/ lunes 25 de mayo de 2020

Uso de efectivo se fortalece en el confinamiento

Pese a la contracción económica, la incertidumbre por la pandemia impulsa a los mexicanos a sacar el dinero de sus cuentas bancarias

A pesar de que la pandemia obliga a la mayoría de los mexicanos a quedarse en casa el mayor tiempo posible, el uso de efectivo sigue predominando en la economía, pues según datos del Banco de México, el 21 de mayo, los habitantes del país usaron más efectivo que nunca en la historia.

Una imagen recurrente en medio de la pandemia, son las largas filas afuera de los bancos y los cajeros automáticos, uno de los pocos servicios que mantuvieron, en su mayoría, las labores normales en la contingencia, por ser considerados como actividades de primera necesidad.

A esto se suma la menor cantidad de personas permitidas al interior de una sucursal, como parte de las medidas de distanciamiento social, dictadas por las autoridades federales para prevenir la expansión del virus.

El Banco de México (Banxico) dice que el uso de efectivo depende de varios factores cotidianos, como son el consumo, los días de la semana, las vacaciones o las festividades oficiales.

El organismo central precisa que uno entre los factores principales para que se incremente la necesidad de billetes y monedas es la actividad económica.

“Conforme la actividad económica es mayor, hay más transacciones o son de mayor monto. Como una parte importante de las operaciones comerciales en México se hacen con efectivo, al haber mayor cantidades de estas, se usan más los billetes y las monedas”, detalla el Banxico en el documento Provisión de Efectivo, elaborado en diciembre del año pasado.

Otra circunstancia que incrementa el uso del dinero es la inflación, pues cuando se encarecen los productos de primera necesidad, se necesitan más billetes y monedas para comprar lo mismo que se adquiría anteriormente a menor costo.

Sin embargo, estos dos factores están en sentido contrario durante la pandemia.

Por ejemplo, según el Inegi durante el primer trimestre de este año, el Producto Interno Bruto (PIB), que mide la cantidad de dinero que generó el país durante un periodo determinado, se contrajo 1.7 por ciento en comparación con los primeros tres meses del año pasado.

Mientras tanto, la inflación en la primera mitad de mayo se ubicó en 2.83 por ciento, lo que la ubica por debajo de la meta oficial del Banco de México, que es de tres por ciento.

¿POR QUÉ USAMOS MÁS DINERO?

De acuerdo con datos del Banco de México, la demanda de billetes y monedas del público se elevó en 21 mil 460 millones de pesos, a un total de un billón 838 mil 98 millones de pesos, el 21 de mayo, una cifra nunca antes vista.

De acuerdo con Gerardo Obregón, director de Prestadero, una plataforma online de préstamos persona a persona, el uso de efectivo se mantiene como la forma predominante para las compras que realiza el grueso de los mexicanos al abarcar 95 por ciento del total.

“El primer factor es el tipo de economía en México, donde la mayoría es informal. Entonces, cuando hablas de una economía informal quiere decir que todo pasa con billete de una mano a otra. Si compras unos tacos pagas con un billete de 50 pesos, porque el taquero no recibe tarjeta”, mencionó.

El taquero, añadió, no deposita el dinero en el banco porque muy probablemente no tiene una cuenta, debido a que la penetración bancaria en el país sigue siendo muy baja y se empieza a hacer un círculo vicioso de cosas que aportan al uso de dinero en efectivo.

“Habla mucho del miedo del tener el dinero en el banco que tenerlo físicamente, de forma tangible. El miedo también es a la fiscalización, por lo que la gente piensa que el SAT lo va a ver, me lo va a robar, me va a fiscalizar, me lo va a quitar y si lo que ganaba eran 100 pesos, van a meter la mano a la cuenta bancaria y el SAT me lo va a quitar”, dijo el empresario.

Por separado, Karl Berta, jefe de Liftoff para Latinoamérica, una empresa especializada en marketing digital de aplicaciones, aseguró que en México a comparación de Norteamérica hay un atraso para pagar de forma digital, y por necesidad, la gente vuelve al efectivo.

“Hay preocupación sobre el futuro. La gente no sabe qué va a pasar y por eso empiezan a sacar el dinero para estar más seguros. Además, las mayoría de las tiendas pequeñas nunca han aceptado pagos por transacciones digitales en comparación con las transacciones en efectivo”, dijo a este diario.

