/ sábado 25 de diciembre de 2021

Vivir tras las rejas: la aspiración a una segunda oportunidad

Tras estar preso entre 2009 y 2010, Ignacio Mendoza, ahora coordinador de Centros de Readaptación en Michoacán, asegura que sabe a dónde dirigir el sistema penitenciario

Morelia, Michoacán, (OEM-Infomex).- Los presos forman parte de esa realidad que existe y que no se quiere voltear a ver: hombres y mujeres que purgan una condena por abusar de su libre albedrío, por necesidad, porque estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado o porque a nuestro sistema judicial le falta perfeccionar, dijo Ignacio Mendoza Jiménez, exconvicto del penal federal El Rincón, en el estado de Nayarit y del Cereso Mil Cumbres, en Morelia.

Presidió con alcaldes y funcionarios de primer nivel en el gobierno estatal de Leonel Godoy Rangel. Hoy es coordinador de los Centros Penitenciarios en Michoacán y sabe en carne propia lo que administra y hacia dónde lo quiere dirigir.

De aquella prisión tiene presentes muchas experiencias, pero comparte que los primeros cuatro meses no se les permitía leer nada, no tenían acceso a ningún libro ni otras alternativas para controlar su mente, “es lo más cruel que puede haber en un penal, no tener acceso a un libro, se justifica en una medida de seguridad que no comparto, pero eso tiene que soportar un reo cuando pisa ese penal”.

Foto: Archivo | El Sol de Morelia

Transcurridos los primeros cuatro meses, su abogado concedió pasarle un libro de Alejandro Dumas, “El Conde de Montecristo”, que aborda el tema de un joven marinero que vive una vida ordinaria. Cuando quiere casarse con la joven de la que se enamora, su mejor amigo lo traiciona y termina encarcelado, vive 13 años en la prisión de un castillo, tiempo en el que las condiciones alejan de él sus pasiones y solo vive recomponiendo su pasado y trazando un posible futuro.

“¿Por qué me trajiste este libro?”, fue lo primero que le reclamé a mi abogado. Yo en prisión y leyendo un libro de un prisionero, estaba encabronado. Pero esa obra me abrió muchas perspectivas. Vivir en los zapatos de un preso no es sencillo, yo les digo a mis empleados de confianza que les voy a regalar dos meses de prisión para que entiendan de qué estamos hablando”, narró entre irónico y serio el abogado que a su cargo también ha tenido la defensa de personajes polémicos, como el fenecido José Manuel Mireles y el exlíder de las autodefensas en la sierra costa michoacana Semeí Verdía.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

Cuando se está preso se tiende a soñar cómo será la libertad, se escapa de prisión con dignidad, con temple y con convicciones, este valor es la aspiración última válida para reinsertarse en nuestra sociedad. Mendoza Jiménez pisó la cárcel y sabe de qué se trata. Sabe cuáles son las posibilidades de estar del otro lado y regresar, pero sobre todo a qué volver.

“Imaginemos en la vida que tenemos una segunda oportunidad, el día que asimilemos esa segunda oportunidad sin necesidad de haber pisado la cárcel, tendremos la sociedad que todos queremos”, expresó.

Para Nacho Mendoza es posible un modelo carcelario más humanitario, que cuente con medidas dignas para la población que vive en confinamiento, incluso que estén comunicados si es necesario, “solo están privados de su libertad, no de comunicación con sus familiares o con sus conocidos; incluso las cárceles ya no deberían existir, así como ocurre en otros países que no tienen cárcel, esa es la sociedad a la que debemos aspirar”, manifestó en entrevista.

Archivo | El Sol de Morelia

Hay dolor, hay tristezas y alegrías, hay pasiones reprimidas que no pueden ser aliviadas porque no hay forma de alcanzarlas. “Eso que ocurre allí tenemos que hacerlo visible, reconocer lo que está pasando y encontrar alternativas para solucionarlo, nadie debería estar preso, las cárceles no deberían existir, una sociedad así es posible cuando se cumple con el Contrato Social, hay países donde las prisiones hoy son hoteles, es posible aspirar a eso”, aseguró el coordinador de los Centros de Readaptación Social en Michoacán.

Aceptó que hay conflictos internos, que hay autogobierno al interior de las cárceles, como lo indicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) cuando reveló datos sobre que en el 70 por ciento de los penales hay grupos internos organizados que los gobiernan y que en la lógica de Nacho Mendoza, esto obedece a un comportamiento humano antropológico, “siempre hay grupos, como en una sociedad libre hay partidos políticos, organizaciones o intereses particulares”, reconoció el coordinador de los Centros Penitenciarios, bajo la consigna de que no hay ni debe haber nada oculto, y sobre todo, no hay ningún riesgo para la sociedad.

