/ viernes 15 de enero de 2021

De la recuperación a la caída del turismo en Morelia

Las medidas cautelares para evitar el incremento de contagios por Covid-19, comprometen la recuperación del ramo a 10 meses del primer confinamiento

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).– Lo que hasta el año pasado fue un punto de encuentro para el esparcimiento, el comercio, la reunión de los poderes políticos y eclesiásticos, así como el espacio más cosmopolita de la entidad, el corazón del Centro Histórico hoy parece un cuadro de película post-apocalíptica: lleno de vallas y custodiado por policías, peatones locales y visitantes representan papeles secundarios en un escenario desolado.

A casi 10 meses del primer confinamiento motivado por la pandemia, el turismo de la capital ha sufrido al menos dos recesiones considerables, atenuadas por un leve repunte en el último bimestre del 2020.

Esta edición del Fin D, prestadores de servicios, comerciantes y visitantes relatan cómo se han transformado sus dinámicas cotidianas a raíz del Covid-19 y de qué manera perciben el cierre de vialidades en el Centro y los cambios de horario para negocios “no esenciales”.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Concepción Anaya, trabajadora de un hotel ubicado frente a Catedral, cuenta que la mayor parte del turismo por carretera que busca alojarse en el Centro, proviene de la Ciudad de México y de Guadalajar; pero con la pandemia, la afluencia de visitantes ha sido “graneadita” desde que en julio pasado Michoacán entrara a la “nueva convivencia”, por lo que el repunte en ocupación hotelera y restaurantes se registró desde los días previos a la Noche de Muertos, hasta el Día de Reyes, dijo, “fecha en la que es normal que baje la demanda de habitaciones”.

“Es muy incómodo trasladarse a los centros de trabajo ahora que nos tienen encerrados y que se volvió peatonal, pero sin mayor restricción. La gente sigue saliendo y sin cuidado”, advirtió.

Una percepción distinta es las de Ramiro Ulloa, visitante de Guadalajara, a quien le tomó por sorpresa encontrar “el centro acordonado y muchos establecimientos cerrados”. A pesar de ello, dijo que les ha ido muy bien en esta “ciudad encantadora”.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

“En todos los establecimientos en los que hemos entrado, se preocupan por el bienestar de la salud y que no se vayan a llevar los contagios”, dijo al ser cuestionado por el cumplimiento de los protocolos sanitarios.

“Hay gente, pero sin dinero”… Intercambiar dulces para subsistir María del Carmen Rivera, vendedora de ropa y juguetes en el icónico Mercado de dulces, estimó que la caída de ventas en el recinto alcanzó un 80% de 10 meses a la fecha. “Hay gente, pero sin dinero… despidieron a muchísima gente y en Reyes, por ejemplo, vi cómo varios compañeros se quedaron hasta la noche para ver si llegaba gente a comprar algo, pero no sucedió”, señaló.

Foto: Mariana Luna

De no ser porque su esposo trabaja en la Universidad Michoacana, no sabe cómo le haría para llegar a fin de mes, pues el poco dinero que recupera, dijo, “es para el gel y la cooperación al velador”. A pesar de la crisis, la comerciante dice que en lo personal ella prefiere ofrecerle comida a la gente más necesitada que darles una moneda, “porque con 10 pesos no les alcanza para nada, en cambio con ese dinero yo hago 5 gelatinas y las puedo regalar”, explicó.

Una iniciativa propuesta por otra locataria –a la cual se unió junto a otros vendedores de artesanías y juguetes– fue donar una mercancía con valor de 50 pesos a una radiodifusora local, a cambio de difusión y publicidad, dijo, “para que atrajeran a más gente para estas fechas”.

Café Ocampo y Casona de las Rosas

Otro sitio que cada vez gana más relevancia para el turismo nacional es el Café del teatro Ocampo, debido a su ubicación y a que ahí concluye un tour de leyendas, actualmente suspendido. Cerrado de marzo a junio por disposición oficial, el espacio ha registrado una baja del 60% en consumo cotidiano desde el cierre del Centro, acordado hace una semana.

A decir de Rosalba Nicolás López, trabajadora con 3 años de antigüedad en el café, “se ha visto mucho el retroceso a partir del cierre del Centro, porque ya estaba mejorando un poco, pero ahora bajó mucho la venta”.

La disminución del turismo aunada a la restricción de horario ha provocado una segunda recesión en la zona y los efectos de esta situación toca directamente a los empleados.

“Nos van a recortar días de trabajo porque los domingos son cierre obligatorio y también nos tienen que mover los horarios, lo cual modifica nuestra rutina. También en lo económico nos vemos afectados porque, además del salario, dependemos de las propinas”, explicó.

Situación similar es la de Jesús Arias, barman de “La Casona de las Rosas”, quien comentó que pese a respetar todas las normas de seguridad sanitaria, se ven de nueva cuenta perjudicados por el cierre, dijo, “porque la clientela es nuestra fuente de ingresos”.

