/ jueves 15 de agosto de 2019

Brinda CEEAV atención deficiente: Circe López Riofrío

Al corte de julio se tenían ya contabilizadas 302 víctimas diferidas en 283 expedientes, según datos de 2019 la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas

MORELIA, Mich.- Durante lo que va de 2019 la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas reconoció como víctimas de homicidio a 302 mujeres distribuidas en 283 expedientes; sin embargo, para la asociación civil Humanas Sin Violencia estos acompañamientos no se han distinguido por su calidad, salvo en algunas excepciones.

La presidenta de la organización Humanas Sin Violencia, Circe López Riofrío, opinó que el acompañamiento brindado por la CEEAV a los familiares de las víctimas “es muy deficiente”, salvo un par de excepciones, los que ha podido conocer al apoyar casos desde Humanas Sin Violencia.

“De los casos que nosotras llevamos como organización, ha sido muy deficiente, incluso tenemos un problema con un caso en donde la asesoría victimal ha sido nula. Te estoy hablando de un caso en la región Zamora; ha sido un asunto verdaderamente muy duro para la familia, es una mujer indígena de la región de la Cañada de los Once Pueblos”, señaló.

“Se han detectado también muchas deficiencias en los actos de investigación de los ministerios públicos, principalmente en las fiscalías regionales al interior del estado, principalmente las de Uruapan y Zamora, lo que puede incidir en que algunos de los feminicidios no se clasifiquen como tales y se registren como homicidios calificados, aunque precisó que no necesariamente es negativo eso, ya que es mejor que se reclasifiquen los homicidios a fin de que no haya impunidad”.


DATOS OFICIALES MARCAN INCREMENTO

De acuerdo con la información facilitada por la CEEAV a El Sol de Morelia, se ha incrementado gradualmente el número de víctimas que atiende el organismo, aunque de acuerdo con la comisionada presidenta, Cristina Cortés Carrillo, eso no significa que los ilícitos se hayan cometido en 2019, sino que fue este año cuando el organismo a su cargo conoció los casos, aunque pueden venir de varios años atrás.

En 2015, el año de su fundación, la CEEAV recibió únicamente un caso por homicidio de mujeres que no fue catalogado como feminicidio. Para 2016 hubo un reconocimiento de 17 víctimas en 16 expedientes: seis por feminicidio, dos por homicidio, siete por homicidio calificado y uno por homicidio en agravio de la mujer.

En 2017 la CEEAV reconoció 57 víctimas diferidas en 53 expedientes, 18 de ellas catalogadas como feminicidios, 23 como homicidios calificados, siete registrados como homicidios y cinco variantes más con un caso: homicidio cometido en personas menores de edad; homicidio en agravio de tentativa; homicidio en relación con parentesco; homicidio y asalto; así como homicidio, lesiones y disparo de arma de fuego.

En 2018 las víctimas de homicidio reconocidas por la CEEAV fueron 87 divididas en 81 expedientes, de ellas 41 fueron catalogadas como homicidios calificados, 24 como homicidios y sólo ocho se enlistaron como feminicidios.

Para este 2019 los casos de víctimas de homicidios de mujeres que registró la CEEAV se dispararon, pues al corte de julio se tenían ya contabilizadas 302 víctimas diferidas en 283 expedientes: De ellas sólo 25 se han catalogado como feminicidios, 201 como homicidios y 43 como homicidios calificados.

“A partir de la Alerta por Violencia de Género se ha venido trabajando análisis a las carpetas para ver la clasificación de los delitos, el asunto es que no está presente la CEEAV, de hecho nosotros sí hemos tenido diferencias fuertes con la CEEAV, porque a veces su gente, que debería ser la mejor preparada, la que realmente esté centrada en las víctimas, a veces no mira por los intereses de las víctimas y no las coloca ni las representa aún estando en el juicio, muchas veces toman el papel de observantes y no se involucran en las carpetas”, señaló.

Pese a la generalidad de acompañamientos deficientes por parte de la CEEAV, la activista reconoció un par de casos que se abordaron de forma excelente por parte del asesor del organismo, pues se logró una reclasificación del delito de feminicidio. “No puedo generalizar porque no acompaño a todos, pero de los que me ha tocado sí he visto esta situación de acompañamientos deficientes”.