Mendoza Jiménez estuvo preso por casi ocho meses entre los años 2009 y 2010. Ahora como coordinador de los Centros Penitenciarios en Michoacán habla de aspiraciones a un modelo carcelario más humanitario, que cuente con medidas dignas para la población que vive en confinamiento, incluso que estén comunicados si es necesario, “sólo están privados de su libertad, no de comunicación con sus familiares o con sus conocidos”, expresó en entrevista.

Foto: Iván Arias | El Sol de Morelia

“Si les diéramos acceso a teléfonos celulares todo mundo piensa que van a extorsionar, pero eso un argumento muy resbaladizo, las personas que se dejan extorsionar vía telefónica nunca tienen certeza de que sea gente de un penal; ellos están privados de su libertad en la sociedad, no están privados de la comunicación”, afirmó pensado en un programa que permita a los presos estar comunicados con el exterior.

Es fácil desdeñar una amenaza para un personaje como él que hoy vive rodeado de guardaespaldas, asistentes particulares, un edificio de acceso estrictamente vigilado. Ingresar a su despacho implica varios filtros, sin oportunidad de comunicación telefónica, y con un sistema de vigilancia de video al que tiene acceso en todo momento, desde la calle donde se ubica su lugar de trabajo hasta cada área que conduce a su oficina particular, hay cámaras ordinarias, las de ojo de pescado con video 360° y las ocultas que no revelan en la pantalla principal lo que graban. En él aplica aquel dicho que reza: ‘El que con leche se quema hasta a la nieve le sopla’”.

Morelia, Michoacán, (OEM-Infomex).- Los presos forman parte de esa realidad que existe y que no se quiere voltear a ver: hombres y mujeres que purgan una condena por abusar de su libre albedrío, por necesidad, porque estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado o porque a nuestro sistema judicial le falta perfeccionar, dijo Ignacio Mendoza Jiménez, exconvicto del penal federal El Rincón, en el estado de Nayarit y del Cereso Mil Cumbres, en Morelia.

Presidió con alcaldes y funcionarios de primer nivel en el gobierno estatal de Leonel Godoy Rangel. Hoy es coordinador de los Centros Penitenciarios en Michoacán y sabe en carne propia lo que administra y hacia dónde lo quiere dirigir.

De aquella prisión tiene presentes muchas experiencias, pero comparte que los primeros cuatro meses no se les permitía leer nada, no tenían acceso a ningún libro ni otras alternativas para controlar su mente, “es lo más cruel que puede haber en un penal, no tener acceso a un libro, se justifica en una medida de seguridad que no comparto, pero eso tiene que soportar un reo cuando pisa ese penal”.

Foto: Archivo | El Sol de Morelia

Transcurridos los primeros cuatro meses, su abogado concedió pasarle un libro de Alejandro Dumas, “El Conde de Montecristo”, que aborda el tema de un joven marinero que vive una vida ordinaria. Cuando quiere casarse con la joven de la que se enamora, su mejor amigo lo traiciona y termina encarcelado, vive 13 años en la prisión de un castillo, tiempo en el que las condiciones alejan de él sus pasiones y solo vive recomponiendo su pasado y trazando un posible futuro.

“¿Por qué me trajiste este libro?”, fue lo primero que le reclamé a mi abogado. Yo en prisión y leyendo un libro de un prisionero, estaba encabronado. Pero esa obra me abrió muchas perspectivas. Vivir en los zapatos de un preso no es sencillo, yo les digo a mis empleados de confianza que les voy a regalar dos meses de prisión para que entiendan de qué estamos hablando”, narró entre irónico y serio el abogado que a su cargo también ha tenido la defensa de personajes polémicos, como el fenecido José Manuel Mireles y el exlíder de las autodefensas en la sierra costa michoacana Semeí Verdía.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

Cuando se está preso se tiende a soñar cómo será la libertad, se escapa de prisión con dignidad, con temple y con convicciones, este valor es la aspiración última válida para reinsertarse en nuestra sociedad. Mendoza Jiménez pisó la cárcel y sabe de qué se trata. Sabe cuáles son las posibilidades de estar del otro lado y regresar, pero sobre todo a qué volver.

“Imaginemos en la vida que tenemos una segunda oportunidad, el día que asimilemos esa segunda oportunidad sin necesidad de haber pisado la cárcel, tendremos la sociedad que todos queremos”, expresó.

Para Nacho Mendoza es posible un modelo carcelario más humanitario, que cuente con medidas dignas para la población que vive en confinamiento, incluso que estén comunicados si es necesario, “solo están privados de su libertad, no de comunicación con sus familiares o con sus conocidos; incluso las cárceles ya no deberían existir, así como ocurre en otros países que no tienen cárcel, esa es la sociedad a la que debemos aspirar”, manifestó en entrevista.

