imagotipo

En seis meses Turquía ha encarcelado a 1,600 usuarios de redes sociales

  • EFE Agencia
  • en Doble Vía

Las autoridades turcas han enviado a prisión preventiva en los últimos seis meses a más de mil 600 personas por comentarios realizados en las redes sociales, informó el Ministerio de Interior turco.

A estos detenidos se les acusa de haber expresado en las redes sociales “provocaciones, odio, alabanzas a organizaciones terroristas, difamaciones al Estado u opiniones contrarias a la indivisibilidad del territorio nacional o la seguridad de la sociedad”, entre otros delitos, enumera un comunicado accesible en la web del Ministerio.

“En los últimos seis meses, tres mil 710 personas han pasado a control judicial, de las que mil 656 han sido enviadas a prisión preventiva, mientras que otras mil 203 han quedado en libertad condicional, 84 están aún en detención provisional y 767 han sido liberadas sin cargos”, detalla la nota.

Los órganos policiales han trasladado a la Fiscalía los casos de otras 10 mil personas, cuya identidad han podido comprobar y que están siendo investigadas ahora, agrega el comunicado.

Las autoridades han elevado, además, su cooperación con numerosas instituciones y proveedores de servicios internacionales para mejorar la lucha contra el terrorismo, añade la nota, que cita específicamente Twitter, Facebook y Youtube.

Aunque en los últimos años ya hubo varios juicios por opiniones expresadas en Twitter, se ha observado un neto aumento de las detenciones después de los dos atentados suicidas de las últimas dos semanas, reivindicados por el grupúsculo radical Halcones de la Libertad de Kurdistán (TAK).

Algunas personas habían expresado en las redes sociales su falta de tristeza o incluso su alegría por la muerte de policías y soldados turcos en estos ataques, desencadenando oleadas de protesta por parte de otros usuarios, así como titulares de denuncia en la prensa e investigaciones policiales.