/ viernes 15 de marzo de 2019

Sebastián Córdova, convertido en el amuleto de las Águilas

El juvenil fue prestado a Oaxaca y Necaxa para tomar experiencia con miras a futuro Crema

El trébol de la suerte y talismán, Sebastián Córdova, está convertido en el cambio revulsivo y mágico del América. El joven hidrocálido ha destrabado varios nudos y le ha dado a las Águilas puntos vitales. Silencioso y letal Córdova, tímido frente a los micrófonos, acepta su “don”: “Creo que he aprovechado muy bien las oportunidades que me dan, son escasas, pero lo he hecho bien, me ha tocado marcar”, dijo a ESTO. El novel jugador ríe al referirse a él como el amuleto amarillo, el nuevo “Gansito” Padilla: “Se me ha dado el gol, doy gracias a Dios”. La ayuda divina está presente, pero también el trabajo diario; darle fuerza y efecto a un balón no cae del cielo: “Entreno fuerte, me gusta quedarme a disparar, mejorar mis tiros”, contó Córdova.

Sebastián no es delantero, sin embargo, la red y él han hecho buena química: “Afortunadamente me ha tocado marcar, lo importante es que gane el equipo”. Los reflectores, aunque todavía son pocos, lo comienzan a alumbrar: “Se me están dando las cosas, pero apenas estoy comenzando, tengo que trabajar de la misma forma para ganarme un lugar”, aseguró. Córdova vio desde la banca el triunfo en el Clásico: “Se sintió muy bonito ganarlo, me quedé con las ganas de jugar, pero viene otro, ojalá me toque”, relató. Sebastián, a pesar de ser de Aguascalientes, sabe lo que es representar al América: “América es pasión, es orgullo, no se puede perder contra Chivas, te lo enseñan desde inferiores, desde los 15 años sé eso”. Córdova sabe que el balón y la red son sus cómplices: “Anotar un gol es muy bonito, hacerlo a Chivas es más, ojalá me toque, pero lo importante es ganar".

EL TRICOLOR EN SU MENTE

Sebastián es joven, pero con metas altas, en su mente se atraviesa el deseo de ser seleccionado mayor, por ahora es parte del Tricolor Sub-22: “Quiero estar en la Selección, ahorita con la 22 tenemos una gira, espero que nos vaya bien”, dijo. Si Córdova se mantiene en el combinado nacional, vienen pruebas de alto calibre: “En julio son los Panamericanos y más adelante son los Juegos Olímpicos, voy a trabajar para poder estar”, dijo.

El trébol de la suerte y talismán, Sebastián Córdova, está convertido en el cambio revulsivo y mágico del América. El joven hidrocálido ha destrabado varios nudos y le ha dado a las Águilas puntos vitales. Silencioso y letal Córdova, tímido frente a los micrófonos, acepta su “don”: “Creo que he aprovechado muy bien las oportunidades que me dan, son escasas, pero lo he hecho bien, me ha tocado marcar”, dijo a ESTO. El novel jugador ríe al referirse a él como el amuleto amarillo, el nuevo “Gansito” Padilla: “Se me ha dado el gol, doy gracias a Dios”. La ayuda divina está presente, pero también el trabajo diario; darle fuerza y efecto a un balón no cae del cielo: “Entreno fuerte, me gusta quedarme a disparar, mejorar mis tiros”, contó Córdova.

Sebastián no es delantero, sin embargo, la red y él han hecho buena química: “Afortunadamente me ha tocado marcar, lo importante es que gane el equipo”. Los reflectores, aunque todavía son pocos, lo comienzan a alumbrar: “Se me están dando las cosas, pero apenas estoy comenzando, tengo que trabajar de la misma forma para ganarme un lugar”, aseguró. Córdova vio desde la banca el triunfo en el Clásico: “Se sintió muy bonito ganarlo, me quedé con las ganas de jugar, pero viene otro, ojalá me toque”, relató. Sebastián, a pesar de ser de Aguascalientes, sabe lo que es representar al América: “América es pasión, es orgullo, no se puede perder contra Chivas, te lo enseñan desde inferiores, desde los 15 años sé eso”. Córdova sabe que el balón y la red son sus cómplices: “Anotar un gol es muy bonito, hacerlo a Chivas es más, ojalá me toque, pero lo importante es ganar".

EL TRICOLOR EN SU MENTE

Sebastián es joven, pero con metas altas, en su mente se atraviesa el deseo de ser seleccionado mayor, por ahora es parte del Tricolor Sub-22: “Quiero estar en la Selección, ahorita con la 22 tenemos una gira, espero que nos vaya bien”, dijo. Si Córdova se mantiene en el combinado nacional, vienen pruebas de alto calibre: “En julio son los Panamericanos y más adelante son los Juegos Olímpicos, voy a trabajar para poder estar”, dijo.

Local

El plástico ¿en jaque o transición?

Mil 784 empleos directos están en riesgo en Michoacán en las 33 empresas que se dedican a la producción de bolsas de plástico

Local

Carambola, la vida en un billar

Los billares en Morelia es una tradición que aún persiste; El Sol de Morelia te presenta algunas historias

Local

Niega INAH que El Barreno sea una pirámide

La única evaluación del instituto fue en 2017 y afirma que es un basamento natural ocasionado por el choque de lava con agua, pero nunca evaluó el estudio de García Tapia de 1956, ni tomó en cuenta el testimonio de Fabián Ruiz sobre los hallazgos dentro de la estructura

Local

Carambola, la vida en un billar

Los billares en Morelia es una tradición que aún persiste; El Sol de Morelia te presenta algunas historias

Sociedad

Detienen a presunto traficante y 83 migrantes en Estado de México

Fue personal de la Secretaría de Seguridad que en el hostal, del bulevar 16 de Septiembre, sin número, en Soyaniquilpan, encontró a los 83 hondureños, hospedados en seis habitaciones

Local

Piden ejidatarios unidad deportiva

La presidenta municipal Itzé Camacho recibió la propuesta ciudadana de regresar los impuestos de los contribuyentes en obra pública

New Articles

Suman 150 damnificados tras tromba en Jiquilpan

Reportes de Protección Civil refieren afectaciones a 55 viviendas con pérdida total en pertenencias y daños a la estructura de las casas

Local

Prevén superar rezago en turismo

Juan Manuel Abud anotó que el período vacacional representa otra oportunidad para recuperar el rezago que se arrastra del primer semestre

Mundo

Netanyahu supera récord de Ben Gurión como primer ministro de Israel

Tras más de trece años en el poder, el apodado "Rey Bibi" ha superado al considerado padre de la patria