/ sábado 5 de diciembre de 2020

Historias del Covid: Yiyo, siempre de la mano de Dios

Nadie comprende como murió; tenía 35 años, era alto y fuerte como un roble, tenía dos hijos hermosos y pequeños

Morelia, Michoacán-(OEM-Infomex).-El muro de Facebook de Rolando todavía está activo. La última publicación de su autoría tiene registro del 15 julio de este año y después sólo hay una cadena de lamentaciones, notas de condolencia, videos de él cantando, celebrando, una cerveza en la mano, corriendo en el centro de Morelia, abrazando a su padre, a su esposa, a sus hijos.

El común denominador de todas sus imágenes es que siempre aparece sonriendo, ampliamente, francamente. Para sus amigos, Yiyo, como le decían en honor a sus orejas, la sonrisa y el buen humor que lo caracterizaba, era herencia de su madre quién ahora esta devastada y sin ganas de seguir.

Sus hermanas, Blanca y Nadia, aún no salen del estupor. Nadie comprende como murió; tenía 35 años, era alto y fuerte como un roble, tenía dos hijos hermosos y pequeños, una mujer joven que lo amaba. Se casaron pronto, pero se amaban con locura y ambos dejaron de lado los estudios para aventurarse temprano a la vida adulta.

SUSCRÍBETE A NUESTRA VERSIÓN DIGITAL

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

La noticia de su muerte agarro a toda la familia por sorpresa. Yiyo murió un miércoles por la mañana, en el Hospital del IMSS de Camelinas al sur de la ciudad de Morelia, pero el sábado anterior había dado muestras de mejoría. Se le había estabilizado la respiración y las palpitaciones cardiacas. Todos pensaban que lo peor había pasado.

“Ahí la lleva…lento pero avanza y la ventaja, como le dijeron, es que está joven y que no tiene ninguna otra complicación”, decía uno de los últimos mensajes que mando una de sus hermanas a un chat de la familia, cuando le preguntaron que cómo estaba Yiyo.

Rolando era orfebre y tenía un negocio de hechura y reparación de alhajas en un céntrico y bullicioso mercado de la ciudad. Sin embargo él y su numerosa familia, años antes habían sido desplazados por la violencia de la región de la Tierra Caliente. Llegaron a Morelia sin muchas esperanzas y pensando incluso que era temporal, que en cuanto mejoraran las cosas se devolverían “al rancho”.

Te recomendamos: Pandemia no es tan grave: Raúl Morón

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Amaba ese terruño y cada que podía volvía a visitar a los amigos, a sus lugares favoritos la casa donde creció y fue feliz, donde conoció a su esposa, donde pescaba con su padre y sus tíos, a orillas del río Balsas.

Ahora su mujer y sus hijos están a la deriva. Sin comprender la vida y menos la muerte. La solidaridad es otra de las características de su familia, y ese el pegamento que los mantiene a flote a todos, se sostienen unos a otros como pueden.

La casa donde vivía, pequeña, modesta, del Infonavit, conserva intactas las cosas como las dejó. Nadie se atreve a moverlas.

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

Con Rolando se va también uno de los principales sustentos económicos de la familia; sus padres, ya grandes, no podrán soportar por mucho tiempo la responsabilidad de dos nietos, una nuera y la hermana de esta, que vivía con ellos.

El Covid-19 que mató a Yiyo, se esparció a un hermano de su madre (su tío) y apenas habían enterrado a su hijo Rolando, Licha, recibía la noticia de que su hermano había muerto por las mismas causas.

El 15 de julio de este año, Rolando posteo en su muro de Facebook: “la vida es como conducir un coche en mitad de la noche. Nunca puedes ver más allá de lo que alumbran tus faros, pero el viaje lo puedes hacer completo de esa manera” , y luego lo interpretaba: “Nunca sabrás lo que el destino te depare, pero seguro estoy de que si camino firme, puedo llegar muy lejos, siempre de la mano de Dios”.

Morelia, Michoacán-(OEM-Infomex).-El muro de Facebook de Rolando todavía está activo. La última publicación de su autoría tiene registro del 15 julio de este año y después sólo hay una cadena de lamentaciones, notas de condolencia, videos de él cantando, celebrando, una cerveza en la mano, corriendo en el centro de Morelia, abrazando a su padre, a su esposa, a sus hijos.

El común denominador de todas sus imágenes es que siempre aparece sonriendo, ampliamente, francamente. Para sus amigos, Yiyo, como le decían en honor a sus orejas, la sonrisa y el buen humor que lo caracterizaba, era herencia de su madre quién ahora esta devastada y sin ganas de seguir.

