/ sábado 9 de noviembre de 2019

Espera Michoacán llegada de 10% más de ejemplares

Aunque cuidadores de la biosfera aseguran que habrá más insectos, el biólogo nicolaita Martín Zendeja asegura más bien disminuirá hasta en un 15 por ciento

Morelia, Mich. (OEM-Infomex).- La Mariposa Monarca (Danaus plexippus) es reconocida internacionalmente por la singularidad de su viaje migratorio, además de que durante los meses de noviembre a marzo llega a tierras mexicanas, a anidar su colonia entre Estado de México y Michoacán.

Este insecto se ve caracterizado por alas naranjas con negro y pequeños puntos blancos al final de ellas, las cuales son tan resistentes que son capaces de viajar cuatro mil kilómetros desde Canadá hasta los bosques de oyamel mexicanos.

Como cada año, la mariposa arribó a tierras michoacanas entre los días 1 y 2 de noviembre, reafirmando la creencia mazahua y purépecha que cuenta que las almas de nuestros seres queridos regresan colgados de las alas de las mariposas, siendo éstas “el alma de los muertos”.

El ciclo de la mariposa para este 2019-2020 comenzó el pasado mes de marzo, cuando alrededor de 200 millones de mariposas monarca emigraron hacia Estados Unidos, teniendo como fin último los bosques de Canadá, regresando a México antes de que comiencen las grandes heladas en el norte del continente.

En su regreso a tierras michoacanas, el administrador del Santuario “El Rosario” -el más grande y más visitado dentro de la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca-, Homero Gómez González, aseguró que se espera la llegada de 10 por ciento más de mariposas en comparación con el año pasado.


Esto debido a que, según cuenta el cuidador del santuario, “al emigrar en marzo no hubo afectaciones climáticas como se ha dado otros años aquí en Michoacán; además de que en los últimos cuatro años hemos plantado un millón de árboles”.

Por lo que, se espera que la ocupación en los tres santuarios en el Oriente michoacano: El Rosario, Chincua y Senguio rebase las 6.5 hectáreas de bosque frondoso para que la mariposa llegue de su viaje, repose y anide sus huevecillos.

Sin embargo, aún cuando cuidadores de la biosfera de la mariposa aseguran que la zona está en las mejores condiciones para la visita de estos insectos, hay quien asegura que en lugar de aumentar la afluencia en la visita de la mariposa, ésta más bien disminuirá hasta en un 15 por ciento.

Tal es el caso del biólogo investigador, Martín Zendeja Araiza, profesor de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), quien ha trabajado muy de cerca en la preservación de la especie monarca en la Sierra Chincua.

En entrevista para El Sol de Morelia, el biólogo explicó que son factores por los cuales es probable que la llegada de la mariposa a tierras michoacanas se vea afectada: aquéllos de origen antropológico y otros ambientales.

Hablando de los fenómenos ambientales, el profesor de la UMSNH enfatizó sobre el gran papel que juega el cambio climático en las condiciones de vida de las especies, pues si bien dijo que la mariposa mariposa está lejos de desaparecer, la producción de sus huevecillos y la permanencia en la zona del Oriente del estado, depende en buena parte de la intensidad de los fríos.

La mariposa emigra de Canadá y Estados Unidos por los grandes fríos que se presentan en la época de invierno, pero si llega a México y también se encuentra con frentes fríos, no se va, pero sí disminuye el número de las mismas y de las crías que anidan

Mientras que, por el lado antropológico (en donde interviene el ser humano), existen dos motivos sustanciales para que disminuya la visita de la mariposa: los incendios forestales y el cambio de uso de suelo que se ha dado en la zona del Oriente michoacano.

Zendeja Araiza mencionó que debido a la gran cantidad de incendios que se registraron en Michoacán durante este año, 720 siniestros hasta el corte del 31 de octubre según el Reporte Semanal Nacional de Incendios Forestales del Centro Nacional de Manejo del Fuego, la mariposa se vio obligada a cambiar de rutas de viaje, lo que podría significar que la llegada de la especie cambie a su destino, con mayor posibilidad al Estado de México.

Además de ello, apuntó que el cambio de uso de suelo trae grandes consecuencias a la biosfera de los bosques, ya que, si bien los santuarios sí son protegidos, las áreas forestales que los rodean han sufrido grandes cambios en los últimos años, lo que significa que los santuarios comienzan a aislarse.

“Aunque se proteja el interior del santuario, si lo vemos en un criterio de cuencas, si se está cambiando el uso de suelo y su orientación para tomar huertas, se generan cambios climáticos, pérdida de biodiversidad, de suelo, de captación de agua y eso va a aislar el santuario; lo que va a pasar es que la mariposa va a buscar nuevas alternativas o un nuevo santuario”, dijo.