Lamentablemente sólo hay un centro de justicia para las mujeres ubicado en la capital del estado, lo que complica el seguimiento legal de las denuncias de familiares de mujeres asesinadas

Circe López Riofrío


MORELIA, Mich.- Durante lo que va de 2019 la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas reconoció como víctimas de homicidio a 302 mujeres distribuidas en 283 expedientes; sin embargo, para la asociación civil Humanas Sin Violencia estos acompañamientos no se han distinguido por su calidad, salvo en algunas excepciones.

La presidenta de la organización Humanas Sin Violencia, Circe López Riofrío, opinó que el acompañamiento brindado por la CEEAV a los familiares de las víctimas “es muy deficiente”, salvo un par de excepciones, los que ha podido conocer al apoyar casos desde Humanas Sin Violencia.

“De los casos que nosotras llevamos como organización, ha sido muy deficiente, incluso tenemos un problema con un caso en donde la asesoría victimal ha sido nula. Te estoy hablando de un caso en la región Zamora; ha sido un asunto verdaderamente muy duro para la familia, es una mujer indígena de la región de la Cañada de los Once Pueblos”, señaló.

“Se han detectado también muchas deficiencias en los actos de investigación de los ministerios públicos, principalmente en las fiscalías regionales al interior del estado, principalmente las de Uruapan y Zamora, lo que puede incidir en que algunos de los feminicidios no se clasifiquen como tales y se registren como homicidios calificados, aunque precisó que no necesariamente es negativo eso, ya que es mejor que se reclasifiquen los homicidios a fin de que no haya impunidad”.


DATOS OFICIALES MARCAN INCREMENTO

De acuerdo con la información facilitada por la CEEAV a El Sol de Morelia, se ha incrementado gradualmente el número de víctimas que atiende el organismo, aunque de acuerdo con la comisionada presidenta, Cristina Cortés Carrillo, eso no significa que los ilícitos se hayan cometido en 2019, sino que fue este año cuando el organismo a su cargo conoció los casos, aunque pueden venir de varios años atrás.

En 2015, el año de su fundación, la CEEAV recibió únicamente un caso por homicidio de mujeres que no fue catalogado como feminicidio. Para 2016 hubo un reconocimiento de 17 víctimas en 16 expedientes: seis por feminicidio, dos por homicidio, siete por homicidio calificado y uno por homicidio en agravio de la mujer.

En 2017 la CEEAV reconoció 57 víctimas diferidas en 53 expedientes, 18 de ellas catalogadas como feminicidios, 23 como homicidios calificados, siete registrados como homicidios y cinco variantes más con un caso: homicidio cometido en personas menores de edad; homicidio en agravio de tentativa; homicidio en relación con parentesco; homicidio y asalto; así como homicidio, lesiones y disparo de arma de fuego.

En 2018 las víctimas de homicidio reconocidas por la CEEAV fueron 87 divididas en 81 expedientes, de ellas 41 fueron catalogadas como homicidios calificados, 24 como homicidios y sólo ocho se enlistaron como feminicidios.

Para este 2019 los casos de víctimas de homicidios de mujeres que registró la CEEAV se dispararon, pues al corte de julio se tenían ya contabilizadas 302 víctimas diferidas en 283 expedientes: De ellas sólo 25 se han catalogado como feminicidios, 201 como homicidios y 43 como homicidios calificados.

“A partir de la Alerta por Violencia de Género se ha venido trabajando análisis a las carpetas para ver la clasificación de los delitos, el asunto es que no está presente la CEEAV, de hecho nosotros sí hemos tenido diferencias fuertes con la CEEAV, porque a veces su gente, que debería ser la mejor preparada, la que realmente esté centrada en las víctimas, a veces no mira por los intereses de las víctimas y no las coloca ni las representa aún estando en el juicio, muchas veces toman el papel de observantes y no se involucran en las carpetas”, señaló.

Pese a la generalidad de acompañamientos deficientes por parte de la CEEAV, la activista reconoció un par de casos que se abordaron de forma excelente por parte del asesor del organismo, pues se logró una reclasificación del delito de feminicidio. “No puedo generalizar porque no acompaño a todos, pero de los que me ha tocado sí he visto esta situación de acompañamientos deficientes”.


Lamentablemente sólo hay un centro de justicia para las mujeres ubicado en la capital del estado, lo que complica el seguimiento legal de las denuncias de familiares de mujeres asesinadas

Circe López Riofrío