/ domingo 16 de junio de 2019

Monjas, “hijas del Chapo”

Con engaños, abuso y dolo, un grupo de religiosas timaron a María Salud Páramo Barriga, a quien le quitaron su propiedad

MORELIA, Mich.- (OEM INFOMEX).- Entre las historias que acontecen diariamente bajo el cielo de Morelia, está la de María Salud Páramo Barriga, con quien esta casa editorial conversó.

Con más de 80 años, buena parte de su vida fue dedicada a los servicios religiosos, ya sea apoyando en diversas actividades al sacerdote que oficia en el templo del Santo Niño o ya sea impartiendo el catecismo ahí mismo.

Actualmente vive con sus mascotas: cuatro perros, cuatro gatos y tres pericos. Según comenta, todos sus familiares y cercanos se fueron muriendo.

Su marido también falleció, dejándole una pensión de dos mil pesos que han visto un aumento con la disposición del presidente Andrés Manuel López Obrador, ante quien se dice agradecida.

Además renta cuatro departamentos de su propiedad, con lo que termina de ayudarse para sus gastos.

Apoyada en un bastón, así como en una vitalidad que no ha perdido y en la que incluso hay rasgos de buen humor, comenzó a relatar su historia con gente sin escrúpulos.


Nada menos que con aquellos que dicen servir “al Señor”; varias monjas y el sacerdote al que tantos años asistió. Labores que incluso le llevaron a reventarse el oído al llamar a misa.

Los primeros días de diciembre de hace dos años, su confesor, el párroco Antonio García Cortés, tocó a las puertas de su casa para dejarle ayuda en forma de cuatro religiosas provenientes de la Ciudad de México.

Éstas le dijeron que se comprometían a cuidarla, asearle la casa, y lo que a ella le pareció más importante: cuidar de sus mascotas.

Yo ya tengo más de 80 años; entonces se supone que pronto voy a morir y mi preocupación son mis mascotitas que van a quedar solas, van a quedar desamparadas

Tal vez dicho sentimiento fue captado por las religiosas, además de que como muestra de agradecimiento, María Salud les dijo que una vez que ella faltara podían quedarse con sus propiedades.

Sin embargo, al parecer, las monjas decidieron adelantar los goces terrenales prometidos y mediante artimañas le hicieron firmar un documento en donde les hacía entrega de la propiedad.

De esto se dio cuenta al regresar a su casa y descubrir que dos de sus cuatro departamentos, incluidos en el terreno donde habita, ya tenían las cerraduras cambiadas.

A partir de entonces ha vivido una odisea en donde más que hijas del Señor, las religiosas mostraron ser “hijas del Chapo, subraya.

Y es que cuando supieron que María Salud quería de regreso su propiedad, le dijeron, relata, que con mucho gusto, a cambio de medio millón de pesos.

Negándose a una injusticia más, contrató a un abogado que finalmente terminó dejando el caso porque las monjas le ofrecieron más dinero para que lo perdiera.

Todo esto lo cuenta con el pesar propio del padecer una injusticia, pero con el ánimo de no perder la fe para encontrarla finalmente.

Le han recomendado un nuevo abogado que parece ser honesto y le dice que hay posibilidades de ganar el caso y recuperar su bien.

Ella no pierde el ánimo. Habla con fluidez y con talante lúcido. Espera seguir viviendo de la mejor forma posible y sobre todo acompañada por sus mascotas.

Antes de concluir la conversación, dice no sentirse sola: “Dios y yo somos multitud”, afirma serena y se aleja por la ciudad que sigue tejiendo historias.

Segundo abogado; nueva esperanza

En conversación con un segundo licenciado que lleva el caso de Páramo Barriga, se dio a conocer que existe 80% de probabilidad de ganarlo mediante testigos que den a conocer los detalles de las circunstancias de abuso y dolo en que se vio involucrada su cliente.

Sergio García Álvarez, quien lleva litigando poco más de dos décadas, explicó a El Sol de Morelia el caso que mediante a un conocido mutuo llegó a sus manos.

La primera circunstancia a tomar en cuenta, dijo, es que se trató de un proceso ya iniciado, por lo cual no existe modo de cambiar la estrategia que realizó el anterior abogado.