De tal forma que, aunque se hayan plantando miles de árboles en los últimos años dentro de los santuarios, esto no será suficiente para mantener la llegada de la Mariposa Monarca a tierras michoacanas, se debe preservar toda la vegetación de la Región Oriente y no exclusivamente la reserva natural de la mariposa.

Continuando de esta forma, el biólogo Zendejas Araiza aseveró que existe la posibilidad de que en un lapso de 50 a 70 años, la Mariposa Monarca busque nuevos lugares de anidación y Michoacán se pierda por completo de la vista de esta especie.

Afirmación que a decir, del administrador del santuario “El Rosario”, Homero Gómez González, “son locuras de científicos, porque aquí estamos haciendo una labor extraordinaria en sembrar muchísimos árboles, hemos convertido más de 400 hectáreas en nuevos bosques, hay más habitat, no sé en qué se basan ellos para hablar locuras”.

Hasta el momento, se reporta la llegada únicamente el 20 por ciento de las mariposas que se esperan en los santuarios; sin embargo, no será hasta el final del mes de noviembre, cuando culmine la llegada de estos insectos y se sepa a ciencia cierta, si se redujo o aumentó el número de éstas.

Mientras tanto, visitantes y turistas ya comienzan a disfrutar de este espectáculo natural, ya que en la primera semana de este mes se reporta la llegada de 500 visitantes a la reserva de la mariposa, aún cuando los santuarios no abren sus puertas todavía.

A partir del día 16 de noviembre, los tres santuarios ubicados en el municipio de Angangueo y Ocampo, abrirán sus puertas al público, con un costo de 40 pesos para niños y estudiantes, y 50 para adultos, hasta el mes de febrero.


Morelia, Mich. (OEM-Infomex).- La Mariposa Monarca (Danaus plexippus) es reconocida internacionalmente por la singularidad de su viaje migratorio, además de que durante los meses de noviembre a marzo llega a tierras mexicanas, a anidar su colonia entre Estado de México y Michoacán.

Este insecto se ve caracterizado por alas naranjas con negro y pequeños puntos blancos al final de ellas, las cuales son tan resistentes que son capaces de viajar cuatro mil kilómetros desde Canadá hasta los bosques de oyamel mexicanos.

Como cada año, la mariposa arribó a tierras michoacanas entre los días 1 y 2 de noviembre, reafirmando la creencia mazahua y purépecha que cuenta que las almas de nuestros seres queridos regresan colgados de las alas de las mariposas, siendo éstas “el alma de los muertos”.

El ciclo de la mariposa para este 2019-2020 comenzó el pasado mes de marzo, cuando alrededor de 200 millones de mariposas monarca emigraron hacia Estados Unidos, teniendo como fin último los bosques de Canadá, regresando a México antes de que comiencen las grandes heladas en el norte del continente.

En su regreso a tierras michoacanas, el administrador del Santuario “El Rosario” -el más grande y más visitado dentro de la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca-, Homero Gómez González, aseguró que se espera la llegada de 10 por ciento más de mariposas en comparación con el año pasado.


Esto debido a que, según cuenta el cuidador del santuario, “al emigrar en marzo no hubo afectaciones climáticas como se ha dado otros años aquí en Michoacán; además de que en los últimos cuatro años hemos plantado un millón de árboles”.

Por lo que, se espera que la ocupación en los tres santuarios en el Oriente michoacano: El Rosario, Chincua y Senguio rebase las 6.5 hectáreas de bosque frondoso para que la mariposa llegue de su viaje, repose y anide sus huevecillos.

Sin embargo, aún cuando cuidadores de la biosfera de la mariposa aseguran que la zona está en las mejores condiciones para la visita de estos insectos, hay quien asegura que en lugar de aumentar la afluencia en la visita de la mariposa, ésta más bien disminuirá hasta en un 15 por ciento.

Tal es el caso del biólogo investigador, Martín Zendeja Araiza, profesor de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), quien ha trabajado muy de cerca en la preservación de la especie monarca en la Sierra Chincua.

En entrevista para El Sol de Morelia, el biólogo explicó que son factores por los cuales es probable que la llegada de la mariposa a tierras michoacanas se vea afectada: aquéllos de origen antropológico y otros ambientales.

Hablando de los fenómenos ambientales, el profesor de la UMSNH enfatizó sobre el gran papel que juega el cambio climático en las condiciones de vida de las especies, pues si bien dijo que la mariposa mariposa está lejos de desaparecer, la producción de sus huevecillos y la permanencia en la zona del Oriente del estado, depende en buena parte de la intensidad de los fríos.

La mariposa emigra de Canadá y Estados Unidos por los grandes fríos que se presentan en la época de invierno, pero si llega a México y también se encuentra con frentes fríos, no se va, pero sí disminuye el número de las mismas y de las crías que anidan

Mientras que, por el lado antropológico (en donde interviene el ser humano), existen dos motivos sustanciales para que disminuya la visita de la mariposa: los incendios forestales y el cambio de uso de suelo que se ha dado en la zona del Oriente michoacano.

Zendeja Araiza mencionó que debido a la gran cantidad de incendios que se registraron en Michoacán durante este año, 720 siniestros hasta el corte del 31 de octubre según el Reporte Semanal Nacional de Incendios Forestales del Centro Nacional de Manejo del Fuego, la mariposa se vio obligada a cambiar de rutas de viaje, lo que podría significar que la llegada de la especie cambie a su destino, con mayor posibilidad al Estado de México.

Además de ello, apuntó que el cambio de uso de suelo trae grandes consecuencias a la biosfera de los bosques, ya que, si bien los santuarios sí son protegidos, las áreas forestales que los rodean han sufrido grandes cambios en los últimos años, lo que significa que los santuarios comienzan a aislarse.

“Aunque se proteja el interior del santuario, si lo vemos en un criterio de cuencas, si se está cambiando el uso de suelo y su orientación para tomar huertas, se generan cambios climáticos, pérdida de biodiversidad, de suelo, de captación de agua y eso va a aislar el santuario; lo que va a pasar es que la mariposa va a buscar nuevas alternativas o un nuevo santuario”, dijo.


De tal forma que, aunque se hayan plantando miles de árboles en los últimos años dentro de los santuarios, esto no será suficiente para mantener la llegada de la Mariposa Monarca a tierras michoacanas, se debe preservar toda la vegetación de la Región Oriente y no exclusivamente la reserva natural de la mariposa.

Continuando de esta forma, el biólogo Zendejas Araiza aseveró que existe la posibilidad de que en un lapso de 50 a 70 años, la Mariposa Monarca busque nuevos lugares de anidación y Michoacán se pierda por completo de la vista de esta especie.

Afirmación que a decir, del administrador del santuario “El Rosario”, Homero Gómez González, “son locuras de científicos, porque aquí estamos haciendo una labor extraordinaria en sembrar muchísimos árboles, hemos convertido más de 400 hectáreas en nuevos bosques, hay más habitat, no sé en qué se basan ellos para hablar locuras”.

Hasta el momento, se reporta la llegada únicamente el 20 por ciento de las mariposas que se esperan en los santuarios; sin embargo, no será hasta el final del mes de noviembre, cuando culmine la llegada de estos insectos y se sepa a ciencia cierta, si se redujo o aumentó el número de éstas.

Mientras tanto, visitantes y turistas ya comienzan a disfrutar de este espectáculo natural, ya que en la primera semana de este mes se reporta la llegada de 500 visitantes a la reserva de la mariposa, aún cuando los santuarios no abren sus puertas todavía.

A partir del día 16 de noviembre, los tres santuarios ubicados en el municipio de Angangueo y Ocampo, abrirán sus puertas al público, con un costo de 40 pesos para niños y estudiantes, y 50 para adultos, hasta el mes de febrero.


Local

Asesinados en Huetamo, venganza entre cárteles

En redes circula un video donde un grupo se adjudica el crimen

Celebridades

Leonard Albert ''Lenny'' Kravitz, el hombre orquesta

Los ritmos de su música recorren el rock, blues, soul, funk, reggae, folk y hasta balada

Local

Lamentan diputados locales fallecimiento de Pascual Sigala Páez

Rinden homenaje en la sesión extraordinaria del Congreso del Estado

Arte

Hallan vestigios de un naufragio del siglo XVIII

Arqueólogos subacuáticos del INAH creen que los tripulantes de aquella embarcación hicieron un último esfuerzo para evitar la catástrofe que se suscitó en costas de Quintana Roo

Sociedad

Donan embajadores 500 mil pesos para la lucha contra el Covid-19 en México

Su objetivo es fortalecer los proyectos para la atención de la emergencia sanitaria

Política

La Mañanera vista por Reyes Razo | "Todavía falta tiempo para hacer un balance final"

López Obrador reveló que la noche del martes encabezará una muy importante reunión con todos los integrantes de su gabinete

Tecnología

WOW Delivery, la nueva app de comida a domicilio para esta cuarentena

Más de 2 millones de empleos restauranteros podrían mantenerse con servicio de entrega a domicilio

Municipios

Integrantes de FNLS se manifiestan con bloqueo de vías férreas en Michoacán

Liberación de presos políticos, así como la no reducción de las matriculas en las normales rurales y urbanas, son algunas de las exigencias

Sociedad

Banderas blancas: el llamado de auxilio de desempleados por la pandemia

Son personas que durante la epidemia se han quedado sin empleo o han perdido su fuente de ingresos diarios