Archivo | El Sol de Morelia

Hay dolor, hay tristezas y alegrías, hay pasiones reprimidas que no pueden ser aliviadas porque no hay forma de alcanzarlas. “Eso que ocurre allí tenemos que hacerlo visible, reconocer lo que está pasando y encontrar alternativas para solucionarlo, nadie debería estar preso, las cárceles no deberían existir, una sociedad así es posible cuando se cumple con el Contrato Social, hay países donde las prisiones hoy son hoteles, es posible aspirar a eso”, aseguró el coordinador de los Centros de Readaptación Social en Michoacán.

Aceptó que hay conflictos internos, que hay autogobierno al interior de las cárceles, como lo indicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) cuando reveló datos sobre que en el 70 por ciento de los penales hay grupos internos organizados que los gobiernan y que en la lógica de Nacho Mendoza, esto obedece a un comportamiento humano antropológico, “siempre hay grupos, como en una sociedad libre hay partidos políticos, organizaciones o intereses particulares”, reconoció el coordinador de los Centros Penitenciarios, bajo la consigna de que no hay ni debe haber nada oculto, y sobre todo, no hay ningún riesgo para la sociedad.

Mendoza Jiménez estuvo preso por casi ocho meses entre los años 2009 y 2010. Ahora como coordinador de los Centros Penitenciarios en Michoacán habla de aspiraciones a un modelo carcelario más humanitario, que cuente con medidas dignas para la población que vive en confinamiento, incluso que estén comunicados si es necesario, “sólo están privados de su libertad, no de comunicación con sus familiares o con sus conocidos”, expresó en entrevista.

Foto: Iván Arias | El Sol de Morelia

“Si les diéramos acceso a teléfonos celulares todo mundo piensa que van a extorsionar, pero eso un argumento muy resbaladizo, las personas que se dejan extorsionar vía telefónica nunca tienen certeza de que sea gente de un penal; ellos están privados de su libertad en la sociedad, no están privados de la comunicación”, afirmó pensado en un programa que permita a los presos estar comunicados con el exterior.

Es fácil desdeñar una amenaza para un personaje como él que hoy vive rodeado de guardaespaldas, asistentes particulares, un edificio de acceso estrictamente vigilado. Ingresar a su despacho implica varios filtros, sin oportunidad de comunicación telefónica, y con un sistema de vigilancia de video al que tiene acceso en todo momento, desde la calle donde se ubica su lugar de trabajo hasta cada área que conduce a su oficina particular, hay cámaras ordinarias, las de ojo de pescado con video 360° y las ocultas que no revelan en la pantalla principal lo que graban. En él aplica aquel dicho que reza: ‘El que con leche se quema hasta a la nieve le sopla’”.

Local

Presionarán PAN, PRI y PRD prórroga en reemplacamiento

Los partidos solicitan al gobierno del estado una modificación en el plazo del trámite tras irregularidades que se detectaron en el proceso

Deportes

Michoacán por una histórica participación en Juegos Conade: Cecufid

Se contempla la participación de 400 atletas estatales en 39 disciplinas para superar las 77 medallas del 2021

Local

De película: Leonardo Dicaprio comparte investigación de la UMSNH

El actor ganador de un Oscar en 2018, retwitteó una publicación acerca de un estudio sobre las mariposas monarcas

Justicia

Detienen a un posible involucrado en emboscada a policías en Coatepec Harinas

El detenido, apodado "El Pitufo" y aparentemente miembro de la Familia Michoacana, cuenta con dos órdenes de aprehensión más

Finanzas

Ricardo Salinas no podrá apelar pago de impuestos en cortes internacionales: SAT

La semana pasada, la SCJN determinó que Grupo Elektra debe pagar más de 2 mil millones de pesos

Deportes

Michoacán por una histórica participación en Juegos Conade: Cecufid

Se contempla la participación de 400 atletas estatales en 39 disciplinas para superar las 77 medallas del 2021

Sociedad

Unión Europea condena el asesinato de la periodista Lourdes Maldonado

El bloque europeo, así como los embajadores de Noruega y Suiza, hizo un llamado para que se evite el desarrollo de zonas de silencio donde sea imposible para los periodistas realizar su labor

Local

Presionarán PAN, PRI y PRD prórroga en reemplacamiento

Los partidos solicitan al gobierno del estado una modificación en el plazo del trámite tras irregularidades que se detectaron en el proceso

Local

Detienen a sujeto por violar a gemelas de nueve años en Apatzingán

Desde el 2011, Francisco N. presuntamente abusó sexualmente de las hijas de su pareja, amenazándolas con matarlas a ellas y a su mamá y su abuela si decían algo