imagotipo

Historia de vida

  • Soleando el Deporte

Cuando se habla de alcoholismo de inmediato se piensa en familias desunidas o como se dice ahora, disfuncionales, por aquello de que la cadena no resulta fácil romperse y lo más lógico es que de padre alcohólico, el hijo también lo sea.

En los recientes meses, ya más de un año, Ismael gallegos conocido como “El Pitufo”, trabaja, forma y desarrolla un proyecto de basquetbol, donde lo más curioso es que, conformó un grupo de jovencitos, que su edad oscila entre los 15 y 17 años.

Ya participó con el equipo U-15 en un torneo nacional, por supuesto, el derecho se lo ganó a base de trabajo y triunfos y se coló hasta el tercer lugar, en el evento celebrado en Tabasco. Muchos frutos están dando ya estos muchachos. Lo raro es que no representan a ninguna de las dos ligas que existen en nuestra ciudad, algo que no es raro, recordamos a la representación de la UNIVA; entró al torneo estatal sin que hubiera tampoco la anuencia de alguna liga.

Ismael es ingeniero en sistemas; terminó su carrera gracias al esfuerzo y a que el basquetbol le dio la oportunidad de acercarse recursos y hasta la fecha, es solicitado en diferentes equipos pues su calidad es muy palpable. Recientemente ha tomado el papel no sólo de entrenador sino su papel es más amplio, de formador.

El gusto por el deporte, el basquetbol, lo heredó de su papá del mismo nombre, era alcohólico pero la rigidez que siempre mostró, prohibiéndole terminantemente que no hiciera lo mismo que él, lo inició en la bien recordada cancha Cooperación, Su padre fue un basquetbolista de buenas hechuras, pero por su enfermedad no desarrolló mucho, además de abandonar su familia.

Curiosamente no recibe emolumentos de nadie y para llevar a competir a sus muchachos debe hacer “circo maroma y teatro”; para ir al nacional en Tabasco, “la hizo” con 20 mil pesos para toda una semana. Con apoyo del presidente de la liga de Jacona, aún sin pertenecer a ella.

Actualmente está participando con tres equipos en el estatal y en la S-18 marcha en primer lugar con sus muchachos y como jugador, en la libre también, ahí dirige Juan Luis Rosales y la femenil, es tercero. ¿Cómo le hacen para los viajes’ en base a coperachas y apoyos que reciben; no es fácil salir con tres equipos aunque el rival sea de una población cercana. Bueno, si el ayuntamiento no puede, no quiere o no tiene recursos, la mamá de Rafa Márquez; así se conoce a la diputada por el Verde Ecologista la señora Rosa Alicia Álvarez Piñones es muy generosa, aunque no será ese su papel como legisladora.

La gente que trabaja por el desarrollo de cualquier deporte, en este caso el basquetbol, donde uno de los requisitos es estar estudiando, y sí, sus jugadores son de nivel preparatorio; dos ya estudian odontología, otros más están estudiando en el CBTIS, en el Colegio Jacona, el Colón, Vasconcelos y otros.