/ viernes 7 de agosto de 2020

Comparten experiencia migratoria en la pandemia

Gracias a talleres de artes plásticas, literatura, trabajo en huertos colectivos y actividades recreativas, apoyan a las familias en su paso por la capital del país.

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- Sorprendido por la pandemia, el flujo migratorio de población centroamericana hacia México y Estados Unidos, tuvo que enfrentarse con otro gran obstáculo para llegar a su destino. Sin el apoyo de asociaciones civiles y albergues mexicanos, ese camino hubiese sido aún más complicado.

Un panorama difícil –aunque esperanzador– sobre el éxodo centroamericano, fue compartido en la mesa de diálogo “Con pandemia la migración sigue: el trabajo con migrantes desde las organizaciones desde la sociedad civil”, transmitida el día de ayer por medio de una red social del Centro Cultural UNAM de Morelia.

A decir de Guadalupe Beltrán, coordinadora del proyecto Taika, la pandemia supuso un reto para el trabajo con niños, niñas y adolescentes migrantes que habían hasta el momento, dado que “los espacios de acogida se vieron rebasados” a razón de que “los protocolos de salubridad se hicieron más estrictos”.

Con sede en la Ciudad de México, proyecto Taika se dedica a desarrollar “experiencias de inclusión bio-sociocultural con población migrante, a través del acompañamiento con enfoque en Derechos humanos e igualdad de género”, consigna su página web.

Foto: Iván Arias | El Sol de Morelia

A partir de encuentros, capacitaciones e investigaciones, Guadalupe Beltrán y su equipo buscan “visibilizar lo que está sucediendo con la población migrante, relacionándolo con perspectiva de género”.Gracias a talleres de artes plásticas, literatura, trabajo en huertos colectivos y actividades recreativas, apoyan a las familias migrantes en su paso por la capital del país.

Respecto a cómo la pandemia trastocó el trabajo presencial de la organización, explicó que “se vieron obligados a modificar la manera de intervenir”, por lo cual implementaron las redes sociales para trabajar a distancia.

Aunque señaló que desde el mes pasado reiniciaron con las actividades presenciales, dijo que un de los retos impuestos por el Covid-19 es “seguir generando redes de colaboración” para continuar trabajando con la población migrante adolescente, considerada “de atención prioritaria, al estar a mitad del camino entre la infancia y la edad madura”.

Te puede interesar: Por Covid-19, 100 michoacanos fallecidos en Estados Unidos

Por su parte, Linda Flores, coordinadora de la Casa del migrante de San Agustín, ubicada en la ciudad de Chihuahua, dijo que pese a ser éste un espacio con capacidad de alojamiento para 80 personas, las restricciones de la pandemia limitó su aforo a no más de 50 visitantes.

Foto: Iván Arias | El Sol de Morelia

“El reto ha sido no tener la casa llena y darle salida a los hermanos de manera digna”, dijo luego de explicar que el hospicio se está ubicado a 500 metros de las vías del tren “donde las personas migrantes suben y bajan”.

Al ser Chihuahua una ciudad de paso, advirtió que esa circunstancia orilla a los migrantes a "tomar decisiones de por dónde se va a cruzar”, razón ésta por la que el albergue busca “darle salida a los hermanos de manera digna y dejarlos permanecer máximo de tres noches”, dijo al precisar que sólo personas enfermas podían quedarse hasta dos semanas.

Además de subrayar que Casa del migrante San Agustín fue el único lugar de alojamiento que no ha cerrado desde que comenzó la pandemia, señaló que las políticas de convivencia, alimentación y limpieza, tuvieron que ajustarse a las necesidades sanitarias.

Los cercos sanitarios tuvieron un gran impacto porque las personas que venían en tránsito y no tenían acceso a la información sobre la pandemia, se sorprendieron y sintieron cierta discriminación… se vieron vulnerables ante estos cercos,aseguró.

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- Sorprendido por la pandemia, el flujo migratorio de población centroamericana hacia México y Estados Unidos, tuvo que enfrentarse con otro gran obstáculo para llegar a su destino. Sin el apoyo de asociaciones civiles y albergues mexicanos, ese camino hubiese sido aún más complicado.

Un panorama difícil –aunque esperanzador– sobre el éxodo centroamericano, fue compartido en la mesa de diálogo “Con pandemia la migración sigue: el trabajo con migrantes desde las organizaciones desde la sociedad civil”, transmitida el día de ayer por medio de una red social del Centro Cultural UNAM de Morelia.

