imagotipo

El terremoto de 1985 causó más víctimas

  • Observación

“Carácter es la motivación interna para hacer lo correcto, cueste lo que cueste”

Anónimo

 

Muchas y muy variadas han sido las informaciones que se han vertido en infinidad de medios de información sobre el resultado del terremoto ocurrido el pasado 19 de septiembre del presente año. A lo anterior hay que sumar que también el sin número de informaciones que en torno a lo que ocurre a través de las redes sociales.
Hasta la mañana del pasado viernes 29 se estableció que la pérdida de vidas era de 353 personas y podría finalmente aumentar el número; y son miles de personas lesionadas que están siendo atendidas en hospitales del sector salud, incluyendo también muchos hospitales privados.
De acuerdo a lo que han publicado medios de comunicación el terremoto ocurrido hizo 32 años, el 19 de septiembre de 1985 arrojó más de 10 mil personas fallecidas, 9 mil 83 de ellas ocurrieron en la ciudad de México y señalan que fueron más de 45 mil heridos.

Por lo que respecta a las pérdidas materiales hay quien asegura que el número de edificios y casas que cayeron en 1985 superan al número ocurridas en este año 2017 de hasta 30 veces más.
No pasó desapercibido para muchas personas, que en algunos noticieros y sobre todo en redes sociales en las horas siguientes de que ocurrió el terremoto del 19 de septiembre de este año, empezaron a cuestionarse si el sismo ocurrido 32 años atrás no había dado ninguna experiencia y mucho se dijo sobre la necesidad de investigar que edificios y casas habían caído ahora y aseguraban que un gran número de ellos se acababan de construir y que por ello había que ver a quien se sancionaba por ello.
La verdad es que, como ya menciono al principio de esta colaboración, si la caída y desplome de edificios y casas fue 30 veces mayor en 1985, eso quiere decir que si se tomaron medidas para tratar de evitar la mortandad que en aquel entonces hubo.
Lo que también es de tomar en cuenta es que en 1985 el terremoto dejó atónitas a las autoridades de entonces que era presidente de la república Miguel de la Madrid Hurtado, en tanto que el Regente de la ciudad de México era Ramón Aguirre Velázquez, quienes en un primer momento quedaron pasmados, pero después iniciaron a dar respuesta al siniestro y les tocó encarar con todo, esta situación inesperada.
He de mencionar que el día 21 de septiembre del actual, supe que la Torre Latinoamericana había sido afectada terremotos de los días 7 y 19 de septiembre del actual. Este edificio de 44 pisos, durante muchos años icono de la Ciudad de México, visitado por miles y miles de turistas nacionales y extranjeros.
Sobre este rascacielos de La Latinoamericana se dice que tiene un sistema hidráulico, con un cajón en la cimentación que le permite flotar sobre el agua del manto freático; con 361 pilotes de concreto reforzado enterrados a 33 metros de profundidad. Con 3 sótanos que funcionan como cámara de flotación para rascacielos.
Durante un sismo La Latinoamericana no se mueve como péndulo, sino como serpiente, en dirección opuesta a las ondas sísmicas. Es el primer rascacielos del mundo construido en zona sísmica.
El America Institute of Steel Construction otorgó un reconocimiento a la edificación de este rascacielos en 1957, por ser el edificio más alto que jamás haya resistido un terremoto. La Latinoamericana fue diseñada por el arquitecto mexicano Augusto H. Álvarez. Este edificio fue inaugurado en 1956 y al siguiente año 1957 soportó el primer gran temblor de 7.7 grados de Richter, cuando cayó el Angel de la Independencia en avenida Reforma y posteriormente muchos más pero por tratarse de que los terremotos más peligrosos son el ya mencionado año de 1957, 1985 y los dos de septiembre de 2017, a continuación relaciono los últimos doce sismos ocurridos entre 1985 y 2017.
El del 14 de septiembre de 1995 intensidad del temblor 7.3 grados y provocó 4 muertos. El 9 de octubre de ese mismo año se registró otro con intensidad de 7.5 grados, epicentro entre Colima y Jalisco y produjo 61 muertos.
El 5 de junio de 1999 se registró el sismo con intensidad de 6.7 grados con epicentro en la región sur y centro del país que provocó 18 muertos y más de 200 heridos. Ese mismo año, el 30 de septiembre de 1999, con epicentro en Oaxaca con una intensidad de 7.4 y dejó 39 muertos 50 heridos graves y 250 mil damnificados.
Luego el 21 de enero de 2003 se tuvo un temblor de 7.3 grados de intensidad, arrojó 29 muertos, 290 heridos y 30 mil damnificados con epicentro en Colima y costa del pacífico. El 4 de abril de 2010, se registró un temblor con 7.2 grados con epicentro en Baja California y causó 4 muertos, dejó 233 heridos y 25 mil damnificados.
El 11 de diciembre de 2011, temblor de 6.5 grados epicentro en el Estado de Guerrero, provocó 3 muertos. En marzo de 2012 se registró temblor de 7.4 grados con epicentro entre los estados de Guerrero y Oaxaca provocó 2 muertos y una docena de heridos.
En abril de 2014 se registró temblor de 7.5 grados de intensidad. El 7 de septiembre del 2017 se registró el terremoto de 8.2 grados, con epicentro en Chiapas y causó la muerte a más de un centenar de personas.
Finalmente el 17 de septiembre se registró el terremoto con 7.9 grados que hasta ahora ha dejado 323 muertos y miles de damnificados, cientos de edificios y casas en la Ciudad de México, Puebla, Morelos y afectando a otras entidades.
A pesar de que sólo menciono sobre los temblores o terremotos registrados en los últimos 32 años, esto nos hace ver que efectivamente vivimos en un país con severos movimientos sísmicos y que no obstante la frecuencia de estos fenómenos, México una y otra vez se vuelve a levantar y si bien no es nada agradable que se repitan estos temblores y terremotos, se demuestra que México continua y que en gran parte es por su gente que es digna de reconocimiento por su lucha contra los peligros comunes y somos capaces de unirnos en favor de los mexicanos.
¡Ese es el punto!