imagotipo

México está en un proceso descivilizatorio: Héctor Aguilar Camín

  • Por Miguel Reyes Razo
  • en Sociedad

“¡Yo soy mi Mecenas!” -reveló Héctor Aguilar Camín apenas asomó el tema de su creación literaria. “¡Yo no puedo vivir de la venta de mis muchos libros! ¡Yo vivo de mi trabajo en los medios! Si no hago ese trabajo no tengo para vivir. El de los medios es el trabajo mejor pagado. Me quita menos tiempo. Lo tengo por bien empleado. Yo no tengo patrimonio…”

­—¿Disfruta usted de  alguna beca?

—Una vez tuve la Guggenheim. Nunca más. La verdad -dijo y reveló fastidio-  a mi nunca me dio por ahí.

He trabajado siempre. Ángeles sí vende mucho. A mí, los lectores no me han bendecido. Mi familia no es mi carga. Yo tengo que mantenerme…

— Sin embargo en su novela Adiós a los padres usted transmite cierto desencanto algo de desilusión tras su vida en las redacciones de periódicos… -planteó el reportero.

Héctor Aguilar Camín se apresuró a explicar:

—El medio publicitario… El de los ejecutivos de los medios. Ese apartado no me gustó. Sí, estudié Ciencias y Técnicas de la Información en la Universidad Iberoamericana. Viví nuestro medio en Unomásuno, en La Jornada.

Derivé hacia el periodismo cultural. Fundé y soy el editor de Nexos. Escribo en Milenio. Me ocupo de la Cosa Pública. Sí. Eso es: Soy escritor de la Cosa Pública. Así me gano la vida. En la televisión. En el periódico. De eso vivo”.

Ágil en respuestas y empleo de su tiempo, Héctor Aguilar Camín esgrime en su amplio, ordenado, cómodo estudio. Rayos de sol se extinguen sobre su mesa de trabajo tras penetrar la delicada y muy hermosa copa de la  sequoia que vivirá -al menos- un centenar de años. También suman cientos los libros bien ordenados  en  herméticos estantes. Fotografías de sus antepasados lo rodean. Invita tazas de café fuerte. Metido en cómodo pantalón de pana va hacia la cinemas-cópica pantalla de su computadora. Ahí escucha:

—¿Conserva trato, amistad con políticos que trató intensamente en el pasado? -indagó el reportero.

—No tengo relación frecuente con ninguno. Creo que existe una buena relación. Pero no nos necesitamos. No es amistosa. Ni de trabajo. No nos frecuentamos. Encuentros fortuitos. Los que da la casualidad. Pero no existe un trato continuo”.

—¿Qué escribe hoy?

—Una obra que bauticé Pasaje de ida. Surge a partir de una extensa entrevista  que me hicieron dos jóvenes. Luciano Concheiro y Ana Sofía. Pasaje de ida recorre mi vida. Arranca en Chetumal y termina hoy. Revisión de mi papel de observador de la vida pública de México.

En rigor no tengo en la mochila ningún proyecto de novela. Tengo varias abandonadas.

El año 2018 haré ajustes a mi trabajo. Daré más tiempo a la Literatura. Hoy unas tres horas al día.

Nexos va muy bien. Sólida en lo editorial y en sus ingresos y en sus gastos. Goza buena salud económica. Pero no es negocio. Nexos sale tablas. Nunca se le vio como negocio. Cumple -eso sí- su tarea generacional . Es cosa que admira el desarrollo de su versión electrónica. Fenomenal es su crecimiento. Sitio que crece al 30/40% anual. Mi sensatez me aconseja no meterme ahí.

Mi preocupación es que Nexos funcione bien sin mí. Que ya no me necesite.

Y varió el tema.

—¿Qué le parece? El nuevo director general del Instituto Politécnico Nacional toma posesión en privado. En secreto, casi -propuso el entrevistador.

—Era de esperarse -opinó Héctor Aguilar Camín-. El Politécnico Nacional está muy alebrestado. Responsabilidad del secretario de Gobernación. Miguel Ángel Osorio Chong. Él actuó al revés. Salió en mangas de camisa a hablar con los estudiantes y sin más les propuso: Les concedemos lo que pidan. Levanten el paro. Así. Sin más.

