/ viernes 3 de abril de 2020

Fitch baja calificaciones de Pemex por deterioro de perfil crediticio

La calificadora señaló que Pemex enfrenta una elevada carga fiscal, endeudamiento y altas necesidades de inversión para mantener la producción

La agencia Fitch Ratings rebajó las calificaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que refleja el deterioro de su perfil crediticio y flexibilidad limitada para navegar la recesión en la industria del petróleo y el gas.

La calificadora señaló que Pemex enfrenta una elevada carga fiscal, endeudamiento, mayores costos de extracción por barril y altas necesidades de inversión para mantener la producción y reponer las reservas.

La agencia recortó las notas de emisor de largo plazo en moneda extranjera y local de Pemex a BB, desde BB+, calificaciones nacionales a largo plazo a A, desde AA. La perspectiva de calificación para todas las calificaciones es negativa.

La rebaja se aplica a aproximadamente 80 mil millones de notas en circulación. Fitch también recortó las calificaciones nacionales de corto plazo de Pemex a F1, desde F1+.

Los ajustes reflejan el continuo deterioro del perfil de crédito independiente de la compañía a ccc-, en medio de la recesión en el mercado petrolero, precios más bajos y el debilitamiento del vínculo crediticio entre el gobierno de México y la empresa productiva del Estado.

Fitch prevé que el flujo de efectivo libre negativo de Pemex estará entre 15 mil millones de dólares y 20 mil millones de dólares por año. Esto, con un precio actual de la mezcla mexicana de crudo canasta de crudo debajo de 20 dólares por barril.

La revisión a la baja de la fortaleza del vínculo entre las calificaciones de Pemex y las del soberano refleja la demora y la incertidumbre de un apoyo excepcional del gobierno hacia la compañía ante las dificultades financieras que la petrolera enfrentará como resultado de la disminución de los precios del petróleo.

Por lo anterior, Fitch revisó su evaluación del apoyo gubernamental a Pemex de "moderada" a "débil" y de los subfactores de incentivos gubernamentales a "moderada" desde "fuerte".

Por ello, continuará evaluando la respuesta de México para apoyar a Pemex en los próximos meses, y advierte que podría tomar acciones de calificación adicionales en ausencia de un apoyo gubernamental proactivo y extraordinario.


Te recomendamos ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

La agencia Fitch Ratings rebajó las calificaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que refleja el deterioro de su perfil crediticio y flexibilidad limitada para navegar la recesión en la industria del petróleo y el gas.

La calificadora señaló que Pemex enfrenta una elevada carga fiscal, endeudamiento, mayores costos de extracción por barril y altas necesidades de inversión para mantener la producción y reponer las reservas.

La agencia recortó las notas de emisor de largo plazo en moneda extranjera y local de Pemex a BB, desde BB+, calificaciones nacionales a largo plazo a A, desde AA. La perspectiva de calificación para todas las calificaciones es negativa.

La rebaja se aplica a aproximadamente 80 mil millones de notas en circulación. Fitch también recortó las calificaciones nacionales de corto plazo de Pemex a F1, desde F1+.

Los ajustes reflejan el continuo deterioro del perfil de crédito independiente de la compañía a ccc-, en medio de la recesión en el mercado petrolero, precios más bajos y el debilitamiento del vínculo crediticio entre el gobierno de México y la empresa productiva del Estado.

Fitch prevé que el flujo de efectivo libre negativo de Pemex estará entre 15 mil millones de dólares y 20 mil millones de dólares por año. Esto, con un precio actual de la mezcla mexicana de crudo canasta de crudo debajo de 20 dólares por barril.

La revisión a la baja de la fortaleza del vínculo entre las calificaciones de Pemex y las del soberano refleja la demora y la incertidumbre de un apoyo excepcional del gobierno hacia la compañía ante las dificultades financieras que la petrolera enfrentará como resultado de la disminución de los precios del petróleo.

Por lo anterior, Fitch revisó su evaluación del apoyo gubernamental a Pemex de "moderada" a "débil" y de los subfactores de incentivos gubernamentales a "moderada" desde "fuerte".

Por ello, continuará evaluando la respuesta de México para apoyar a Pemex en los próximos meses, y advierte que podría tomar acciones de calificación adicionales en ausencia de un apoyo gubernamental proactivo y extraordinario.


Te recomendamos ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny