/ lunes 17 de junio de 2019

Buscan nombrar al Jarabe patrimonio intangible de Morelia

Músicos, académicos y asociaciones civiles entregaron la solicitud al Ayuntamiento de Morelia, la cual esperan se apruebe en el marco del Segundo Encuentro y Coloquio Nacional de Jarabe

Morelia, Mich.- (OEM-Infomex).- El primer registro que se tiene del género jarabe está en el proceso inquisitorial de 1815, que se le hizo al canónigo de la Catedral de Morelia, José Joaquín María de Carrasquedo, donde era juzgado por ser independentista y por permitir en 1803 la realización del baile de jarabe conocido como gatuno en una boda de los alrededores de Morelia, el cual estaba prohibido por la Inquisición, pero lo importante es que ahora se sabe que el jarabe ya se tocaba y bailaba en las fiestas de 1803.

Lo anterior fue señalado en entrevista para El Sol de Morelia por Jorge Amós Martínez Ayala, historiador y académico de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, quien además dijo que a través de Música y Baile Tradicional Asociación Civil de la cual es miembro y con el apoyo de músicos, investigadores, algunos cabildos municipales y ciudadanos se presentó una solicitud al Ayuntamiento de Morelia para que el género del jarabe sea considerado Patrimonio Intangible.

El género musical y dancístico del jarabe es considerado una mezcla de la música regional en el ámbito rural que perdura hoy día, tal como lo dice su nombre, licor con base en el azúcar que mezcla ciertos componentes para crear un medicamento, gracias a esto, explicó Martínez Ayala, “este baile y música sigue vigente en la capital del estado, se han bailado jarabes desde finales el siglo XVIII, hasta la primera mitad del siglo XX en el espacio urbano, y hasta el presente en la zona rural, en la sierra de Otzumatlán, entre los indígenas mazahuas de la zona de Zitácuaro y Ocampo y es fundamental en las bodas, ya que es lo primero que bailan los novios y padrinos, el cual es considerado como un ritual en los pueblos de Michoacán.

Al retomar la importancia del género jarabe por contar con un registro histórico de su desarrollo y además de constatar su vigencia, el también organizador del Segundo Encuentro y Coloquio Nacional de Jarabe dijo que la solicitud hecha al Ayuntamiento moreliano presentó estos elementos del Jarabe (qué es y cuál es su presencia en Michoacán) en una propuesta y solicitud de Declaratoria de Patrimonio Intangible para que éste sea considerado como tal.

“Esta carta formal presenta los documentos de los municipios de Turicato, Tzitzio y Tiquicheo donde muestra que ya está declarado el jarabe como Patrimonio y buscamos lo mismo para el caso de Morelia para la preservación de la danza y música, además podemos tomar como ejemplo a los concheros de Querétaro o la danza de Tlahualiles de Sahuayo”, dijo.

La solicitud anterior fue entregada desde hace un mes, por lo que la asociación civil, músicos e investigadores que participaron en la firma esperan que haya voluntad por parte de las autoridades para que se promueva dicha declaratoria, que se realizó con anticipación para poder celebrar el Segundo Encuentro y Coloquio Nacional de Jarabe: patrimonios regionales, que inicia el próximo 20 de junio con talleres, seguido del Encuentro que se llevará a cabo los días 22 y 23 con fandangos en plazas públicas, y del 24 al 26 tendrá lugar el Coloquio en el Museo Regional Michoacano.

“En la Ley de Cultura está establecido que los municipios deben de tener un registro de sus bienes patrimoniales y además que deben declararlos, por ello esperamos que el ayuntamiento le haga caso a la ciudadanía, ya que somos muchos quienes participamos en este esfuerzo colectivo para que reconozcan el jarabe”, comentó el también músico Jorge Amós.

Finalmente, destacó Martínez Ayala que en caso de que el jarabe obtenga el reconocimiento de Patrimonio, que le brinda la capacidad de legal, se podrían formar un plan de desarrollo y difusión de esta danza y género musical más detallado, ya sea para los espacios educativos o creando talleres y cursos en las Casas de la Cultura de los distintos municipios michoacanos, con el fin de promoverlo y preservarlo.

Invitan al Encuentro Nacional de Jarabe

El Segundo Encuentro Nacional y Segundo Coloquio Nacional del Jarabe: patrimonios regionales se llevará a cabo del 20 al 26 de junio, donde los primeros dos días se impartirán talleres de baile y música del género jarabe, cuyo costo es de mil 200 pesos, y los otros dos días se practicará lo aprendido con fandangos en las plazas de la capital michoacana.

Además a partir del 24 se presentarán conferencias magistrales con relación a la temática, con la participación de Carlos Ruiz Rodríguez, de la Fonoteca del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y Benjamín Muratalla, director de la misma; Aideé Balderas Medina, del PDCH-CONACULTA; José Rafael Rodríguez López, del Colegio de Michoacán, y Juan Zacarías Gómez, de la Universidad Intercultural Indígena de Michoacán, así como distintos investigadores de la Casa de Hidalgo, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), entre otros, y músicos como los Jabalíes y Chaneques, por mencionar algunos.

Morelia, Mich.- (OEM-Infomex).- El primer registro que se tiene del género jarabe está en el proceso inquisitorial de 1815, que se le hizo al canónigo de la Catedral de Morelia, José Joaquín María de Carrasquedo, donde era juzgado por ser independentista y por permitir en 1803 la realización del baile de jarabe conocido como gatuno en una boda de los alrededores de Morelia, el cual estaba prohibido por la Inquisición, pero lo importante es que ahora se sabe que el jarabe ya se tocaba y bailaba en las fiestas de 1803.

Lo anterior fue señalado en entrevista para El Sol de Morelia por Jorge Amós Martínez Ayala, historiador y académico de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, quien además dijo que a través de Música y Baile Tradicional Asociación Civil de la cual es miembro y con el apoyo de músicos, investigadores, algunos cabildos municipales y ciudadanos se presentó una solicitud al Ayuntamiento de Morelia para que el género del jarabe sea considerado Patrimonio Intangible.

El género musical y dancístico del jarabe es considerado una mezcla de la música regional en el ámbito rural que perdura hoy día, tal como lo dice su nombre, licor con base en el azúcar que mezcla ciertos componentes para crear un medicamento, gracias a esto, explicó Martínez Ayala, “este baile y música sigue vigente en la capital del estado, se han bailado jarabes desde finales el siglo XVIII, hasta la primera mitad del siglo XX en el espacio urbano, y hasta el presente en la zona rural, en la sierra de Otzumatlán, entre los indígenas mazahuas de la zona de Zitácuaro y Ocampo y es fundamental en las bodas, ya que es lo primero que bailan los novios y padrinos, el cual es considerado como un ritual en los pueblos de Michoacán.

Al retomar la importancia del género jarabe por contar con un registro histórico de su desarrollo y además de constatar su vigencia, el también organizador del Segundo Encuentro y Coloquio Nacional de Jarabe dijo que la solicitud hecha al Ayuntamiento moreliano presentó estos elementos del Jarabe (qué es y cuál es su presencia en Michoacán) en una propuesta y solicitud de Declaratoria de Patrimonio Intangible para que éste sea considerado como tal.

“Esta carta formal presenta los documentos de los municipios de Turicato, Tzitzio y Tiquicheo donde muestra que ya está declarado el jarabe como Patrimonio y buscamos lo mismo para el caso de Morelia para la preservación de la danza y música, además podemos tomar como ejemplo a los concheros de Querétaro o la danza de Tlahualiles de Sahuayo”, dijo.