Sus hermanas, Blanca y Nadia, aún no salen del estupor. Nadie comprende como murió; tenía 35 años, era alto y fuerte como un roble, tenía dos hijos hermosos y pequeños, una mujer joven que lo amaba. Se casaron pronto, pero se amaban con locura y ambos dejaron de lado los estudios para aventurarse temprano a la vida adulta.

SUSCRÍBETE A NUESTRA VERSIÓN DIGITAL

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

La noticia de su muerte agarro a toda la familia por sorpresa. Yiyo murió un miércoles por la mañana, en el Hospital del IMSS de Camelinas al sur de la ciudad de Morelia, pero el sábado anterior había dado muestras de mejoría. Se le había estabilizado la respiración y las palpitaciones cardiacas. Todos pensaban que lo peor había pasado.

“Ahí la lleva…lento pero avanza y la ventaja, como le dijeron, es que está joven y que no tiene ninguna otra complicación”, decía uno de los últimos mensajes que mando una de sus hermanas a un chat de la familia, cuando le preguntaron que cómo estaba Yiyo.

Rolando era orfebre y tenía un negocio de hechura y reparación de alhajas en un céntrico y bullicioso mercado de la ciudad. Sin embargo él y su numerosa familia, años antes habían sido desplazados por la violencia de la región de la Tierra Caliente. Llegaron a Morelia sin muchas esperanzas y pensando incluso que era temporal, que en cuanto mejoraran las cosas se devolverían “al rancho”.

Te recomendamos: Pandemia no es tan grave: Raúl Morón

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Amaba ese terruño y cada que podía volvía a visitar a los amigos, a sus lugares favoritos la casa donde creció y fue feliz, donde conoció a su esposa, donde pescaba con su padre y sus tíos, a orillas del río Balsas.

Ahora su mujer y sus hijos están a la deriva. Sin comprender la vida y menos la muerte. La solidaridad es otra de las características de su familia, y ese el pegamento que los mantiene a flote a todos, se sostienen unos a otros como pueden.

La casa donde vivía, pequeña, modesta, del Infonavit, conserva intactas las cosas como las dejó. Nadie se atreve a moverlas.

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

Con Rolando se va también uno de los principales sustentos económicos de la familia; sus padres, ya grandes, no podrán soportar por mucho tiempo la responsabilidad de dos nietos, una nuera y la hermana de esta, que vivía con ellos.

El Covid-19 que mató a Yiyo, se esparció a un hermano de su madre (su tío) y apenas habían enterrado a su hijo Rolando, Licha, recibía la noticia de que su hermano había muerto por las mismas causas.

El 15 de julio de este año, Rolando posteo en su muro de Facebook: “la vida es como conducir un coche en mitad de la noche. Nunca puedes ver más allá de lo que alumbran tus faros, pero el viaje lo puedes hacer completo de esa manera” , y luego lo interpretaba: “Nunca sabrás lo que el destino te depare, pero seguro estoy de que si camino firme, puedo llegar muy lejos, siempre de la mano de Dios”.

Local

Michoacán no baja contagios: 395 en 24 horas

La entidad suma otros 33 fallecimientos por Covid-19

Municipios

Boxeador Javier Prieto busca diputación en Apatzingán

El campeón pugilista representará al partido Redes Sociales Progresistas en las próximas elecciones de julio

Local

Otros dos a Barandilla por no usar cubrebocas

Se muestran agresivos con policías luego de que les pidieron colocarse el aditamento, en Chavinda

Finanzas

Adelanta KCS desarrollo de tren fronterizo

La empresa ya obtuvo el visto bueno de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para la construcción

Política

Morena analiza regular las redes sociales

Ricardo Monreal advirtió que es necesario normar, debido a que “no se puede admitir la censura”

Mundo

Vacuna Sputnik V contra Covid gana terreno entre dudas y críticas

En Argentina, medios afirman que el gobierno la aprobó con premura basado en un boletín de prensa, sin tener informes científicos claros; Europa, cerca de certificarla

Gossip

Maradona y Chivas estrenan serie

En una presentación virtual se reunió el elenco de la serie que narrará la historia de Diego Armando Maradona

Celebridades

Reconocen en los Globos de Oro trayectoria de Jane Fonda

La actriz sumará un galardón más a su lista en la próxima entrega de los Globos de Oro, donde recibirá el premio Cecil B. DeMille

Sociedad

Sinovac ofrece a empresas mexicanas su vacuna

Pese a no contar con aval de la OMS ni de Cofepris, el laboratorio chino ya se acerca a los empresarios