imagotipo

Respalda PRI cambio a los precios artificiales de las gasolinas

  • Patricia Torres
  • en México

El presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza, respalda la decisión del Gobierno federal de poner fin a los precios artificiales de los combustibles y desligarlos de cuestiones políticas y recaudatorias; asimismo, llama a los partidos políticos de oposición a actuar con responsabilidad y a no hacer de este tema una bandera política populista.

El dirigente del priismo nacional llamó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a aplicar un operativo a nivel nacional, para evitar que haya especulación con el precio de la gasolina.

“Estaremos atentos al trabajo de la Profeco. Se tiene que castigar cualquier intento de especular con el precio de las gasolinas y se tiene que evitar la especulación con los precios de la canasta básica en general. No hay razón para un alza de precios”, indicó.

Además, pidió al Gobierno Federal establecer una política clara y efectiva para erradicar el robo y tráfico de hidrocarburos en el país.

Sobre la especulación que diversos actores políticos han hecho sobre un posible aumento en los precios de los productos, Ochoa Reza recordó que de 2010 a 2013 se registraron incrementos en el precio de las gasolinas superiores al 10 por ciento anual y en todos esos años la inflación se ubicó en niveles previstos por el Banco de México, entre 3 y 5 por ciento anual. El corregir los precios artificiales de la gasolina no debe ser motivo para que ningún sector eleve injustificadamente los precios de los productos básicos.

“Hacemos un llamado a los partidos de oposición a actuar con responsabilidad. No es momento de promover el encono social. El país necesita de la unidad y del diálogo propositivo. Los partidos políticos debemos ser responsables y hablar con la verdad, nadie debe hacer de este tema una bandera política populista”, afirmó.

Los nuevos precios de las  gasolinas en México se deben al incremento del costo del petróleo en el mundo y el alza del valor del dólar. Si se mantuvieran los precios artificiales de las gasolinas para 2017, el Gobierno tendría que recortar al menos 200 mil millones de pesos o aplicar nuevos impuestos para todos los mexicanos, afirmó el líder priísta.

Explicó que ya en el pasado, de 2006 a 2014, se mantuvo un precio artificial de las gasolinas en México, lo que significó un costo de 1.1 billones de pesos, es decir 6.7 puntos porcentuales del PIB.

Ochoa Reza subrayó que ese dinero pudo haberse utilizado en beneficio de los mexicanos a través de más gasto en el sector social, de salud, de educación o en la creación de nueva infraestructura en el país.

Si no se ajustaran los precios de las gasolinas en enero de 2017, explicó Ochoa Reza, habría un impacto equivalente a más del doble del presupuesto anual del programa social Prospera, que atiende a 6.8 millones de familias mexicanas en situación de pobreza.

Afirmó que es totalmente falso que haya una intención de recaudar más impuestos con el ajuste al precio de las gasolinas. De hecho, el impuesto sobre las gasolinas en México se reducirá en 2017 de 4.60 pesos a 3 pesos por cada litro. Es el único componente en la estructura de costos de la gasolina que bajará el próximo año, sostuvo Ochoa Reza.

La reforma energética, agregó, promueve la inversión para construir mayor infraestructura para el transporte y almacenamiento de gasolinas en el país.

“La reforma energética generará mayor inversión en el país y promoverá la creación de mayor infraestructura para el transporte y almacenamiento de gasolinas que se reflejarán en un mejor servicio, en condiciones competitivas de calidad y precio para todos los mexicanos”, aseguró.