A una quincena de haber regresado a laborar en el restaurante-bar, reconoció la complejidad del escenario. Por recorte de personal, se vio obligado a dejar su empleo en “una cafetería que iba empezando cuando apenas se reactivaba la economía”, el cual tenía como meta atraer un mayor número de clientes pese a la situación adversa.

La gerente de “La Casona de las Rosas” -otro emblemático lugar para el turismo en Morelia-, Gloria Lázaro, contó que en el tiempo que lleva dedicándose al giro restaurantero nunca se imaginó una crisis como la que actualmente se vive. A pesar de contar con los distintivos “M” y “Punto limpio” –gestionados desde la pandemia por influenza de gripe A-H1N1–, habló de los jaloneos y amenazas por parte de los inspectores municipales sobre éste y el resto de los negocios ubicados en el céntrico jardín.

“Este gobierno municipal está muy desbalanceado: ni siquiera las personas que vigilan tiene noción de cómo aplicar la ley”, dijo luego de mencionar que la mayoría de cafés y restaurantes de los portales tuvieron trato preferente por parte de las autoridades.

De marzo a la fecha el negocio redujo su plantilla a la mitad. Quienes apostaron por la permanencia se convirtieron en “empleados generales, sin distinción de rango” y tuvieron que entrarle a vender comida en las esquinas del centro, esfuerzo que junto a los “buenos manejos en inventario y finanzas, nos ayudó a sobrevivir al confinamiento”, señaló.

Otra aprendizaje que Gloria Lázaro ha sacado de la pandemia es que el gremio restaurantero “está muy desunido y acostumbrado a la competencia desleal”, dijo luego de mencionar que algunos empresarios oportunistas encontrar en la crisis el escenario propicio para desprestigiar o hundir a sus competencias.

“Gracias al Covid-19 me di cuenta qué empleados y proveedores se tenían que ir y cuáles se iba a quedar, de la capacidad como personas, como restaurante y de la incompetencia de la autoridad”, advirtió.

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).– Lo que hasta el año pasado fue un punto de encuentro para el esparcimiento, el comercio, la reunión de los poderes políticos y eclesiásticos, así como el espacio más cosmopolita de la entidad, el corazón del Centro Histórico hoy parece un cuadro de película post-apocalíptica: lleno de vallas y custodiado por policías, peatones locales y visitantes representan papeles secundarios en un escenario desolado.

A casi 10 meses del primer confinamiento motivado por la pandemia, el turismo de la capital ha sufrido al menos dos recesiones considerables, atenuadas por un leve repunte en el último bimestre del 2020.

Esta edición del Fin D, prestadores de servicios, comerciantes y visitantes relatan cómo se han transformado sus dinámicas cotidianas a raíz del Covid-19 y de qué manera perciben el cierre de vialidades en el Centro y los cambios de horario para negocios “no esenciales”.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Concepción Anaya, trabajadora de un hotel ubicado frente a Catedral, cuenta que la mayor parte del turismo por carretera que busca alojarse en el Centro, proviene de la Ciudad de México y de Guadalajar; pero con la pandemia, la afluencia de visitantes ha sido “graneadita” desde que en julio pasado Michoacán entrara a la “nueva convivencia”, por lo que el repunte en ocupación hotelera y restaurantes se registró desde los días previos a la Noche de Muertos, hasta el Día de Reyes, dijo, “fecha en la que es normal que baje la demanda de habitaciones”.

“Es muy incómodo trasladarse a los centros de trabajo ahora que nos tienen encerrados y que se volvió peatonal, pero sin mayor restricción. La gente sigue saliendo y sin cuidado”, advirtió.

Una percepción distinta es las de Ramiro Ulloa, visitante de Guadalajara, a quien le tomó por sorpresa encontrar “el centro acordonado y muchos establecimientos cerrados”. A pesar de ello, dijo que les ha ido muy bien en esta “ciudad encantadora”.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

“En todos los establecimientos en los que hemos entrado, se preocupan por el bienestar de la salud y que no se vayan a llevar los contagios”, dijo al ser cuestionado por el cumplimiento de los protocolos sanitarios.

“Hay gente, pero sin dinero”… Intercambiar dulces para subsistir María del Carmen Rivera, vendedora de ropa y juguetes en el icónico Mercado de dulces, estimó que la caída de ventas en el recinto alcanzó un 80% de 10 meses a la fecha. “Hay gente, pero sin dinero… despidieron a muchísima gente y en Reyes, por ejemplo, vi cómo varios compañeros se quedaron hasta la noche para ver si llegaba gente a comprar algo, pero no sucedió”, señaló.

Foto: Mariana Luna

De no ser porque su esposo trabaja en la Universidad Michoacana, no sabe cómo le haría para llegar a fin de mes, pues el poco dinero que recupera, dijo, “es para el gel y la cooperación al velador”. A pesar de la crisis, la comerciante dice que en lo personal ella prefiere ofrecerle comida a la gente más necesitada que darles una moneda, “porque con 10 pesos no les alcanza para nada, en cambio con ese dinero yo hago 5 gelatinas y las puedo regalar”, explicó.

