/ martes 1 de diciembre de 2020

Cristina Rivera Garza: Voces migrantes deben llegar lejos

La escritora Cristina Rivera Garza presentó su más reciente novela Autobiografía del algodón

Las políticas que ha emprendido Estados Unidos en contra del crimen organizado y en contra de los desplazamientos que han hecho que la migración sea una de las tragedias fundamentales de nuestro tiempo, sobre todo para la región de México y Centroamérica, asegura en entrevista la escritora mexicana Cristina Rivera Garza, con motivo de la publicación de su más reciente novela, Autobiografía del algodón (2020), editada por Literatura Random House.

Con una narrativa que se teje a partir de sus antepasados que se desplazaron por el norte del país y algunas zonas de Estados Unidos, la también académica de la Universidad de Houston sostiene que las caravanas de migrantes siempre han ido acompañadas de historias hambre, pobreza y abandono, situaciones que ahora se agravan con la presencia de los cárteles de la droga, quienes han hallado un botín de oro en los pasos fronterizos, donde se cometen delitos que van desde el secuestro o la extorsión hasta la trata.


“Los pueblos de Tamaulipas de los que yo hablo en mi libro son ahora los pueblos destrozados por la mal llamada guerra contra el narco. En mi novela argumento un poco de dónde vienen la violencia y la saña, que al final continúan explotando estas áreas, donde además existe una sobre explotación histórica de recursos naturales, porque se nos ha hecho creer que son regiones semidesérticas de escasez, cuando en realidad son zonas bastante ricas”, dice la autora, quien también utiliza El luto humano (1943), novela de José Revueltas, como hilo conductor para contar la historia de estos campos de algodón de Tamaulipas donde sucedieron tantas cosas, pero por alguna razón no tuvieron la oportunidad de ser contadas.

Rivera Garza, que presentó su obra en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2020 —que por primera vez se lleva a cabo de manera virtual debido a la pandemia—, habla sobre “las lamentables” políticas migratorias que ha emprendido el gobierno estadounidense contra los migrantes latinoamericanos.

“En los últimos cuatro años se han sacado a la luz las peores y más crueles formas de la política migratoria de Estados Unidos. No es que no hayan existido antes, no es que la deportación no existiera antes, pero francamente estos cuatro años han sido de terror, en los que hemos visto cosas trágicas que no tienen sentido ni siquiera a nivel económico. Yo creo que los nuevos gobiernos (estadounidenses) deben poner más atención en diseñar una política más humanitaria hacia un fenómeno que va a seguir sucediendo, que es la migración”.

Aunque en los últimos 20 años se han escrito miles de libros, reportajes o documentales que intentan concientizar sobre el fenómeno de la migración en todo el mundo, el problema, lejos de reducirse, muestra una franca tendencia al alza.

Al menos 810 personas murieron en 2019 por cruzar desiertos, ríos y áreas remotas de las diferentes rutas migratorias del continente americano, con lo cual ese año se convirtió en el más letal desde 2014, según la Organización Internacional de las Migraciones. “Estamos hablando de procesos de expulsión. La migración es el fenómeno que explica a lo que se ven obligados los más desposeídos".

Las políticas que ha emprendido Estados Unidos en contra del crimen organizado y en contra de los desplazamientos que han hecho que la migración sea una de las tragedias fundamentales de nuestro tiempo, sobre todo para la región de México y Centroamérica, asegura en entrevista la escritora mexicana Cristina Rivera Garza, con motivo de la publicación de su más reciente novela, Autobiografía del algodón (2020), editada por Literatura Random House.

Con una narrativa que se teje a partir de sus antepasados que se desplazaron por el norte del país y algunas zonas de Estados Unidos, la también académica de la Universidad de Houston sostiene que las caravanas de migrantes siempre han ido acompañadas de historias hambre, pobreza y abandono, situaciones que ahora se agravan con la presencia de los cárteles de la droga, quienes han hallado un botín de oro en los pasos fronterizos, donde se cometen delitos que van desde el secuestro o la extorsión hasta la trata.


