imagotipo

Primera visita de un Primer Ministro de Israel a México en ¡65 años!

  • Por Miguel Reyes Razo
  • en México

Ayer, mientras los reporteros eran debidamente acreditados en las inmediaciones de una puerta lateral de Los Pinos, un impresionante convoy integrado por transportes blindados, ocupados por militares amenazadoramente armados, tripulados por arrojados especialistas en protección, seguridad y aniquilamiento de peligrosos cruzó a toda velocidad la calzada.

Sin chirriar de llantas irrumpieron en la casa presidencial de Los Pinos. Una ambulancia cerraba el cortejo.

“Ahí llega el Primer Ministro de Israel Benjamín Netanyahu”.

A las 14:03 un militar mexicano confió:

“Ya vienen. Ya concluyeron las pláticas. Algo faltaba y mandaron llamar a alguien. Pero ya no tardan”.

Entraban Carlos de Icaza, Agustín García-López Loaeza. Diplomáticos. Gerardo Ruíz Esparza. Saludaban todos a un hombre de faz intensamente roja, quien conseguía mantener erguido el cuello gracias a una prótesis que le mantiene quietas las vertebras  cervicales. Es el doctor Francisco Javier Mendoza Jiménez.

Brazo en cabestrillo el director de la Agencia Espacial Mexicana aguardaba su turno. Representaría importante papel en la inminente ceremonia. Que se inició con la llegada pausada, sin prisa, sin demasiado movimiento de ayudantes.

Se encuentran con nosotros -dijo Cartagena.

With us…-se percibió en el aparato traductor portátil.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto. El primer ministro del Estado de Israel, Benjamín Netanyahu.

Platicaban relajadamente. Moderados movimientos de manos. Mutuo interés en lo tratado. Y un desenlace que a la distancia bien podía interpretarse como un “pues ni modo. Así son las cosas”.

O bien: “No hay que tomarlo muy a pecho”.

Y hasta: “En todas partes. A mi mismo.

El premier Netanyahu dedicaba frases tranquilizadoras a su anfitrión. Eso parecía. Platicaba el hombre que en su país es duramente criticado por sus gustos y excentricidades. Sibarita. Gastalón. Amante de lujos. De cigarros puros muy caros. Su tren de vida escandaliza a su pueblo. Derrochador.

Ayer adecuadamente vestido. En la primera fila distinguidos miembros de la comunidad judía en México. No estaba Isaac Becker. Ni Chertorivsky, publicista y eficaz hombre de negocios. Algunos exhibían su kipá. Pocos, muy pocos.

“Esta comunidad judía -dijo el presidente Enrique Peña Nieto – sabe que sus raíces están allá en Israel. Aquí destacan por su contribución al desarrollo”.

Entonces se sabe que la de ayer fue la primera visita de un Primer Ministro de Israel a México en ¡65 años!

1948. Los judíos recuperan su territorio bíblico.

65 años de relación diplomática-comercial-cultural entre Israel y México.

POSEEDOR DE CASAS

Mucho antes:

“Era yo muy chica -narraba doña Eloísa Razo Bobadilla de Reyes, mi madre- y con tus tías Lupita y Sarita fui, de la mano de tu abuela, a trabajar en el cajón de ropa que tenía el señor León Gerson. El Mister, le decíamos. Pegábamos botones. Cosíamos puños. Y lo que no terminábamos lo llevábamos a casa.

“El Mister Gerson tenía varios hijos. José, uno de ellos no quiso estudiar; se encaprichó. Dejó la escuela. Y su padre lo castigó negándole la ropa que su crecimiento demandaba. Un año se vistió José Gerson de “repelos”. La ropa que dejaban sus hermanos.

“En tardes el Míster se sentaba a la puerta de su negocio en la calle de Uruguay y tras permanecer silencioso dejaba escapar un suspiro cargado de melancolía. Decía: ¡Oh, Rusia….Rusia…

“Y de cuando en cuando Míster Gerson remitía a su distante Rusia fardos de alimentos”.