En este sentido, Gerardo Obregón coincide en que la inquietud sobre el futuro económico hace que la gente quiera tener dinero en la mano. “Es normal en todo el mundo, especialmente en países emergentes, que cuando se prevé una desaceleración económica es común que la gente se asuste y provoca que la población saque dinero del banco, pero si la situación mejora, esta tendencia se revierte”, señaló.

NUEVA REALIDAD

La pandemia representa una oportunidad para acelerar la transición hacia el dinero digital, pues el contacto con otras personas y objetos deberá reducirse hasta que el mundo desarrolle inmunidad frente a este virus, algo que podría tardar hasta dos años, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Antes del coronavirus, señala Karl Berta, la penetración de aplicaciones móviles financieras ya mostraba un alza en México y América Latina, tendencia que acumula dos años y que se acelerará en gran medida, gracias al Covid-19.

Además, Gerardo Obregón recordó que la Ley para la Regular a las Instituciones de Tecnología Financiera, conocida como Ley Fintech, prohíbe que estos organismos reciban billetes y monedas o que entreguen los préstamos en estas mismas circunstancias.

La única excepción, dijo, es cuando hay atrasos en los pagos de los créditos y es cuando los clientes pueden pagar cierto monto en efectivo.

Por otra parte, Aldofo Babatz, fundador y CEO de Clip, una terminal de pagos de bajo costo, los comercios en México buscan adaptarse para generar más ingresos pese a la contingencia sanitaria.

En conferencia de prensa, el directivo dijo que el servicio a domicilio y la ausencia de contacto son la nueva forma de hacer negocios. “Esto es complicado para los comercios y hoy el nuevo reto se llama distancia”, aseguró.

Añadió que 99 por ciento de las empresas en el país son pequeñas y medianas, un sector que migra de forma cada vez más acelerada al uso de efectivo a tarjetas y pagos digitales.

La empresa de Babatz presentó los pagos a distancia de Clip, que permitirán a los negocios y usuarios realizar y recibir pagos a miles de kilómetros de distancia.

Para utilizar este sistema, los comercios sólo deben descargar la aplicación de Clip, registrarse y añadir la cuenta bancaria en la que quieren recibir el dinero.

Para generar un pago en la República Mexicana, los usuarios deben entrar a la aplicación, ingresar el monto y generar un enlace. Una vez que se genera el url, lo envían al cliente a través de WhatsApp o correo electrónico y tendrá una vigencia máxima de 72 horas.

Este producto electrónico tiene una comisión de 3.6 por ciento más Impuesto al Valor Agregado (IVA).

“Esperamos que pagos a distancia para fines de este año representen entre cinco y 12 por ciento del volumen de Clip. Mientras que para el año que viene debería de crecer a 20 o 25 por ciento”, dijo el director general de Clip.

Otra particularidad de este nuevo sistema es que los usuarios no necesitarán de contar con una terminal para realizar el cobro de las cuentas, debido a que todo el proceso se realizará de forma electrónica.

La empresa se comprometió a que todos los pagos que se hagan a través de la aplicación se vean reflejados en las cuentas de los usuarios en menos de 48 horas, concluyó Adolfo Babatz.

“Todo eso empieza a generar cierto momento para que la gente se empiece a digitalizar y el dinero en efectivo se utilice menos. Todo el eCommerce está incrementando y creo que la gente empieza a ver más el beneficio de no usar el efectivo. El temor por la recesión está opacando lo que viene en la coyuntura del uso de tecnologías y de Fintech”, concluye el director general de Prestadero.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

A pesar de que la pandemia obliga a la mayoría de los mexicanos a quedarse en casa el mayor tiempo posible, el uso de efectivo sigue predominando en la economía, pues según datos del Banco de México, el 21 de mayo, los habitantes del país usaron más efectivo que nunca en la historia.

Una imagen recurrente en medio de la pandemia, son las largas filas afuera de los bancos y los cajeros automáticos, uno de los pocos servicios que mantuvieron, en su mayoría, las labores normales en la contingencia, por ser considerados como actividades de primera necesidad.

A esto se suma la menor cantidad de personas permitidas al interior de una sucursal, como parte de las medidas de distanciamiento social, dictadas por las autoridades federales para prevenir la expansión del virus.

