imagotipo

Quien sustituirá a Carstens en Banco de México

  • Observación

“La sabiduría suprema es tener sueños bastantes grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen”.

William Faulkner

El gobernador del Banco de México (BANXICO), Agustín Carstens dejará su cargo en estos días, de tal manera que el 1 de diciembre próximo deberá ya estar sumado a esta dependencia financiera el nuevo subgobernador que complete la Junta de Gobierno BANXICO y proceder de esa manera a elegir al que fungirá como nuevo Gobernador de esa importante dependencia federal.

De acuerdo a lo que en días pasados mencionó Ernesto Cordero Arroyo, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, manifestó que aún no llega a esa Cámara la propuesta del Presidente de México Enrique Peña Nieto.

Es seguramente por ello que algunos medios de comunicación han publicado que ya debería haberse dado a conocer el nombre de quien podrá ser el subgobernador de BANXICO, y algunos temen que pueda México sufrir nuevos ataques en el valor del peso mexicano.

La verdad es que de acuerdo a lo que se marca en la forma en que debe operar BANXICO, todo esto está dentro de las reglas de operación de esta importante dependencia financiera y se entiende que Peña Nieto habrá de proponer a un nuevo miembro que conforme la Junta de Gobierno de BANXICO por la salida de Agustín Carstens, quien acude al nombramiento de Gerente de Bancos de Pagos Internacionales en Basilea, Suiza.

En noticiarios televisivos reconocidos periodistas han manifestado su desacuerdo con que no se conozca cómo se conformará la Junta de Gobierno de BANXICO y hasta manifiestan que existe el riesgo que esto dañe al peso mexicano.

Agustín Carstens durante una entrevista televisiva con destacada periodista al ser cuestionado sobre si existe peligro que a su salida de BANXICO, podrá afectar sensiblemente la solidez de la economía del país y la probable devaluación del pesos mexicano.

Agustín Carstens atajó: “La verdad es que BANXICO se compone con una Junta de Gobierno que la conforman 1 Gobernador y 4 Subgobernadores y esto quiere decir que esta dependencia financiera determina los acuerdos con la participación del Gobernador y 4 Subgobernadores, que han probado su capacidad y disposición en su encargo, por lo que cualquiera de los cuatro podría ser el próximo Gobernador de BANXICO”.

Cabe mencionar que Carstens es uno de los funcionarios federales que ha demostrado capacidad y buen juicio en el manejo de la economía financiera del país, pues ha sido Director Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional en cuyo organismo representó los intereses de México, España, Centroamérica y Venezuela.

Después Felipe Calderón cuando era Presidente de México, lo nombró Subsecretario Hacienda y Crédito Público de 2000 a 2003.  Posteriormente fue Subdirector Gerente del Fondo Monetario Internacional en cuyo organismo atendió a decenas de países miembros.

Posteriormente fue nombrado por Felipe Calderón, ahora como Secretario de Hacienda y Crédito Público en diciembre de 2006 cargo que mantuvo hasta octubre de 2009. Fue miembro del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) En 2009 y propuesto por el propio Calderón como miembro de la Junta de Gobierno de BANXICO y desde el 1 de enero de 2010 a la fecha ha sido Gobernador de esa dependencia, debido a que el Presidente Enrique Peña Nieto le solicitó posponer un año su salida.

La capacidad y sabiduría de este servidor público se agiganta, cuando ha manifestado ante una empresa televisiva internacional que cualquiera de los subgobernadores hará una adecuada labor al frente de BANXICO, pues los considera con la capacidad que se requiere.

En esta ocasión creo justo destacar que Agustín Carstens Carstens, ha demostrado ser un funcionario que ha sabido cumplir con su responsabilidad en diferentes cargos que se le han encomendado y al parecer sin demostrar partidismo, sino cumplimiento a la encomienda que se le ha dado.

También es de recordar que en el cargo de Gobernador de la Junta de Gobierno del Banco de México, le han precedido Guillermo Ortiz Martínez y Francisco Gil, quienes también llevaron un excelente trabajo en ese cargo, lo que indica que fueron dignos funcionarios en ese encargo. Por lo que en esta ocasión me es satisfactorio felicitarlos.

¡Ese es el punto!