En 1952 conseguí entrar a la Secundaria Diurna Número 15. Albert Einstein. En Calzada México-Tacuba 215. Una placa asegura que un ingeniero Gerson la construyó. Llegó a la escuela. Lo saludé. “Soy nieto de Doña Clara Bobadilla .Mi mamá es Eloísa…”

Aquel ingeniero Gerson recordó perfectamente a las antiguas costureras.

Otro día. “Pues te quiero contar -dijo el abogado Ignacio Rey Morales Lechuga- que el hombre que posee el mayor número de casas, terrenos, edificios en la Ciudad de México es justamente uno de los hijos de don León Gerson…Pa’que no te andes”.

Eso contó el exrector de la Escuela Libre de Derecho.

Ayer en la Casa Presidencial Los Pinos:

“Acuerdo sobre Servicios Aéreos entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el gobierno del estado de Israel. Firman: Por México, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza. Por el estado de Israel el señor Jonathan Peled, embajador de Israel en México…

Avanzan los dos hombres. Saludan a los dirigentes. Enfrentan pergaminos. Usan pluma atómica. Nada de estilográficas. Por encima de sus hombros, Netanyahu y Peña Nieto los observan. Y a buena hora aplauden.

Se asombra el premier israelí

Netanyahu:

“¿Por primera vez en 65 años viene un primer ministro de Israel a México? ¡Es algo que debemos corregir!. México es una de las 12 economías más fuertes del mundo. Tenemos mucha confianza en México. Los inversionistas lo ven. Admiramos  la cultura y a la población mexicana.“

EL BOICOT TURÍSTICO

El reportero recuerda:

“Te vas -ordenó el licenciado Jacobo Zabludovsky- a recibir al canciller Emilio O. Rabasa. Vuelve de Israel. Fue a pedir ‘perdón y olvido’ por el voto ‘sionismo es racismo’ que Echeverría ordenó en la ONU.

Ofendidos por ese voto, los judíos decretaron “boicot turístico” contra México. Son los grandes operadores del turismo. Ni un alma en las playas mexicanas. La ruina.

Echeverría envió al secretario de Relaciones Exteriores, Emilio O. Rabasa, a Tel Aviv. A Yad-Vashem. Solicitó perdón y olvido. No lo consiguió.

¿Renunciará a su cargo, canciller?-le pregunté.

“Desde luego que no”.

Así se transmitió en el noticiero 24 Horas.

Del Salón Oficial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México salió Rabasa hacia la Torre de Tlatelolco. Renunció. Don Alfonso García Robles, quien luego obtendría el Premio Nobel de la Paz, ocupó su lugar.

En 1992 acepté una invitación para visitar Israel. En Jerusalén fui llamado al Ministerio de Relaciones Exteriores. Plática amable. Charla amigable. De interés creciente. El funcionario comenzó un interrogatorio que me llevó a decirle:

Por su interés en mi país concluyo que usted será embajador de Israel en México.

Lo aceptó.

¿En qué estado se hallan las relaciones entre México e Israel?

“Magnífico -me respondió-. Aunque en el corazón de Israel está clavada la espina que México le  lanzó con su voto en 1975 de sionismo es racismo”.

Pero eso, rebatí, ya lo pagamos.

El boicot turístico fue terrible. Muy dañino.

“¡Pues no han pagado nada!”, replicó aquel funcionario quien efectivamente poco tiempo después llegó a México en rango de embajador.

“¡No han pagado nada! –reiteró-. Yo voy a México con la misión de conseguir que el presidente Carlos Salinas retire ese voto”.

“El mundo ya cambió  –siguió. Ya no hay ‘No alineados’. No existe más el Grupo de los 77. Ya es recuerdo el Tercer Mundo. Ya…Esa será mi tarea principal·.

Estábamos en Chicago. Con el presidente Salinas. Ahí se reunió con prominentes judíos. A buenas horas ante la pretensión judía : “¿Cómo votará México, presidente?

“México probará que es muy

buen amigo del pueblo de Israel”- comprometió.

SIN MÁS PREGUNTAS

65 años. Benjamín Netanyahu viene a México. Antes estuvo en Argentina y Colombia. Y ayer mismo viajó a Nueva York .

En 1948 se establecieron en el territorio que ocupaban los palestinos. Y desde entonces los problemas no cesan. En épocas se agudizan. Israel es una gran potencia. El Premio Nobel de Literatura José Saramago criticó un día la opresión a que someten los judíos a los palestinos.

“Disfrutaba de muchos lectores entre el pueblo judío. Mis opiniones despertaron su ira. Llenaron de inmundicia mis libros. Me persiguieron por varias partes. Saboteaban mis conferencias. Ese agravio a mi obra y a mi persona me lastima. Pero me duele más todavía que un pueblo que sufrió lo indecible en la Segunda Guerra Mundial ejerza hoy tal violencia contra un pueblo tan débil”.

Ayer, el señor Benjamín Netanyahu fue muy bien, amistosa, cálidamente recibido por el presidente de México Enrique Peña Nieto. Hubo sonrisas. Apretones de manos. Intercambio de buenos deseos. Hasta : “Yo invito a mi amigo Enrique Peña Nieto a que visite Israel. Y a los turistas mexicanos también. Que sigan la ruta de Jesús·. Quizá en un bolsillo, tal vez en su cartera el presidente Enrique Peña Nieto llevaba ayer un talismán que hace tiempo le regalaron poderosos constructores de plazas comerciales, como la del Toreo de Cuatro Caminos-. “La agradezco. Va conmigo”, les dijo el día de la inauguración.

65 años. Ahora México está en el interés de Israel.

Mensaje a medios.

Los reporteros -que tienen muchas- no formulan preguntas.

Bajo inspección constante, el CRAM

Bajo inspección constante, el CRAM

Algunas partes del inmueble han sufrido afectaciones

Alejandro Becerra

local

Abrirá INEA otra plaza comunitaria

Abrirá INEA otra plaza comunitaria

Acerca servicios a la población para abatir el rezago educativo

INE no sabe cómo, cuándo, ni cuánto

INE no sabe cómo, cuándo, ni cuánto

Partidos del Frente cederán el 100%; PRD, sólo recurso de campañas

Exitosa Semana del Emprendedor

Exitosa Semana del Emprendedor

Más de 100 asistentes presenciaron conferencias magistrales

Extraordinaria, solidaridad michoacana; enviadas, 118 toneladas de ayuda

Extraordinaria, solidaridad michoacana; enviadas, 118 toneladas de ayuda

*Cerca de 70 mil kg salieron ayer a los estados más afectados

Se sumaron al apoyo

Se sumaron al apoyo

Víveres para los estados de Oaxaca, Chiapas, Puebla, Morelos y CDMX

destacados

Finaliza el transporte gratuito

Finaliza el transporte gratuito

La mayoría de los transportes masivos públicos de la Ciudad de México comienzan a regularizarse

La trasladan de Jojutla y salva su pierna

La trasladan de Jojutla y salva su pierna

Brenda Nayeli fue rescatada de un derrumbe de Jojutla

Sacan mochilas y juguetes de entre escombros del colegio Rébsamen

Sacan mochilas y juguetes de entre escombros del colegio Rébsamen

El Colegio City College se solidarizó con la comunidad escolar Enrique Rébsamen

Afectadas, 178 casas en Cuajimalpa

Afectadas, 178 casas en Cuajimalpa

Falsos damnificados aprovechan donaciones denuncian vecinos

Permean normas antisísmicas de construcción

Permean normas antisísmicas de construcción

En la CDMX, los edificios más altos resistieron el impacto del sismo, algunos con afectaciones estructurales