imagotipo

Afectadas más de 3 mil hectáreas por incendios

  • Alejandro Becerra
  • en Local

En este año se han registrado un total de 86 incendios que han arrasado con más de 3 mil hectáreas en esta región, esto con base en el reporte emitido por la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

De acuerdo al balance, se establece que hasta el momento se tienen contabilizados un total de 86 deflagraciones con la afectación de una superficie de 3 mil 187 hectáreas en esta parte de la geografía michoacana. En relación al año anterior, se puede conocer que en este 2017 han sido menos quemas las que se han presentado, sin embargo es mayor la superficie afectada por el fuego.

Y es que mientras en el 2016 se tuvieron 104 incendios con la afectación de 2 mil 59 hectáreas, en el actual han sido 86 quemas que ocasionaron daños en 3 mil 187 hectáreas.

Las causas por las que se han registrado las combustiones han sido principalmente por cuestiones intencionales, además de actividades agropecuarias, fogatas, fumadores, así como uno de manera natural.

Asimismo, se pudo conocer que los municipios que han sufrido los estragos del fuego han sido Tangancícuaro, Los Reyes, Santiago Tangamandapio, Chilchota, Peribán, Tocumbo, Purépero, Tingüindín, Zináparo y Zamora.

En estos últimos días no se ha tenido ningún incendio activo gracias a las precipitaciones pluviales que han azotado a la región, sin embargo, brigadas de la  Conafor, se mantienen a la expectativa para combatir cualquier deflagración que surja en los montes. Se hizo un llamado a la población para que, en caso de que detecte alguno en los cerros, de manera inmediata lo reporten, esto con la finalidad de que las cuadrillas se desplacen rápidamente a la zona del siniestro para exterminarlo y con ello evitar que el fuego arrase con una mayor superficie de recursos forestales en esta parte de la geografía michoacana.

También se ha recomendado a la ciudadanía que acude de día de campo al monte que en caso de que vayan a hacer fogatas, las apaguen por completo, precisamente para evitar dejar rastros de lumbre y con ello prevenir algún incendio forestal, todo esto a pesar de las lluvias que se han presentado en estos últimos días.

Cabe mencionar que desde el pasado mes de febrero se decretó el estado de alerta que se mantiene por parte de la Conafor, la cual se desactivará una vez que se establezcan en forma las precipitaciones pluviales y que no se tengan mayores riesgos de que sigan surgiendo más combustiones.