imagotipo

Tres accidentes aéreos en 6 años en Veracruz

  • Diario de Xalapa
  • en República

En los últimos seis años se han registrado en la región tres accidentes aéreos con un saldo de 20 personas muertas.

El último se registró el pasado 20 de diciembre, al desaparecer del radar del aeropuerto de Canticas la avioneta Cessna 210, perteneciente a la empresa Promessa, procedente de Mérida, Yucatán, que con destino al puerto de Veracruz solicitaba aterrizaje de emergencia debido a las condiciones climatológicas imperantes con rachas de viento de 100 kilómetros por hora.

En la aeronave viajaban cuatro personas, Rodolfo García y Jorge Torres, piloto y copiloto y los pasajeros Javier Caballero Rodríguez y Trinidad Aldama, ejecutivos de la citada empresa especializada en insumos industriales y eléctricos que pretendían cerrar un trato comercial.

Hallan cuerpo que sería de tripulante de avioneta

En 2010 una avioneta con ejecutivos de Coppel dejó 8 muertos. En  octubre del año 2010 otra contingencia ambiental, el huracán Karl, alcanzó a la avioneta Cessna-Citation con matrícula XATQY, propiedad de la empresa aerotaxis Alfe, perdiéndose la comunicación con ella minutos después de dejar el aeropuerto de Canticas.

En este caso al día siguiente de los hechos  pescadores de la región comenzaron a localizar partes del fuselaje de la aeronave e hicieron el reporte a las autoridades, formándose un operativo en la zona poniente de Coatzacoalcos, del lado de la playa, donde  se recuperaron los cuerpos sin vida de 6 de los 8 ocupantes de la aeronave.

Arturo Peraza, Alejandro Quintero Osuna, David Gerardo Soria, Luis Salvador Sánchez, Norma Leticia Torres, Brenda Camacho, así como el piloto Javier Montoya y el copiloto Bernardo Estrada, cuyos restos no fueron rescatados del todo.

Restos en costa de Coatzacolacos serían de avioneta desaparecida

Nueve días después de la caída al mar de la avioneta con los empleados de Coppel, el 15 de octubre del mismo año se reportó el desplome de un helicóptero en la zona rural de Las Choapas, donde perdieron la vida ocho personas, según el reporte de las autoridades, todos ellos trabajadores de empresas subcontratadas por Petróleos Mexicanos.

Era un helicóptero Bell 302 XALUR, propiedad de la empresa Heliservicio Campeche y según datos aportados por Seguridad Pública, el día del accidente viajaba del aeropuerto de Canticas a Las Choapas, donde operaba la empresa de exploración Comesa, a la que pertenecían los trabajadores (6); según las autoridades no hubo sobrevivientes.

En este accidente informaron de manera oficial, días después, que se debió a una falla mecánica el desplome del helicóptero, el cual terminó en una explosión, muriendo todos sus ocupantes