Parte de la molestia de Páramo Barriga fue la dilación en que estaba incurriendo éste, ya que habían pasado dos meses desde que había comenzado la demanda y nunca se le notificó su estatus y avances.

Lo que se le informó es que el juicio aún no había sido admitido, sin embargo cuando García Álvarez indagó al respecto, se dio cuenta de que era lo contrario.

El siguiente paso, luego de una serie de acciones previas, es el de emplazar a las monjas a comparecer para un primer encuentro con intenciones de conciliación, expuso.

Ahorita lo que tengo que hacer es emplazar a las religiosas en la Ciudad de México, en donde tienen su residencia. Hacerles de su conocimiento el juicio para que lo contesten aquí y que aquí se lleve a cabo. Una vez contestada la demanda, la ley establece que habrá una audiencia de conciliación para ver si las partes pueden llegar a un acuerdo

En ese sentido, comento que existía una gran probabilidad de que las monjas no quieran regresar la propiedad a través de la escritura que con engaños lograron y para lo cual están esperando el fallecimiento de Páramo Barriga para tomar posesión del inmueble.

Esto significa que el caso podría extenderse a una temporalidad más extensa, indicó el abogado, tal vez más allá de tres o cuatro meses para que se pudiera dictaminar una sentencia, que a su vez puede ser apelada mediante amparo por cualquiera de las partes.

MORELIA, Mich.- (OEM INFOMEX).- Entre las historias que acontecen diariamente bajo el cielo de Morelia, está la de María Salud Páramo Barriga, con quien esta casa editorial conversó.

Con más de 80 años, buena parte de su vida fue dedicada a los servicios religiosos, ya sea apoyando en diversas actividades al sacerdote que oficia en el templo del Santo Niño o ya sea impartiendo el catecismo ahí mismo.

Actualmente vive con sus mascotas: cuatro perros, cuatro gatos y tres pericos. Según comenta, todos sus familiares y cercanos se fueron muriendo.

Su marido también falleció, dejándole una pensión de dos mil pesos que han visto un aumento con la disposición del presidente Andrés Manuel López Obrador, ante quien se dice agradecida.

Además renta cuatro departamentos de su propiedad, con lo que termina de ayudarse para sus gastos.

Apoyada en un bastón, así como en una vitalidad que no ha perdido y en la que incluso hay rasgos de buen humor, comenzó a relatar su historia con gente sin escrúpulos.


Nada menos que con aquellos que dicen servir “al Señor”; varias monjas y el sacerdote al que tantos años asistió. Labores que incluso le llevaron a reventarse el oído al llamar a misa.

Los primeros días de diciembre de hace dos años, su confesor, el párroco Antonio García Cortés, tocó a las puertas de su casa para dejarle ayuda en forma de cuatro religiosas provenientes de la Ciudad de México.

Éstas le dijeron que se comprometían a cuidarla, asearle la casa, y lo que a ella le pareció más importante: cuidar de sus mascotas.

Yo ya tengo más de 80 años; entonces se supone que pronto voy a morir y mi preocupación son mis mascotitas que van a quedar solas, van a quedar desamparadas

Tal vez dicho sentimiento fue captado por las religiosas, además de que como muestra de agradecimiento, María Salud les dijo que una vez que ella faltara podían quedarse con sus propiedades.

Sin embargo, al parecer, las monjas decidieron adelantar los goces terrenales prometidos y mediante artimañas le hicieron firmar un documento en donde les hacía entrega de la propiedad.

De esto se dio cuenta al regresar a su casa y descubrir que dos de sus cuatro departamentos, incluidos en el terreno donde habita, ya tenían las cerraduras cambiadas.

A partir de entonces ha vivido una odisea en donde más que hijas del Señor, las religiosas mostraron ser “hijas del Chapo, subraya.

Y es que cuando supieron que María Salud quería de regreso su propiedad, le dijeron, relata, que con mucho gusto, a cambio de medio millón de pesos.

Negándose a una injusticia más, contrató a un abogado que finalmente terminó dejando el caso porque las monjas le ofrecieron más dinero para que lo perdiera.