El Banco de México (Banxico) dice que el uso de efectivo depende de varios factores cotidianos, como son el consumo, los días de la semana, las vacaciones o las festividades oficiales.

El organismo central precisa que uno entre los factores principales para que se incremente la necesidad de billetes y monedas es la actividad económica.

“Conforme la actividad económica es mayor, hay más transacciones o son de mayor monto. Como una parte importante de las operaciones comerciales en México se hacen con efectivo, al haber mayor cantidades de estas, se usan más los billetes y las monedas”, detalla el Banxico en el documento Provisión de Efectivo, elaborado en diciembre del año pasado.

Otra circunstancia que incrementa el uso del dinero es la inflación, pues cuando se encarecen los productos de primera necesidad, se necesitan más billetes y monedas para comprar lo mismo que se adquiría anteriormente a menor costo.

Sin embargo, estos dos factores están en sentido contrario durante la pandemia.

Por ejemplo, según el Inegi durante el primer trimestre de este año, el Producto Interno Bruto (PIB), que mide la cantidad de dinero que generó el país durante un periodo determinado, se contrajo 1.7 por ciento en comparación con los primeros tres meses del año pasado.

Mientras tanto, la inflación en la primera mitad de mayo se ubicó en 2.83 por ciento, lo que la ubica por debajo de la meta oficial del Banco de México, que es de tres por ciento.

¿POR QUÉ USAMOS MÁS DINERO?

De acuerdo con datos del Banco de México, la demanda de billetes y monedas del público se elevó en 21 mil 460 millones de pesos, a un total de un billón 838 mil 98 millones de pesos, el 21 de mayo, una cifra nunca antes vista.

De acuerdo con Gerardo Obregón, director de Prestadero, una plataforma online de préstamos persona a persona, el uso de efectivo se mantiene como la forma predominante para las compras que realiza el grueso de los mexicanos al abarcar 95 por ciento del total.

“El primer factor es el tipo de economía en México, donde la mayoría es informal. Entonces, cuando hablas de una economía informal quiere decir que todo pasa con billete de una mano a otra. Si compras unos tacos pagas con un billete de 50 pesos, porque el taquero no recibe tarjeta”, mencionó.

El taquero, añadió, no deposita el dinero en el banco porque muy probablemente no tiene una cuenta, debido a que la penetración bancaria en el país sigue siendo muy baja y se empieza a hacer un círculo vicioso de cosas que aportan al uso de dinero en efectivo.

“Habla mucho del miedo del tener el dinero en el banco que tenerlo físicamente, de forma tangible. El miedo también es a la fiscalización, por lo que la gente piensa que el SAT lo va a ver, me lo va a robar, me va a fiscalizar, me lo va a quitar y si lo que ganaba eran 100 pesos, van a meter la mano a la cuenta bancaria y el SAT me lo va a quitar”, dijo el empresario.

Por separado, Karl Berta, jefe de Liftoff para Latinoamérica, una empresa especializada en marketing digital de aplicaciones, aseguró que en México a comparación de Norteamérica hay un atraso para pagar de forma digital, y por necesidad, la gente vuelve al efectivo.

“Hay preocupación sobre el futuro. La gente no sabe qué va a pasar y por eso empiezan a sacar el dinero para estar más seguros. Además, las mayoría de las tiendas pequeñas nunca han aceptado pagos por transacciones digitales en comparación con las transacciones en efectivo”, dijo a este diario.

En este sentido, Gerardo Obregón coincide en que la inquietud sobre el futuro económico hace que la gente quiera tener dinero en la mano. “Es normal en todo el mundo, especialmente en países emergentes, que cuando se prevé una desaceleración económica es común que la gente se asuste y provoca que la población saque dinero del banco, pero si la situación mejora, esta tendencia se revierte”, señaló.

NUEVA REALIDAD

La pandemia representa una oportunidad para acelerar la transición hacia el dinero digital, pues el contacto con otras personas y objetos deberá reducirse hasta que el mundo desarrolle inmunidad frente a este virus, algo que podría tardar hasta dos años, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Antes del coronavirus, señala Karl Berta, la penetración de aplicaciones móviles financieras ya mostraba un alza en México y América Latina, tendencia que acumula dos años y que se acelerará en gran medida, gracias al Covid-19.

Además, Gerardo Obregón recordó que la Ley para la Regular a las Instituciones de Tecnología Financiera, conocida como Ley Fintech, prohíbe que estos organismos reciban billetes y monedas o que entreguen los préstamos en estas mismas circunstancias.

