/ sábado 25 de mayo de 2019

Instalan robots en bosques para prevenir incendios

Robotics Galu trajo a México dispositivos que detectan conflagraciones en áreas de dos metros cuadrados

Ante la creciente ola de incendios forestales, la empresa Robotics Galu instaló en el Nevado de Toluca y en Guadalajara un dispositivo que puede detectar fuego en un área de dos metros cuadrados o más, con el fin de sofocarlo antes de que se extienda.

El equipo, que se está probando en estas ciudades, es un robot con aspecto de cámara de vigilancia, el cual cuenta con dos lentes, uno de ellos es térmico, y puede vigilar de hasta 10 kilómetros lineales para detectar el inicio de un incendio y alertar a las brigadas de inmediato.

Fernando Aranda, director de la compañía, explicó a El Sol de México que esta tecnología puede detectar puntos de calor dentro de un área boscosa y proporcionar de inmediato las coordenadas exactas y condiciones atmosféricas como velocidad y dirección del viento y humedad.

Toda esta información es básica para los cuerpos de combate, pues les permite sofocar incendios de forma más eficiente .

“Podemos garantizar la detección de focos de incendio en un rango de hasta 10 kilómetros lineales. Una vez que se detectan los puntos, se envía toda la información a los centros de monitoreo, entre ella, datos meteorológicos, los cuales son muy importantes, porque no es lo mismo un incendio en condiciones sin viento que cuando hay viento que pueda expandir rápido las llamas”, comentó.

El robot, explicó el directivo, funciona las 24 horas los 365 días del año. Puede conectarse a la energía eléctrica, o bien, se integra con paneles solares o un sistema eólico para que genere su propia energía.

La idea es que nunca se apague y monitoree la zona de forma permanente. Aranda indicó que cada proyecto se hace con base en las necesidades de los clientes, los cuales pueden ser instancias públicas o privadas.

“Analizamos el área que se quiera proteger y, dependiendo del terreno, instalamos el equipo para que pueda cubrir el mayor espacio posible. Vemos árboles, si hay cerros, las condiciones climáticas como si hay niebla, o las condiciones de luz, para determinar todo lo que requiere el robot para operar sin descanso”, señaló.

El directivo subrayó que se trata de una tecnología preventiva, la cual busca ahorrar millones que se gastarían en el uso de recursos para sofocar los incendios cuando se extienden.

“Es más barato invertir en prevención, porque cuando un incendio se sale de control requieres muchos recursos para controlarlo, no es lo mismo que detectarlo cuando tiene dos metros cuadrados y puede apagarse con pocos recursos y de inmediato”, apuntó.

Los resultados de los robots que están a prueba en el Nevado de Toluca y en el bosque de La Primavera, en Jalisco, darán la pauta para que la empresa venda esta tecnología a instancias federales como la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Según Aranda, los mil 229 millones de pesos que se recortaron al presupuesto de la Conafor este año, serían suficientes para instalar de estos robots para monitorear hasta 80 por ciento del área boscosa de Valle de México, y detectar en etapas tempranas los incendios forestales, evitando futuras crisis medioambientales como las que ocurrieron en semanas previas.

Ante la creciente ola de incendios forestales, la empresa Robotics Galu instaló en el Nevado de Toluca y en Guadalajara un dispositivo que puede detectar fuego en un área de dos metros cuadrados o más, con el fin de sofocarlo antes de que se extienda.

El equipo, que se está probando en estas ciudades, es un robot con aspecto de cámara de vigilancia, el cual cuenta con dos lentes, uno de ellos es térmico, y puede vigilar de hasta 10 kilómetros lineales para detectar el inicio de un incendio y alertar a las brigadas de inmediato.

Fernando Aranda, director de la compañía, explicó a El Sol de México que esta tecnología puede detectar puntos de calor dentro de un área boscosa y proporcionar de inmediato las coordenadas exactas y condiciones atmosféricas como velocidad y dirección del viento y humedad.

