que la vida de una persona puede verse comprometida de cualquier manera, esto en el traslado, atención y curación de cualquier persona herida o enferma, mientras que los servicios sencillo, como consultas básicas tienen un costo que oscila entre los 20 pesos por una curación hasta los 600 pesos por un ultrasonido.

Las cuotas de la Cruz Roja son de recuperación, ya que al ser una institución de asistencia privada, no cuenta con subsidio de parte de ninguno de los tres niveles de gobierno, manteniéndose únicamente de las colectas anuales y los pagos que la ciudadanía realiza por sus servicios.

DATOS INTERESANTES

·En los sismos registrados el 7 y 19 de septiembre de 2017, en distintos estados del país, la Cruz Roja Mexicana trabajó en la búsqueda y rescate de personas atrapadas en los escombros

·La institución llegó a Michoacán 29 años después de su fundación oficial el 22 de septiembre de 1939.

·La Cruz Roja participó en el auxilio de jóvenes estudiantes posterior al ataque militar en la Plaza de las Tres Culturas en 1968.

·Dio asistencia a la víctimas de la erupción del volcán Paricutín en Michoacán en el año de 1943.

Local

Anuncian en Zamora el programa “Borrón y cuenta nueva” en pago predial

Para adquirir este beneficio deben de presentar una solicitud con el número de predio dirigido al presidente municipal o a Tesorería

Local

Ayuntamiento de Zamora cierra comercios no esenciales

Los establecimientos que no acaten las indicaciones podrían perder hasta sus licencias

Local

A juicio del presidente de la Mesa Directiva, hay motivos para que diputados sesionen

Existen propuestas de asignación de presupuesto por parte del Poder Legislativo para la contingencia por el Covid-19, e incluso reasignación del destino de la deuda contratada, por el mismo motivo

Local

Reportan quinta muerte por Covid-19 en Michoacán; van 36 confirmados

La entidad tiene hasta el momento cinco defunciones, tres en Morelia y dos en Lázaro Cárdenas

Local

Anuncian en Zamora el programa “Borrón y cuenta nueva” en pago predial

Para adquirir este beneficio deben de presentar una solicitud con el número de predio dirigido al presidente municipal o a Tesorería

Local

Ayuntamiento de Zamora cierra comercios no esenciales

Los establecimientos que no acaten las indicaciones podrían perder hasta sus licencias

Local

ITM repara respiradores artificiales del IMSS

La institución educativa está aportando herramientas que ya posee para apoyar ante la pandemia mundial por coronavirus

Sociedad

Intentan quemar hospital destinado a Covid-19 en Sabinas Hidalgo, NL

El hospital se encuentra en construcción desde el 2014 y es de los que se habían quedado rezagados

Local

A juicio del presidente de la Mesa Directiva, hay motivos para que diputados sesionen

Existen propuestas de asignación de presupuesto por parte del Poder Legislativo para la contingencia por el Covid-19, e incluso reasignación del destino de la deuda contratada, por el mismo motivo