La única excepción, dijo, es cuando hay atrasos en los pagos de los créditos y es cuando los clientes pueden pagar cierto monto en efectivo.

Por otra parte, Aldofo Babatz, fundador y CEO de Clip, una terminal de pagos de bajo costo, los comercios en México buscan adaptarse para generar más ingresos pese a la contingencia sanitaria.

En conferencia de prensa, el directivo dijo que el servicio a domicilio y la ausencia de contacto son la nueva forma de hacer negocios. “Esto es complicado para los comercios y hoy el nuevo reto se llama distancia”, aseguró.

Añadió que 99 por ciento de las empresas en el país son pequeñas y medianas, un sector que migra de forma cada vez más acelerada al uso de efectivo a tarjetas y pagos digitales.

La empresa de Babatz presentó los pagos a distancia de Clip, que permitirán a los negocios y usuarios realizar y recibir pagos a miles de kilómetros de distancia.

Para utilizar este sistema, los comercios sólo deben descargar la aplicación de Clip, registrarse y añadir la cuenta bancaria en la que quieren recibir el dinero.

Para generar un pago en la República Mexicana, los usuarios deben entrar a la aplicación, ingresar el monto y generar un enlace. Una vez que se genera el url, lo envían al cliente a través de WhatsApp o correo electrónico y tendrá una vigencia máxima de 72 horas.

Este producto electrónico tiene una comisión de 3.6 por ciento más Impuesto al Valor Agregado (IVA).

“Esperamos que pagos a distancia para fines de este año representen entre cinco y 12 por ciento del volumen de Clip. Mientras que para el año que viene debería de crecer a 20 o 25 por ciento”, dijo el director general de Clip.

Otra particularidad de este nuevo sistema es que los usuarios no necesitarán de contar con una terminal para realizar el cobro de las cuentas, debido a que todo el proceso se realizará de forma electrónica.

La empresa se comprometió a que todos los pagos que se hagan a través de la aplicación se vean reflejados en las cuentas de los usuarios en menos de 48 horas, concluyó Adolfo Babatz.

“Todo eso empieza a generar cierto momento para que la gente se empiece a digitalizar y el dinero en efectivo se utilice menos. Todo el eCommerce está incrementando y creo que la gente empieza a ver más el beneficio de no usar el efectivo. El temor por la recesión está opacando lo que viene en la coyuntura del uso de tecnologías y de Fintech”, concluye el director general de Prestadero.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Local

Michoacán: casi 20 mil casos y mil 600 muertes por Covid-19

Jornada del sábado deja otros 155 positivos y 13 decesos en la entidad

Local

A seis años de Ayotzinapa, normalistas marchan en Morelia

Entre consignas y pintas, cientos de estudiantes se manifiestan en el Centro Histórico

Local

Necropsia revela las causas del homicidio de Jessica González

El estudio señala que la joven de 21 años fue golpeada repetidamente, hasta que una de las contusiones le provocó la muerte

Política

Instituciones se debilitan ante renuncia de funcionarios: Fernández Santillán

La renuncia de ocho funcionarios a la administración federal es una muestra de que en el actual Gobierno importa más la lealtad que la capacidad en detrimento de las instituciones

Sociedad

“Ya son seis años y no tenemos nada”: padres de los 43 normalistas a AMLO

El Presidente ofreció disculpas por lo que calificó como una gran injusticia cometida por el Estado mexicano

Doble Vía

Punto Gamer | El Príncipe de Persia regresa a la realeza

Este retorno no solo representa la portabilidad del título original hacia nuestros días, sino la oportunidad de poder remasterizar todos los detalles posibles.

Mundo

Amy Coney Barrett, la antítesis de la juez Ruth Bader Ginsburg

Actualmente jueza del Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito de EU, esta abogada de apenas 48 años parece ajustarse al libreto de esta Administración

Gossip

Aspiran al Ariel plasmando a México a través del cine

Los nominados a Película y Director para la edición 62 del Premio Ariel representan historias sobre la realidad de nuestro país, a partir de diversos géneros

Política

Violencia de género crece en la política; Tribunal recibe más casos

En las salas del Tribunal Electoral se atendieron 434 asuntos de 2015 hasta el corte de septiembre 2020