imagotipo

Fed sube tasas de interés, entre 1% y 1.25%, por segunda vez en 3 meses

Washington, D.C.- La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos elevó hoy las tasas de interés un cuarto de punto, al rango de entre 1% y 1.25 %, por segunda vez en tres meses, citando el continuo crecimiento económico de Estados Unidos y la fortaleza del mercado laboral, y anunció además que comenzará a reducir sus tenencias de bonos y otros activos este año.

En su comunicado tras una reunión de política monetaria de dos días, el panel de la Fed que fija la tasa de interés indicó que la economía se ha estado expandiendo moderadamente, que el mercado laboral siguió fortaleciéndose y que una reciente debilidad en la inflación era vista como transitoria.

La Fed entregó un claro detalle del plan para reducir su portafolio de 4.2 billones de dólares en bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas, la mayoría de los cuales fueron comprados tras la crisis financiera de 2007-2009 y la recesión.

“El comité actualmente espera comenzar a implementar un programa de normalización de la hoja de balance este año, siempre que la economía evolucione en líneas generales como se ha anticipado”, dijo la Fed en su comunicado.

Según un apéndice divulgado con el comunicado, el banco central anticipa que el plan de la reducción del balance involucraría frenar las reinversiones de cantidades mayores de valores que vencen.

La Fed ve que la reducción de activos del Tesoro será inicialmente de 6 mil millones de dólares mensuales, un monto que se incrementará en otros 6 mil millones de dólares en intervalos de tres meses por 12 meses hasta alcanzar los 30 mil millones de dólares por mes.

Para la deuda de agencia y activos respaldados por hipotecas, la reducción será en un inicio de 4 mil millones de dólares mensuales, un monto que se incrementará en otros 4 mil millones de dólares en intervalos trimestrales por un año hasta alcanzar los 20 mil millones de dólares por mes.

La Fed ahora ha subido el costo del crédito cuatro veces como parte de una normalización de la política monetaria que comenzó en diciembre del 2015. El banco central había llevado los tipos a cerca de cero por ciento en respuesta a la crisis financiera.