Le tomaron la medida. Se lo engulleron. ¿Así que ya ganamos? Pues ahora vamos a pensar cuándo y cómo y a qué hora levantamos nuestro movimiento. De suerte que los que habían echado de mala -y muy equivocada- manera a Yoloxóchitl se transformaron por obra y gracia del secretario Osorio Chong en factor de gobierno del Politécnico. Saben cómo agitar al Instituto.

De suerte que en la ceremonia de toma de posesión hacen acto de presencia para agitar. Echársele encima al nuevo director.

Y entonces se produce la “mala nota informativa”. Los periódicos destacarán gritos de inconformidad. Gestos amenazantes. Anuncios de malos tiempos por venir. Nadie reparará en logros y éxitos. En personalidad.

Momento que me recuerda lo que ocurre con el Congreso. El Presidente de la República no puede entrar al Palacio Legislativo. Si lo intenta lo insultarían. La primera víctima de esa actitud de los diputados federales fue Vicente Fox. El propició esa debacle. Recuerde: Fox en días de diputado federal se burlaba, se lucía colocándose orejas de burro. Mofa del sitio, cargo, función. Y fue el primero en pagar esos dislates. “¡Aquí no entras!” Pagó Fox lo que él inició.

Yo no sé si exista una iniciativa que anule la situación actual. Para devolver los gestos de consideración, respeto, urbanidad política a ese trato. Tal parece que ya nos acostumbramos a la anormalidad.

—¿A la anormalidad, dice usted doctor Aguilar Camín?

—Ocurre en los medios de información que hoy ganan mucho dinero. …¡Y realizan muy escaso trabajo! Sin responsabilidad. Quizá sea un problema de educación pública. Hoy se oye de riña. También  de molestia y de queja…

Pero no oye el logro. No se escucha la mejora. Los medios -óigame  bien- no informamos la realidad del país. Y lo pongo en primera persona: No, no informamos. ¡O no importa!

Ya se sabe que las buenas noticias no son noticia. Privan -ganan- las malas noticias. Es problema del mundo: Hoy se piensa que vivimos el peor mundo de todos los tiempos. Pues vivimos en terror, violencia, ruptura…Eso está en la mente del mundo.

Y es completamente falso -concluyó en tono y gesto triunfante el escritor Aguilar Camín-. La verdad es que atravesamos la época más pacífica de la Historia del Mundo.

“En los últimos 40 años la violencia global de la especie humana ha descendido. ¿No lo cree? ¿Le parece imposible?”

Crea instante de incertidumbre; de profunda curiosidad. ¿Duda? ¿Escepticismo? ¿Tomadura de pelo? Difícil en Héctor Aguilar Camín, quien desde sus días de cronista de la campaña presidencial de Miguel de la Madrid -1981/1982- agotaba entrevistados, repasaba anotaciones, comprobaba cargos y rangos. Ahora en la amplísima pantalla y en los anaqueles de la biblioteca estaba el apoyo a sus aseveraciones. Pilares de su argumento.

—Steven Pinker -alegó al tiempo que sostenía ante los ojos del reportero un grueso volumen- escribió esta obra. The better angels of our nature. Why violence has declined? Título que procede de un fragmento del discurso que el presidente Abraham Lincoln pronunció tras la Batalla de Gettysburg. De esta obra se desprende que “Nunca hemos vivido época más pacífica y civilizada que la presente”.

Estudioso que disfruta jubiloso lo que le proporciona cada día. Sus 4 nietos. Sus tres hijos. Su mujer la escritora Ángeles Mastretta. Su amplia familia. Su nutrida mesa. Pulsar -día con día- en México y en el mundo.

—¿Cómo ve a México, doctor Aguilar Camín?

—México se halla en un proceso inverso. En uno que podría llamar “des-ci-vi-li-za-to-rio”.