Toda esta información es básica para los cuerpos de combate, pues les permite sofocar incendios de forma más eficiente .

“Podemos garantizar la detección de focos de incendio en un rango de hasta 10 kilómetros lineales. Una vez que se detectan los puntos, se envía toda la información a los centros de monitoreo, entre ella, datos meteorológicos, los cuales son muy importantes, porque no es lo mismo un incendio en condiciones sin viento que cuando hay viento que pueda expandir rápido las llamas”, comentó.

El robot, explicó el directivo, funciona las 24 horas los 365 días del año. Puede conectarse a la energía eléctrica, o bien, se integra con paneles solares o un sistema eólico para que genere su propia energía.

La idea es que nunca se apague y monitoree la zona de forma permanente. Aranda indicó que cada proyecto se hace con base en las necesidades de los clientes, los cuales pueden ser instancias públicas o privadas.

“Analizamos el área que se quiera proteger y, dependiendo del terreno, instalamos el equipo para que pueda cubrir el mayor espacio posible. Vemos árboles, si hay cerros, las condiciones climáticas como si hay niebla, o las condiciones de luz, para determinar todo lo que requiere el robot para operar sin descanso”, señaló.

El directivo subrayó que se trata de una tecnología preventiva, la cual busca ahorrar millones que se gastarían en el uso de recursos para sofocar los incendios cuando se extienden.

“Es más barato invertir en prevención, porque cuando un incendio se sale de control requieres muchos recursos para controlarlo, no es lo mismo que detectarlo cuando tiene dos metros cuadrados y puede apagarse con pocos recursos y de inmediato”, apuntó.

Los resultados de los robots que están a prueba en el Nevado de Toluca y en el bosque de La Primavera, en Jalisco, darán la pauta para que la empresa venda esta tecnología a instancias federales como la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Según Aranda, los mil 229 millones de pesos que se recortaron al presupuesto de la Conafor este año, serían suficientes para instalar de estos robots para monitorear hasta 80 por ciento del área boscosa de Valle de México, y detectar en etapas tempranas los incendios forestales, evitando futuras crisis medioambientales como las que ocurrieron en semanas previas.

Cultura

"La memoria que ardía", una complicación de cuentos sobre la pérdida y el dejar ir

Socorro Venegas presentó su sexto libro "La memoria que ardía" en el Centro Cultural de la UNAM Morelia

Local

En aumento, denuncias contra discriminación

El director de la Coepredv, Alberto Hernández, dijo que en Michoacán el 60 por ciento de los ciudadanos la perciben en las instituciones y sociedad

Local

Con tres registros, inicia contienda por titularidad de CEDH

Mañana culmina el periodo de registro de aspirantes a ocupar el cargo los próximos cuatro años

Política

La CNDH está subyugada y condicionada: Alberto Athié

Advierte que se corre el riesgo de perder autonomía, por lo que alista una queja ante la ONU tras la elección de Rosario Piedra Ibarra

Política

Desconocen más estados a Rosario Piedra

El gobernador de de Aguas Calientes, Martin Orozco, afirmó que asumirá la defensa real de los derechos

Finanzas

Inversión extranjera aumenta 7.8%, segunda mejor captación en 20 años

Entre enero y septiembre México captó 26 mil millones de dólares de empresas foráneas

Mundo

OEA, a un paso de suspender a Nicaragua

Gobierno de Daniel Ortega "volvió inviable la democracia en el país": informe; el organismo convoca a foro supremo para tratar el tema

Finanzas

Singapur quiere invertir en el Corredor Transístmico

Una empresa del país asiático apoya al gobierno en la concepción de uno de los principales proyectos de la actual administración

Sociedad

México tiene sed de paz: nuncio Franco Coppola

Es incomprensible la consumación de tanta violencia en un pueblo tan católico, señaló Franco Coppola