Todo esto lo cuenta con el pesar propio del padecer una injusticia, pero con el ánimo de no perder la fe para encontrarla finalmente.

Le han recomendado un nuevo abogado que parece ser honesto y le dice que hay posibilidades de ganar el caso y recuperar su bien.

Ella no pierde el ánimo. Habla con fluidez y con talante lúcido. Espera seguir viviendo de la mejor forma posible y sobre todo acompañada por sus mascotas.

Antes de concluir la conversación, dice no sentirse sola: “Dios y yo somos multitud”, afirma serena y se aleja por la ciudad que sigue tejiendo historias.

Segundo abogado; nueva esperanza

En conversación con un segundo licenciado que lleva el caso de Páramo Barriga, se dio a conocer que existe 80% de probabilidad de ganarlo mediante testigos que den a conocer los detalles de las circunstancias de abuso y dolo en que se vio involucrada su cliente.

Sergio García Álvarez, quien lleva litigando poco más de dos décadas, explicó a El Sol de Morelia el caso que mediante a un conocido mutuo llegó a sus manos.

La primera circunstancia a tomar en cuenta, dijo, es que se trató de un proceso ya iniciado, por lo cual no existe modo de cambiar la estrategia que realizó el anterior abogado.


Parte de la molestia de Páramo Barriga fue la dilación en que estaba incurriendo éste, ya que habían pasado dos meses desde que había comenzado la demanda y nunca se le notificó su estatus y avances.

Lo que se le informó es que el juicio aún no había sido admitido, sin embargo cuando García Álvarez indagó al respecto, se dio cuenta de que era lo contrario.

El siguiente paso, luego de una serie de acciones previas, es el de emplazar a las monjas a comparecer para un primer encuentro con intenciones de conciliación, expuso.

Ahorita lo que tengo que hacer es emplazar a las religiosas en la Ciudad de México, en donde tienen su residencia. Hacerles de su conocimiento el juicio para que lo contesten aquí y que aquí se lleve a cabo. Una vez contestada la demanda, la ley establece que habrá una audiencia de conciliación para ver si las partes pueden llegar a un acuerdo

En ese sentido, comento que existía una gran probabilidad de que las monjas no quieran regresar la propiedad a través de la escritura que con engaños lograron y para lo cual están esperando el fallecimiento de Páramo Barriga para tomar posesión del inmueble.

Esto significa que el caso podría extenderse a una temporalidad más extensa, indicó el abogado, tal vez más allá de tres o cuatro meses para que se pudiera dictaminar una sentencia, que a su vez puede ser apelada mediante amparo por cualquiera de las partes.

Local

Sin concretarse certificación de exportación de mezcales

En una reunión de hace dos años, Silvano Aureoles anunció recursos para certificar a 50 marcas; pero a la fecha ninguna ha procedido

Local

Michoacanos reportan baja en la compra de viviendas

Falta de apoyos institucionales, reducidos en un 35 por ciento, indicó Canadevi

Futbol

Ricardo Antonio La Volpe deja de ser técnico de Toluca

El cuadro rojo confirmó la destitución en sus redes sociales y falta de una jornada para que concluya en torneo

Local

Michoacán con más de 900 casos de dengue en este 2019

SSM reporta que en La Piedad y Lázaro Cárdenas se ha registrado el mayor número de pacientes; no hay reporte de zika y chikungunya

Celebridades

¿Chris Evans volverá a ser Capitán América?

Parece que Chris Evans ha reconsiderado la posibilidad de interpretar nuevamente al primer vengador de Marvel

Local

Sin concretarse certificación de exportación de mezcales

En una reunión de hace dos años, Silvano Aureoles anunció recursos para certificar a 50 marcas; pero a la fecha ninguna ha procedido

OMG!

Así fue el homenaje de Danna Paola a Britney Spears en La Academia

La joven actriz, cantante y modelo, que ha triunfado en la serie de Netflix "Élite", forma parte del panel de jueces de este reality show

Sociedad

Mientras buceaba, turista es atacado por tiburón en Puerto San Carlos

Originario de EU, Cristhoper presentó una herida en el brazo derecho, fue trasladado a un hospital de ese puerto