“Los pueblos de Tamaulipas de los que yo hablo en mi libro son ahora los pueblos destrozados por la mal llamada guerra contra el narco. En mi novela argumento un poco de dónde vienen la violencia y la saña, que al final continúan explotando estas áreas, donde además existe una sobre explotación histórica de recursos naturales, porque se nos ha hecho creer que son regiones semidesérticas de escasez, cuando en realidad son zonas bastante ricas”, dice la autora, quien también utiliza El luto humano (1943), novela de José Revueltas, como hilo conductor para contar la historia de estos campos de algodón de Tamaulipas donde sucedieron tantas cosas, pero por alguna razón no tuvieron la oportunidad de ser contadas.

Rivera Garza, que presentó su obra en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2020 —que por primera vez se lleva a cabo de manera virtual debido a la pandemia—, habla sobre “las lamentables” políticas migratorias que ha emprendido el gobierno estadounidense contra los migrantes latinoamericanos.

“En los últimos cuatro años se han sacado a la luz las peores y más crueles formas de la política migratoria de Estados Unidos. No es que no hayan existido antes, no es que la deportación no existiera antes, pero francamente estos cuatro años han sido de terror, en los que hemos visto cosas trágicas que no tienen sentido ni siquiera a nivel económico. Yo creo que los nuevos gobiernos (estadounidenses) deben poner más atención en diseñar una política más humanitaria hacia un fenómeno que va a seguir sucediendo, que es la migración”.

Aunque en los últimos 20 años se han escrito miles de libros, reportajes o documentales que intentan concientizar sobre el fenómeno de la migración en todo el mundo, el problema, lejos de reducirse, muestra una franca tendencia al alza.

Al menos 810 personas murieron en 2019 por cruzar desiertos, ríos y áreas remotas de las diferentes rutas migratorias del continente americano, con lo cual ese año se convirtió en el más letal desde 2014, según la Organización Internacional de las Migraciones. “Estamos hablando de procesos de expulsión. La migración es el fenómeno que explica a lo que se ven obligados los más desposeídos".

Local

Más de 600 contagiados de Covid-19 en lo que va de junio

En 17 días Michoacán registró además 95 fallecimientos: Secretaría de Salud

Local

Diputada usó a comunidad LGBT para reelegirse

Brenda Fraga se postuló al Congreso usando la acción afirmativa del grupo vulnerable lésbico-gay, aunque nunca ha legislado a favor de la comunidad

Municipios

Pobladores de Tierra Caliente son obligados a formar “autodefensas”

Miembros de Cárteles Unidos amenazan a los habitantes de las comunidades con despojarlos de sus propiedades

Sociedad

Aumentaron en 2020 los refugiados en México de Honduras, El Salvador y Guatemala

Las niñas y niños menores de 18 años representan el 42 por ciento de todas las personas desplazadas forzosas

Sociedad

Próximo ciclo escolar arranca el 30 de agosto

Previamente las escuelas realizarán un diagnóstico de aprendizaje para identificar quienes las abandonaron

Finanzas

Seis empresas participan en licitación para cajeros del Banbien

El Ejército repitió la licitación porque las empresas no cumplieron requisitos técnicos

Mundo

Casos de Covid aumentan entre jóvenes en Inglaterra

Aumenta de forma brusca e Inglaterra reporta su mayor alza diaria del año; Francia, sin cubrebocas

Gossip

Hay Festival busca abrir la conversación en actividades presenciales

El evento reafirma su compromiso con la difusión de la cultura y la literatura, a través de una edición híbrida, y preparan libro de memorias

Gossip

Redefinen rol de las mujeres skates en serie Betty

El colectivo femenil Skate Kitchen continúa su lucha contra los estereotipos y presentan la segunda temporada de su serie Betty