imagotipo

Abandonados a su suerte, albergues para haitianos

Eliud Ávalos

TIJUANA, BC. (OEM-Informex).- Los albergues que se han instalado para atender el fenómeno migratorio derivado de la llegada de ciudadanos haitianos a Baja California, han sido dejados a su suerte. El Gobierno se ha hecho de la vista gorda en el tema, manifestó el director del Centro Binacional de Derechos Humanos, Víctor Clark Alfaro.

Para el especialista se trata de un asunto que no deja de ser una crisis humanitaria, misma que no ha resuelto el Estado.

“He escuchado a gente de los albergues que se están quejando porque tienen afuera de sus instalaciones, a familias enteras durmiendo. Ha llegado un grupo numeroso de haitianos y en el tema del apoyo humanitario a los ciudadanos haitianos y de otros países, incluyendo mexicanos, prácticamente han dejado a los albergues a su suerte”.

Clark Alfaro refiere que además han sido insuficientes los albergues establecidos y que por esta razón se han tenido que improvisar muchos en algunas iglesias.

Señaló que desde hace tiempo se sabe que a la población haitiana la están deportando aunque  ellos quieren reunirse con sus familias. Pero en lo tocante a las autoridades mexicanas, la crisis no es reconocida.

“El Estado parece que ya se hizo de la vista gorda y aparentemente ha dejado a su suerte a los albergues. Esto involucra no solamente a los haitianos, sino a los deportados mexicanos que van llegando a Tijuana porque los lugares están saturados, el Estado no ha abierto albergues”.

Detalló que hace varios años hubo un problema con un numeroso grupo de ciudadanos chinos que llegó por barco a las costas de Ensenada. En ese caso, el Estado implementó el auditorio como un albergue temporal para ellos, sin embargo en el caso de los haitianos ni siquiera se ha hecho la propuesta de poner un albergue.

En otros años fueron abiertos albergues en la temporada de frío y en Mexicali sucedía algo similar en la época de calor, pero hasta el momento en esta administración estatal no se ha dado ese paso.

“Para mí esto ha quedado más en la retórica y en la demagogia, sí se han dado apoyos, pero han sido mínimos para la dimensión del problema. Para el año entrante esto se va recrudecer porque los haitianos van a seguir llegando, desde luego los mexicanos con la profunda crisis que vivimos y en la que vamos a vivir el próximo año, junto con la violencia que se está viviendo en el país, donde vamos a terminar el año con 20,000 muertos. Claro que continuarán llegando mexicanos buscando mejores oportunidades en Estados Unidos”.