Una iniciativa propuesta por otra locataria –a la cual se unió junto a otros vendedores de artesanías y juguetes– fue donar una mercancía con valor de 50 pesos a una radiodifusora local, a cambio de difusión y publicidad, dijo, “para que atrajeran a más gente para estas fechas”.

Café Ocampo y Casona de las Rosas

Otro sitio que cada vez gana más relevancia para el turismo nacional es el Café del teatro Ocampo, debido a su ubicación y a que ahí concluye un tour de leyendas, actualmente suspendido. Cerrado de marzo a junio por disposición oficial, el espacio ha registrado una baja del 60% en consumo cotidiano desde el cierre del Centro, acordado hace una semana.

A decir de Rosalba Nicolás López, trabajadora con 3 años de antigüedad en el café, “se ha visto mucho el retroceso a partir del cierre del Centro, porque ya estaba mejorando un poco, pero ahora bajó mucho la venta”.

La disminución del turismo aunada a la restricción de horario ha provocado una segunda recesión en la zona y los efectos de esta situación toca directamente a los empleados.

“Nos van a recortar días de trabajo porque los domingos son cierre obligatorio y también nos tienen que mover los horarios, lo cual modifica nuestra rutina. También en lo económico nos vemos afectados porque, además del salario, dependemos de las propinas”, explicó.

Situación similar es la de Jesús Arias, barman de “La Casona de las Rosas”, quien comentó que pese a respetar todas las normas de seguridad sanitaria, se ven de nueva cuenta perjudicados por el cierre, dijo, “porque la clientela es nuestra fuente de ingresos”.

A una quincena de haber regresado a laborar en el restaurante-bar, reconoció la complejidad del escenario. Por recorte de personal, se vio obligado a dejar su empleo en “una cafetería que iba empezando cuando apenas se reactivaba la economía”, el cual tenía como meta atraer un mayor número de clientes pese a la situación adversa.

La gerente de “La Casona de las Rosas” -otro emblemático lugar para el turismo en Morelia-, Gloria Lázaro, contó que en el tiempo que lleva dedicándose al giro restaurantero nunca se imaginó una crisis como la que actualmente se vive. A pesar de contar con los distintivos “M” y “Punto limpio” –gestionados desde la pandemia por influenza de gripe A-H1N1–, habló de los jaloneos y amenazas por parte de los inspectores municipales sobre éste y el resto de los negocios ubicados en el céntrico jardín.

“Este gobierno municipal está muy desbalanceado: ni siquiera las personas que vigilan tiene noción de cómo aplicar la ley”, dijo luego de mencionar que la mayoría de cafés y restaurantes de los portales tuvieron trato preferente por parte de las autoridades.

De marzo a la fecha el negocio redujo su plantilla a la mitad. Quienes apostaron por la permanencia se convirtieron en “empleados generales, sin distinción de rango” y tuvieron que entrarle a vender comida en las esquinas del centro, esfuerzo que junto a los “buenos manejos en inventario y finanzas, nos ayudó a sobrevivir al confinamiento”, señaló.

Otra aprendizaje que Gloria Lázaro ha sacado de la pandemia es que el gremio restaurantero “está muy desunido y acostumbrado a la competencia desleal”, dijo luego de mencionar que algunos empresarios oportunistas encontrar en la crisis el escenario propicio para desprestigiar o hundir a sus competencias.

“Gracias al Covid-19 me di cuenta qué empleados y proveedores se tenían que ir y cuáles se iba a quedar, de la capacidad como personas, como restaurante y de la incompetencia de la autoridad”, advirtió.

Local

Invitan a foro sobre atención obstétrica en tiempos de pandemia

En el evento habrá conferencias, mesas de dialogo y talleres con profesionales en la materia

Local

Los números no me favorecían: Abraham Sánchez

El excandidato a la gubernatura de Michoacán dijo que en Morena darán cabida a su proyecto de desarrollo económico

Local

Día del Maestro, una tradición muy mexicana

A diferencia de otras celebraciones que tienen un carácter internacional, este festejo es una tradición netamente nacida en el país

Local

Invitan a foro sobre atención obstétrica en tiempos de pandemia

En el evento habrá conferencias, mesas de dialogo y talleres con profesionales en la materia

Sociedad

Muere Manuel Segovia, uno de los últimos hablantes del ayapaneco en Tabasco

Manuel había fundado un taller con niños y adolescentes para evitar la extinción de su lengua materna, el ayapaneco, un idioma indígena de la familia mixe-zoque

Futbol

Gerardo Martino llama a Raúl Jiménez para semifinal de la Liga de Naciones

El jugador del Wolverhampton Wanderers de Inglaterra se encuentra en proceso de recuperación después de ser operado de una fractura de cráneo

Mundo

Biden revoca medida de Trump que exigía seguro de salud a nuevos migrantes

En un anuncio en la Casa Blanca, el presidente demócrata dijo que la medida impuesta por Trump "no promueve los intereses de Estados Unidos"

Cultura

Instalan antimonumentos por la libertad de prensa en Morelia

El Colectivo Juan Maíz colocó 3 bustos con el objetivo de homenajear a los periodistas asesinados y encarcelados a nivel mundial