imagotipo

Celebran presos filipinos concurso de belleza

  • AFP Agencia
  • en Doble Vía

Presos disfrazados de reinas de la belleza desfilaron en un improvisado escenario este sábado en un falso concurso de “Miss Universo” que, por unas horas, llevó la distensión y la alegría a una de las prisiones más superpobladas del país.

Miles de reclusos animaron y silbaron entusiasmados a los doce prisioneros, once gays y un transexual, que bailaron y cantaron en este particular concurso en el patio de la cárcel de Quezon City, equipados con pelucas, maquillaje y atuendos carnavalescos.

Esta prisión de Manila, que alberga a unos tres mil 800 pese a tener capacidad para 800, está tan superpoblada que los reclusos deben dormir, hacer deporte en el patio o incluso usar las escaleras por turnos.

“Me alegro de haber ganado”, explicó a la AFP la “ganadora”, Gwen, cuyo nombre real no puede ser utilizado por la política de la prisión.

Aseguró que su victoria era la de su “brigada”, en referencia a su banda. En la prisión hay 12 bandas, y todas tenían derecho a presentar a un candidato a este concurso de belleza organizado por el contratista de la prisión.

“Esto forma parte del bienestar de los prisioneros. Una vez que se unen a actividades como estas, logran reducir su condena por buen comportamiento”, explicó el contratista, Ferdinand Abejon.

El sistema penal de Filipinas es el tercero más congestionado del mundo, según el Instituto de Investigación sobre Políticas Criminales de la Universidad de Londres.

La situación está empeorando gravemente tras la detención de 40.000 sospechosos desde la llegada de Rodrigo Duterte al poder y su declaración oficial de guerra a las drogas, que ha dejado cinco mil 300 muertos desde julio.