Nunca vivió este país tanta violencia. Alcanza tal magnitud -esa violencia- que ya se refleja en la esperanza de vida de los mexicanos. Descenderá en un 1 por ciento esa perspectiva de existencia. Afecta a los hombres que van de los 15 a los 75. Se ceba en la franja de los 15 a los 44 años. Recuerdo que en el año 2002 publiqué que el homicidio en varones que se ubicaban entre los 15 y los 44 resultaba ser la quinta causa de muerte en México. Hoy es la primera.

Y con todo y esas estadísticas, México se encuentra en la tasa de 22 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Brasil llega a 30. Colombia a 40. Venezuela 70.

América Latina es el continente más violento del mundo…

Pero, -atajó Aguilar Camín- el mundo se halla en un proceso de reducción de la violencia. Tal vez no se crea. Pero las cifras …Por lo bélico y la muerte de la gente en grandes batallas.

Veamos: ¿Qué es lo que sucede? Todo es más visible que nunca. El ataque a las Torres Gemelas conmovió al mundo entero. Pero únicamente ocurrió ahí. En Nueva York.

Lo cierto es que hoy  hay más muertos en Estados Unidos por armas de fuego  que todos los norteamericanos muertos  en las guerras que ese país ha sostenido fuera de su propio territorio.

La violencia absorbe la atención del escritor. Autor de Morir en el Golfo novela que refiere clima y tensión y acción violenta de un líder -cuyo perfil delineaba al fallecido Joaquín Hernández Galicia -apodado La Quina- no se guía por la nota roja. Estadísticas. Comportamientos. Hechos.

—Hay ocho mil armerías  estadounidenses en la frontera sur de ese país. Su linde con México. Crece el flujo de armas hacia nuestro país. Mis estudios me dicen que hoy los jóvenes que andan entre los 15 y los 19 tienen -por desgracia- más posibilidades de morir de un balazo que en un choque de automóvil.

La Violencia. Ya en los años 30 del siglo XX, el índice de homicidios en México era de 44 por cada cien mil habitantes. Era la postrevolución. Comparo de aquel México violento con el de hoy. En 2007 ocurrían 8 por cada cien mil. En este año 2017 estamos en 22 por cada cien mil.

Esto se debe -estableció Héctor Aguilar Camín- a la guerra contra el crimen organizado. Y también se lo debemos a la absoluta ineficiencia del presidente Enrique Peña Nieto en Seguridad Pública. La violencia conoce notable repunte.

El 2011 fue el peor año de Felipe Calderón en esta materia. 2017 es peor que aquel.

Este, estos hechos deben escandalizar a nuestra sociedad. Y tal parece que no tienen efecto. Sucesos tan terribles parecen adquirir tonos de normalidad. ¡Y no! ¡Y no! Esto es absolutamente anormal. Anormal.

Y los medios no se escandalizan con todo esto. Se dedican a reseñar pleitos de políticos.

Todo esto repercute en la sociedad -sentenció Aguilar Camín-. Se respira hoy aquí un estado de malestar. De hartazgo. Se palpa su desconfianza en las instituciones. ¡Hasta ira! Pues se contempla sin camino. Lo que produce frustración  y desencanto. Y fomenta una suerte de ceguera ante lo que sí sirve.

Y en ese sentido los medios no son mensajeros de la realidad. La sesgan. La reseñan lo menos posible.

—Se afirma que las universidades mexicanas entregan al mundo cada año cien mil ingenieros de las más diversas especialidades. ¿Qué dan esos profesionales a México?

—Tengo para mí que esa afirmación la hizo Felipe Calderón. Quizá habría que revisarla. Y mejor nos iría si nos preguntamos dónde está la productividad de nuestro país. Y de inmediato daríamos la respuesta. Esta: Está en el México Exportador. En el NAFTA. Evidente. Notable en el Occidente y Norte de México.

Existen estados en esos límites cuyo crecimiento económico va del 5 hasta el 8, 9 y 10 por ciento. Son Nuevo León, Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco. No, Jalisco, no. Guadalajara sí. San Luis Potosí. Ahí hay un México próspero y productivo; moderno. México NAFTA.

