/ viernes 18 de octubre de 2019

Sebastián Córdova, la nueva joya Águila que brilla

El canterano azulcrema vive un gran presente con América y apunta a ser la próxima exportación a Europa

Cuando se piensa en las figuras de un club como América, puede que lo primero que traiga a la mente sea a grandes figuras extranjeras. Argentinos, brasileños, chilenos, toda una variedad de futbolistas foráneos que han desfilado por el Nido y dejaron su huella particular.

Sin embargo, existe un selecto grupo de jugadores que se hicieron en Coapa, triunfaron y se inmortalizaron en dicha institución, ya sea para terminar ahí su carrera o bien, dar el salto al futbol del viejo continente.

Hoy, el turno de brillar es para Sebastián Córdova, un joven de 22 años que tuvo que dejar muy joven su natal Aguascalientes y llegar a la capital con la firme convicción de ver cristalizado su sueño, mismo que hoy vive intensamente en este club.

“Estoy muy feliz y agradecido por todas las oportunidades que me han dado. Todo comenzó a los 14 años que me vine para acá. Estuve en Sub-15 y Sub-17 con América; me tocó ir a Oaxaca seis meses, regresé, fui a Necaxa otros seis meses y luego volví a América. Soy muy feliz”, confesó sonriente durante una amena charla con ESTO.

Cuando Córdova echa el tiempo atrás y recuerda como inició todo, se le mira satisfecho, convencido de que cada paso dado tuvo una razón de ser y que aceptar la propuesta que Jesús Ramírez le hizo fue lo mejor que le pudo pasar en la vida.

“Fue en unas visorias que se llamaban ‘El Campo de los Sueños’ de la Liga BBVA. Ahí fue Chucho Ramírez, él era el visor. Fueron a Aguascalientes, ahí me vio, me pidió mis datos; después de un mes me habló, no me tocó ir a una gira por España, pero me dijo que si quería jugar en América y le dije que obviamente sí. Así fue como llegué a la capital desde los 14 años”, rememoró.

Para un jovencito de su edad no era una determinación sencilla dejar todo para mudarse a la Ciudad de México y luchar por sus objetivos. Atrás quedarían los amigos, la escuela y su propia familia, la cual Sebastián reveló que no fue un impedimento para mudarse, por el contrario, siempre le brindaron el apoyo necesario.

Los azares del destino le pintaron el camino a Sebastián Córdova de diferentes tonos. Por un momento, el rojo y blanco de Necaxa apareció en su sendero, pero al final, el azulcrema terminó por imponerse

Cuando se piensa en las figuras de un club como América, puede que lo primero que traiga a la mente sea a grandes figuras extranjeras. Argentinos, brasileños, chilenos, toda una variedad de futbolistas foráneos que han desfilado por el Nido y dejaron su huella particular.

Sin embargo, existe un selecto grupo de jugadores que se hicieron en Coapa, triunfaron y se inmortalizaron en dicha institución, ya sea para terminar ahí su carrera o bien, dar el salto al futbol del viejo continente.

Hoy, el turno de brillar es para Sebastián Córdova, un joven de 22 años que tuvo que dejar muy joven su natal Aguascalientes y llegar a la capital con la firme convicción de ver cristalizado su sueño, mismo que hoy vive intensamente en este club.

“Estoy muy feliz y agradecido por todas las oportunidades que me han dado. Todo comenzó a los 14 años que me vine para acá. Estuve en Sub-15 y Sub-17 con América; me tocó ir a Oaxaca seis meses, regresé, fui a Necaxa otros seis meses y luego volví a América. Soy muy feliz”, confesó sonriente durante una amena charla con ESTO.

Cuando Córdova echa el tiempo atrás y recuerda como inició todo, se le mira satisfecho, convencido de que cada paso dado tuvo una razón de ser y que aceptar la propuesta que Jesús Ramírez le hizo fue lo mejor que le pudo pasar en la vida.

“Fue en unas visorias que se llamaban ‘El Campo de los Sueños’ de la Liga BBVA. Ahí fue Chucho Ramírez, él era el visor. Fueron a Aguascalientes, ahí me vio, me pidió mis datos; después de un mes me habló, no me tocó ir a una gira por España, pero me dijo que si quería jugar en América y le dije que obviamente sí. Así fue como llegué a la capital desde los 14 años”, rememoró.

Para un jovencito de su edad no era una determinación sencilla dejar todo para mudarse a la Ciudad de México y luchar por sus objetivos. Atrás quedarían los amigos, la escuela y su propia familia, la cual Sebastián reveló que no fue un impedimento para mudarse, por el contrario, siempre le brindaron el apoyo necesario.

Los azares del destino le pintaron el camino a Sebastián Córdova de diferentes tonos. Por un momento, el rojo y blanco de Necaxa apareció en su sendero, pero al final, el azulcrema terminó por imponerse

Local

Abogado, una profesión estigmatizada: Héctor Chávez

Por estar ligada a la administración de la justicia, cualquier acción antiética causa enojo social, dijo el director de Derecho de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

Policiaca

Detienen a cuatro hombres mientras realizaban fiesta en Copándaro

Los elementos de seguridad trasladaron a los detenidos a barandillas Municipal

Deportes

Aguacateros recluta a Facundo Piñero

El argentino viene de militar en el Instituto de Córdoba

Local

Información falsa frena fumigaciones contra dengue

Ciudadanos niegan al personal el acceso a sus viviendas porque aseguran que esparcen el virus

OMG!

Karol G da positivo a Covid-19 en prueba que se hizo junto a Anuel

"Ella se está sintiendo bastante mal", informó una fuente que pidió no ser identificada

Mundo

Por pandemia, 10 millones de niños podrían no regresar a la escuela: Save the Children

Unos mil 600 millones de alumnos de universidad tuvieron que abandonar las clases por causa de la pandemia

Futbol

El VAR también tendrá nueva normalidad en la Liga MX

También los árbitros tendrán que adaptarse a las nuevas medidas sanitarias en el balompié mexicano

Gossip

"Down to Earth”, la nueva serie de Netflix donde Zac Efron se vuelve trotamundos

El actor es el protagonista de la nueva serie documental que recorre vario destinos alrededor del mundo

Salud

Veneno de caracol marino podría combatir alzheimer y parkinson

Investigadores de la UNAM planean diseñar farmacos para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas y el dolor crónico