/ miércoles 6 de febrero de 2019

La inspiración de los mexicanos

Han pasado 102 años desde aquel 5de febrero del año de 1917, cuando el H. Congreso Constituyente nos dio a los mexicanos una de las constituciones más bellas del mundo, en ella se plasmaron los deseos de los mexicanos para vivir en orden y en paz. La Constitución Mexicana acuñó el Estado de derecho en el que quisimos vivir, escrita después de cruentas luchas intestinas que nos han ido llevando a constituir un país de libertades, con vocación democrática y un profundo sentido social.

La Constitución Mexicana sigue siendo la inspiración del pueblo, la garantía de que cada quien recibirá lo que le corresponde de acuerdo a la noción de lo que es justo, es también la esperanza para recuperar lo que aún falta, y también de lo que se ha perdido.No estoy de acuerdo ni lo estaré con aquellos que dicen que la Constitución se hizo para violarla, ni tampoco con quienes propagan el desorden para sacar ganancias trastocando la ley, ¡ese no fue el espíritu del Constituyente! A quienes nos ha tocado vivir después de su promulgación, nos toca honrarla y respetarla en congruencia con los principios y valores que se nos han inculcado en la familia y en la escuela. Si lo anterior dicho no existe, ahí hay un grave problema, que la educación que se imparte no ha podido resolver y que en la práctica nos enfrenta como mexicanos con el riesgo de iniciar otra lucha fratricida de inconmensurables dimensiones. ¡De ese tamaño es la importancia dela educación!

Por eso la necesidad de impartirla ininterrumpidamente en las escuelas públicas, evitando dejar vacíos que al paso del tiempo se conviertan en lagunas peligrosas que ahoguen el deseo de superación de un pueblo que quiere salir de la miseria luchando sin cuartel en contra de la ignorancia. Por eso la labor docente que realizan los trabajadores de la educación es tan importante, los maestros vienen a ser el eslabón que une a una sociedad que tiende a ser disgregada por las miserias humanas, es aquí donde el derecho de los niños y de los jóvenes a recibir educación de calidad está por encima de ambiciones o de necesidades personales de quienes ya son adultos y que bien o mal ya recibieron lo mejor de otras generaciones de maestros, y que a muchos los ha llevado a culminar una profesión, y con eso, moverse en el escalafón social.

Los maestros debemos alejarnos de“triunfos pírricos” donde lo que se pierde supera por muchas veces lo que se gana en la resta aritmética de la vida, creo que todos, sin temor a equivocarme, tenemos desarrollado el sentido común y de algún modo la lógica, con esas dos herramientas dialécticas podemos saber cuándo hay que dar un paso y hacia qué dirección para no equivocar el camino; de igual forma, podemos darnos cuenta cuando estamos siendo engañados o cuando nos intentan meter a juegos perversos que poco o nada tienen que ver con la misión social que los maestros tenemos encomendada. Las aulas de clase siempre habrán de ser nuestra fortaleza, ese refugio donde podemos transformar el mundo, desde ahí podemos demostrar que somos verdaderos agentes de cambio.

Se ha cumplido un año más de laConstitución que nos rige, reformas van y reformas vendrán y permanecerá incólume porque ese fue el espíritu con el que fue creada. Una de las funciones más sustantivas de nuestra Constitución es la de inspirarnos, por eso debemos cuidarla con celo. Invito a leerla porque en cada línea nos deja lecciones y nos aporta valores para mejorar nuestra convivencia social, el mejor regalo que nuestra Constitución puede recibir en su aniversario es su lectura y después su aplicación para ir forjando un destino promisorio para todos los mexicanos, donde cada quien haga su parte. (F)

Han pasado 102 años desde aquel 5de febrero del año de 1917, cuando el H. Congreso Constituyente nos dio a los mexicanos una de las constituciones más bellas del mundo, en ella se plasmaron los deseos de los mexicanos para vivir en orden y en paz. La Constitución Mexicana acuñó el Estado de derecho en el que quisimos vivir, escrita después de cruentas luchas intestinas que nos han ido llevando a constituir un país de libertades, con vocación democrática y un profundo sentido social.