Y están Oaxaca, Chiapas, Guerrero parte de Michoacán. ¡Van para atrás! Quintana Roo creció al 5 por ciento a pesar de la corrupción de sus gobiernos en 20 años. ¿Qué falta en el México productivo y próspero? ¡Faltan buenos salarios! ¿Empleo? Sí; pero con buenos salarios. Henry Ford era criticado por pagar buenos sueldos a sus obreros. “Por qué lo hace?”, le preguntaron sus competidores. Y Ford replicó: “Porque yo quiero que ese obrero pueda comprarme un automóvil”. Tema que no está en la cabeza de los hombres de negocios.

A decir verdad, el nuestro es hoy un país menos pobre, pero más desigual. Recuerdo que en los años 60 yo estudiaba en la Universidad Iberoamericana. Ahí estaban también los hijos de Carlos Trouyet en aquel entonces el hombre más rico de México. Lo mismo había ocurrido cuando estudiamos en el Colegio Patria. Puedo decir que la diferencia de la vida de los Trouyet y la mía era notable. Ellos tan ricos. Yo de una clase media naufragante. Pues la diferencia era notable. Mas no de otro planeta.

Si se ve al país -su desarrollo- estado por estado se verá que mucho influye su proximidad con Estados Unidos. Su acceso. Tiene que ver con orden político y económico. Y también -contrastó Aguilar Camín- se percibe el efecto de la falta de grandes proyectos. Esos que hacen desarrollo. Proyectos como el que hizo Cancún.

El desarrollo llega con infraestructura. Con traslado de tecnología. Con oportunidades de inversión. Y con pro-yec-tos.

—¿Le entrará la Iniciativa Privada a ese proyecto?

—Le entrarán… Le van a entrar…

Urgió: Ya vámonos a comer. Ángeles quiere el “Arturo’s”. ¿Estará abierto? Vámonos -decidió en un tris Héctor Aguilar Camín.

Aplicadas, 30 mil vacunas contra la influenza: JZM

Aplicadas, 30 mil vacunas contra la influenza: JZM

Población ha respondido al llamado para inmunizarse

Alejandro Becerra

local

Fundación MAS refrenda ayuda

Fundación MAS refrenda ayuda

Ha servido por más de mil días en colonias vulnerables

Exhortan a cuidar el aguinaldo

Exhortan a cuidar el aguinaldo

Invita Martín Trujillo a realizar gastos con responsabilidad

Realizan feria de mercadotecnia

Realizan feria de mercadotecnia

Alumnos del ITESZ presentaron proyectos vanguardistas

En 2017 impartió la CEDH 65 cursos de capacitación

En 2017 impartió la CEDH 65 cursos de capacitación

El objetivo fue fortalecer el respeto a los derechos humanos

Supervisa SAPAZ  obra en red de agua

Supervisa SAPAZ obra en red de agua

Introducción de red de agua potable para la secundaria de El Llano

destacados

Norte del país estará bajo la nieve por tormenta invernal

Norte del país estará bajo la nieve por tormenta invernal

Según el meteorológico nacional habrá se esperan lluvias y nevadas en Sonora, Chihuahua y Durango

Putin agradece a Trump por información que evitó atentado en Rusia

Putin agradece a Trump por información que evitó atentado en Rusia

La información brindada por la CIA ayudó a dar con la pista, encontrar y detener a un grupo de terroristas que preparaban explosiones en la catedral de Kazán de San Petersburgo

CNDH alista ‘acción de inconstitucionalidad’ contra Ley de Seguridad

CNDH alista ‘acción de inconstitucionalidad’ contra Ley de Seguridad

La Comisión considera que esta ley genera la posibilidad de que se vulneren derechos y libertades básicas

Cero tolerancia contra quienes agredan a las mujeres: Meade

Cero tolerancia contra quienes agredan a las mujeres: Meade

En Atipazán, el precandidato fue arropado por las mujeres priístas de esta zona del Edomex

Kamikazes yihadistas atacan iglesia en Pakistán; hay al menos ocho muertos

Kamikazes yihadistas atacan iglesia en Pakistán; hay al menos ocho muertos

Dos hombres suicidas aparecieron provistos de granadas y chalecos explosivos