A decir de Guadalupe Beltrán, coordinadora del proyecto Taika, la pandemia supuso un reto para el trabajo con niños, niñas y adolescentes migrantes que habían hasta el momento, dado que “los espacios de acogida se vieron rebasados” a razón de que “los protocolos de salubridad se hicieron más estrictos”.

Con sede en la Ciudad de México, proyecto Taika se dedica a desarrollar “experiencias de inclusión bio-sociocultural con población migrante, a través del acompañamiento con enfoque en Derechos humanos e igualdad de género”, consigna su página web.

Foto: Iván Arias | El Sol de Morelia

A partir de encuentros, capacitaciones e investigaciones, Guadalupe Beltrán y su equipo buscan “visibilizar lo que está sucediendo con la población migrante, relacionándolo con perspectiva de género”.Gracias a talleres de artes plásticas, literatura, trabajo en huertos colectivos y actividades recreativas, apoyan a las familias migrantes en su paso por la capital del país.

Respecto a cómo la pandemia trastocó el trabajo presencial de la organización, explicó que “se vieron obligados a modificar la manera de intervenir”, por lo cual implementaron las redes sociales para trabajar a distancia.

Aunque señaló que desde el mes pasado reiniciaron con las actividades presenciales, dijo que un de los retos impuestos por el Covid-19 es “seguir generando redes de colaboración” para continuar trabajando con la población migrante adolescente, considerada “de atención prioritaria, al estar a mitad del camino entre la infancia y la edad madura”.

Te puede interesar: Por Covid-19, 100 michoacanos fallecidos en Estados Unidos

Por su parte, Linda Flores, coordinadora de la Casa del migrante de San Agustín, ubicada en la ciudad de Chihuahua, dijo que pese a ser éste un espacio con capacidad de alojamiento para 80 personas, las restricciones de la pandemia limitó su aforo a no más de 50 visitantes.

Foto: Iván Arias | El Sol de Morelia

“El reto ha sido no tener la casa llena y darle salida a los hermanos de manera digna”, dijo luego de explicar que el hospicio se está ubicado a 500 metros de las vías del tren “donde las personas migrantes suben y bajan”.

Al ser Chihuahua una ciudad de paso, advirtió que esa circunstancia orilla a los migrantes a "tomar decisiones de por dónde se va a cruzar”, razón ésta por la que el albergue busca “darle salida a los hermanos de manera digna y dejarlos permanecer máximo de tres noches”, dijo al precisar que sólo personas enfermas podían quedarse hasta dos semanas.

Además de subrayar que Casa del migrante San Agustín fue el único lugar de alojamiento que no ha cerrado desde que comenzó la pandemia, señaló que las políticas de convivencia, alimentación y limpieza, tuvieron que ajustarse a las necesidades sanitarias.

Los cercos sanitarios tuvieron un gran impacto porque las personas que venían en tránsito y no tenían acceso a la información sobre la pandemia, se sorprendieron y sintieron cierta discriminación… se vieron vulnerables ante estos cercos,aseguró.

Local

Michoacán, lejos de celebrar el Día Internacional de la Paz

Debido a los constantes enfrentamientos de grupos armados, la pacificación del estado es una labor permanente

Local

En Michoacán, casi dos mil casos sospechosos de Covid-19

La entidad inicia semana con 163 nuevos positivos y cinco defunciones

Municipios

Guardianes de la Salud suspenden cinco establecimientos en Zamora

Incumplieron medidas sanitarias para frenar contagios por Covid-19

Celebridades

Ellen DeGeneres se disculpa por malos tratos e inicia un nuevo capítulo

La presentadora realizó el anunció de la 18 temporada y habló sobre la forma en que enfrentó el desprestigio

Finanzas

Reino Unido se deslinda del escándalo de HSBC

El Gobierno de Boris Johnson respondió a las publicaciones que acusan a bancos británicos de hacer operaciones con dinero ilícito

Finanzas

México pedirá préstamos si hay un rebrote de Covid-19

El Gobierno evitó incrementar los impuestos o recortar el gasto para enfrentar la crisis, asegura Gabriel Yorio

Sociedad

Guerrero teme que se saturen hospitales

El estado pasó del lugar 26 al séptimo en ocupación hospitalaria por la pandemia

Política

Morena debe de reconciliar al país: Rojas Díaz Durán

Alejandro Rojas Díaz Durán propone acabar con las diferencias sociales, las divisiones y confrontaciones

Política

Legisladoras, más activas que sus pares

Diputadas y senadoras impulsan iniciativas de paridad de género, requisitos para la CNDH e igualdad jurídica