imagotipo

Ahora está con La Fuerza: Fallece la actriz Carrie Fisher

  • Alonso Gutiérrez
  • en Espectáculos

Carrie Fisher, actriz de 60 años, quien cobró fama por interpretar a la Princesa Leia en la saga de Star Wars, falleció en un hospital de Los Angeles, informó un vocero de la familia, de acuerdo a información de la revista People.

“Es con profunda tristeza que Billie Lourd confirma que su amada madre, Carrie Fisher, ha muerto a las 8:55 de la mañana”, declaró Simon Halls.

Lourd añadió que su familia agradece las oraciones y pensamientos de toda la gente, además de afirmar que su madre era querida por todos.

“Ella era querida por todo el mundo y será extrañada profundamente”, finalizó.

Fisher estaba recuperándose de un ataque cardiaco sufrido en un vuelo de Londres a la ciudad californiana el pasado 23 de diciembre.

Nació en Beverly Hills el 21 de octubre de 1956; hija de dos prominentes figuras de la época, Eddie Fisher y Debbie Reynolds, por lo que el mundo del espectáculo parecía destinado para ella.

Su debut en el cine llegó de la mano de Warren Beatty, con la película “Shampoo”. Dirigida por Hal Ashby, se estrenó en 1975 con Beatty y Julie Christie como protagonistas y Fisher en un rol secundario.

Por aquellos años, el joven cineasta George Lucas, que había adquirido prestigio por el buen rendimiento de “American Graffiti” (1973), trataba de sacar adelante un ambicioso filme de ciencia-ficción en el que casi nadie de la industria de Hollywood confiaba.

Para el papel de la princesa Leia, que sería el único rol femenino con verdadero peso en la trilogía original de “Star Wars”, sonaron los nombres de Amy Irving o Jodie Foster, pero fue Carrie Fisher quien finalmente se metería en el set de rodaje junto a Mark Hamill (Luke Skywalker) y Harrison Ford (Han Solo).

Contra todo pronóstico, “Star Wars: A New Hope (1977)” arrasó en la taquilla y se convirtió en un tremendo fenómeno de fans, al mismo tiempo que en una imparable máquina de hacer dinero no solo por las películas sino también con la venta de merchandising.

Fisher regresó al universo de “Star Wars” en “The Empire Strikes Back” (1980) y “Return of the Jedi” (1983), sus años de mayor esplendor pero también, como desvelaría tiempo después, una época en la que comenzaron sus problemas con el alcohol y las drogas que le llevarían a recibir tratamiento por adicciones.

Tras “Star Wars”, la popularidad de Fisher cayó progresivamente y su carrera no tuvo la continuidad necesaria para conservar su estatus de estrella en Hollywood, aunque su nombre y apellido figuraron en los créditos de películas como “The Blues Brothers” (1980), “Hannah and Her Sisters” (1986) o “When Harry Met Sally…” (1989).

Entonces la actriz dio un giro a su trayectoria y comenzó su labor como escritora. Entre el puñado de libros que firmó destaca “Postcards from the Edge”, una novela con tintes autobiográficos que llegaría a la gran pantalla en 1990 con guión de Fisher, dirección de Mike Nichols y con Meryl Streep y Shirley MacLaine como líderes del reparto.

También escribió las novelas “Delirios de la abuela” (1993) y “Lo más horrible existe” (2004), las obras de no ficción “Wishful Drinking” (2008) y “Shockaholic” (2011) y los guiones de las películas “These Old Broads” (2001) y “E-Girl” (2007).

Sus últimos trabajos en el cine, antes de regresar a la saga “Star Wars”, fueron “Sorority Row”  y “Maps to the Stars”.

Con información de Agencia EFE