imagotipo

Disminuyó 30% el índice de obesidad

  • Alejandro Becerra
  • en Local

La población toma mayor conciencia sobre el cuidado de su salud

 

JACONA, Mich.- Tras asegurar que en este año se logró reducir el índice de obesidad en un 30 por ciento, el director de Salud en el municipio José Villalpando Rocha, sostuvo de manera categórica que hay el alto compromiso de no dar tregua a las estrategias que se vienen instrumentando, porque el gran desafío es erradicar por completo esta pandemia.

En entrevista para este medio de comunicación, señaló que el tener menos personas con sobrepeso es una clara evidencia de que la propia población está tomando mayor conciencia sobre la importancia de cuidar su salud.

Asimismo, estableció que debido a que la obesidad constituye un problema de salud de alto riesgo porque desencadena una serie de enfermedades crónico degenerativas como la diabetes e hipertensión, es necesario emprender una serie de estrategias que contribuyan a reducir los índices de manera conjunta autoridades y sociedad en general.

Señaló que es lamentable conocer que el Estado de Michoacán se ubique en los primeros lugares con altos índices de obesidad infantil, de ahí la importancia para no dar pausa a la lucha contra este problema de salud. Manifestó que además es imperativo generar políticas públicas saludables a través de las normas sanitarias, además de crear espacios de sano esparcimiento que contribuyan a evitar la obesidad entre la población, sobre todo en los niños que son los que están sufriendo las mayores consecuencias.

Fue claro al expresar que además es imprescindible evitar a toda costa el consumo de comida “chatarra”, la cual está causando sobrepeso sobre todo en los pequeños. Villalpando Rocha comentó que a pesar de que en la última encuesta se bajó el nivel de casos de obesidad, es importante continuar con acciones que ayuden a contar con una población infantil sana.

El funcionario dio a conocer que en este año se implementó un programa piloto escuelas, donde se realizó un diagnóstico situacional y derivado de los resultados se trabajó con los niños a quienes se les ofreció orientación sobre los buenos estilos alimenticios y saludables.

También se efectuó una actividad física, donde no solamente participaron los infantes, sino también los padres de familia, con lo que se demuestra que la solución contra la obesidad se busca que sea de manera integral.

Expuso que es necesario que se intensifiquen los buenos estilos de vida saludable, al tiempo de indicar que es importante que se haga el consumo de verduras, frutas y agua que ayuden a combatir los índices de obesidad. Exhortó a los padres de familia para que no desestimen las recomendaciones y las acaten al pie de la letra, las cuales consisten en tener mucho cuidado con los alimentos que les ofrecen a sus hijos, esto es evitar darles comida “chatarra” que se debe eliminar por completo.

Puntualizó que una vez que se reanuden las clases en las escuelas se continuarán realizando una serie de actividades, porque el gran reto es contar con una población infantil y adulta sana y productiva.