La solicitud anterior fue entregada desde hace un mes, por lo que la asociación civil, músicos e investigadores que participaron en la firma esperan que haya voluntad por parte de las autoridades para que se promueva dicha declaratoria, que se realizó con anticipación para poder celebrar el Segundo Encuentro y Coloquio Nacional de Jarabe: patrimonios regionales, que inicia el próximo 20 de junio con talleres, seguido del Encuentro que se llevará a cabo los días 22 y 23 con fandangos en plazas públicas, y del 24 al 26 tendrá lugar el Coloquio en el Museo Regional Michoacano.

“En la Ley de Cultura está establecido que los municipios deben de tener un registro de sus bienes patrimoniales y además que deben declararlos, por ello esperamos que el ayuntamiento le haga caso a la ciudadanía, ya que somos muchos quienes participamos en este esfuerzo colectivo para que reconozcan el jarabe”, comentó el también músico Jorge Amós.

Finalmente, destacó Martínez Ayala que en caso de que el jarabe obtenga el reconocimiento de Patrimonio, que le brinda la capacidad de legal, se podrían formar un plan de desarrollo y difusión de esta danza y género musical más detallado, ya sea para los espacios educativos o creando talleres y cursos en las Casas de la Cultura de los distintos municipios michoacanos, con el fin de promoverlo y preservarlo.

Invitan al Encuentro Nacional de Jarabe

El Segundo Encuentro Nacional y Segundo Coloquio Nacional del Jarabe: patrimonios regionales se llevará a cabo del 20 al 26 de junio, donde los primeros dos días se impartirán talleres de baile y música del género jarabe, cuyo costo es de mil 200 pesos, y los otros dos días se practicará lo aprendido con fandangos en las plazas de la capital michoacana.

Además a partir del 24 se presentarán conferencias magistrales con relación a la temática, con la participación de Carlos Ruiz Rodríguez, de la Fonoteca del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y Benjamín Muratalla, director de la misma; Aideé Balderas Medina, del PDCH-CONACULTA; José Rafael Rodríguez López, del Colegio de Michoacán, y Juan Zacarías Gómez, de la Universidad Intercultural Indígena de Michoacán, así como distintos investigadores de la Casa de Hidalgo, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), entre otros, y músicos como los Jabalíes y Chaneques, por mencionar algunos.

Local

Niega INAH que El Barreno sea una pirámide

La única evaluación del instituto fue en 2017 y afirma que es un basamento natural ocasionado por el choque de lava con agua, pero nunca evaluó el estudio de García Tapia de 1956, ni tomó en cuenta el testimonio de Fabián Ruiz sobre los hallazgos dentro de la estructura

Local

El plástico ¿en jaque o transición?

Mil 784 empleos directos están en riesgo en Michoacán en las 33 empresas que se dedican a la producción de bolsas de plástico

Local

Entregan 1er financiamiento gestionado en Espacio Emprendedor

Xochiquetzal, emprendedora en el negocio de los dulces, destinará su préstamo a la compra de mobiliario para la degustación de dulces

Local

Niega INAH que El Barreno sea una pirámide

La única evaluación del instituto fue en 2017 y afirma que es un basamento natural ocasionado por el choque de lava con agua, pero nunca evaluó el estudio de García Tapia de 1956, ni tomó en cuenta el testimonio de Fabián Ruiz sobre los hallazgos dentro de la estructura

Local

El plástico ¿en jaque o transición?

Mil 784 empleos directos están en riesgo en Michoacán en las 33 empresas que se dedican a la producción de bolsas de plástico

Sociedad

En reunión con Pompeo, Ebrard pedirá a EU cumpla con acuerdos

Ebrard Casaubón comentó que el mejor ejemplo de cómo se combate la migración es generando empleo y desarrollo

Sociedad

Así operan en el país bandas de extranjeros

Colombianos, venezolanos y peruanos han sido identificados y detenidos por robos a residencias, extorsión y fraude en varios estados

Sociedad

Por desabasto frenan cirugías y consultas

En diversos hospitales del país no hay insumos básicos como las torundas; enfermos de cáncer, los más afectados

Local

Prevén retraso en la transición de la JLCA a Centro Estatal de Mediación

Aún no se aprueban lineamientos para crear los 32 centros del país