La Constitución Mexicana sigue siendo la inspiración del pueblo, la garantía de que cada quien recibirá lo que le corresponde de acuerdo a la noción de lo que es justo, es también la esperanza para recuperar lo que aún falta, y también de lo que se ha perdido.No estoy de acuerdo ni lo estaré con aquellos que dicen que la Constitución se hizo para violarla, ni tampoco con quienes propagan el desorden para sacar ganancias trastocando la ley, ¡ese no fue el espíritu del Constituyente! A quienes nos ha tocado vivir después de su promulgación, nos toca honrarla y respetarla en congruencia con los principios y valores que se nos han inculcado en la familia y en la escuela. Si lo anterior dicho no existe, ahí hay un grave problema, que la educación que se imparte no ha podido resolver y que en la práctica nos enfrenta como mexicanos con el riesgo de iniciar otra lucha fratricida de inconmensurables dimensiones. ¡De ese tamaño es la importancia dela educación!

Por eso la necesidad de impartirla ininterrumpidamente en las escuelas públicas, evitando dejar vacíos que al paso del tiempo se conviertan en lagunas peligrosas que ahoguen el deseo de superación de un pueblo que quiere salir de la miseria luchando sin cuartel en contra de la ignorancia. Por eso la labor docente que realizan los trabajadores de la educación es tan importante, los maestros vienen a ser el eslabón que une a una sociedad que tiende a ser disgregada por las miserias humanas, es aquí donde el derecho de los niños y de los jóvenes a recibir educación de calidad está por encima de ambiciones o de necesidades personales de quienes ya son adultos y que bien o mal ya recibieron lo mejor de otras generaciones de maestros, y que a muchos los ha llevado a culminar una profesión, y con eso, moverse en el escalafón social.

Los maestros debemos alejarnos de“triunfos pírricos” donde lo que se pierde supera por muchas veces lo que se gana en la resta aritmética de la vida, creo que todos, sin temor a equivocarme, tenemos desarrollado el sentido común y de algún modo la lógica, con esas dos herramientas dialécticas podemos saber cuándo hay que dar un paso y hacia qué dirección para no equivocar el camino; de igual forma, podemos darnos cuenta cuando estamos siendo engañados o cuando nos intentan meter a juegos perversos que poco o nada tienen que ver con la misión social que los maestros tenemos encomendada. Las aulas de clase siempre habrán de ser nuestra fortaleza, ese refugio donde podemos transformar el mundo, desde ahí podemos demostrar que somos verdaderos agentes de cambio.

Se ha cumplido un año más de laConstitución que nos rige, reformas van y reformas vendrán y permanecerá incólume porque ese fue el espíritu con el que fue creada. Una de las funciones más sustantivas de nuestra Constitución es la de inspirarnos, por eso debemos cuidarla con celo. Invito a leerla porque en cada línea nos deja lecciones y nos aporta valores para mejorar nuestra convivencia social, el mejor regalo que nuestra Constitución puede recibir en su aniversario es su lectura y después su aplicación para ir forjando un destino promisorio para todos los mexicanos, donde cada quien haga su parte. (F)

miércoles 20 de marzo de 2019

CON LA FUERZA DE LA RAZÓN

miércoles 13 de marzo de 2019

CON LA FUERZA DE LA RAZÓN

miércoles 06 de marzo de 2019

CON LA FUERZA DE LA

miércoles 27 de febrero de 2019

CON LA FUERZA DE LA RAZÓN

miércoles 20 de febrero de 2019

CON LA FUERZA DE LA RAZÓN

miércoles 13 de febrero de 2019

CON LA FUERZA DE LA RAZÓN

miércoles 06 de febrero de 2019

La inspiración de los mexicanos

miércoles 06 de febrero de 2019

CON LA FUERZA DE LA RAZÓN

miércoles 30 de enero de 2019

CON LA FUERZA DE LA RAZÓN

miércoles 16 de enero de 2019

CON LA FUERZA DE LA RAZÓN

Cargar Más