imagotipo

Baloncesto zamorano

  • Soleando el Deporte

El baloncesto es uno de los deportes que más se practican en las regiones indígenas

 

El baloncesto es uno de los deportes que más se practican en las regiones indígenas; bueno, tiempo atrás así sucedía; llegaron a destacar varios jugadores a nivel estatal y nacional. Toño Ayala, a quien apodaban El Tarasco, comenzó a forjarse en canchas de poblados donde se practicaba este deporte, aunque él es nativo de Peribán. Formó parte de la selección olímpica de 1968, ocupó el quinto lugar, con el “Mano Santa” Arturo Guerrero y otros destacados basquetbolistas.

Estos recuerdos vienen porque el domingo pasado en el auditorio de la unidad deportiva; por cierto sin energía eléctrica y sin servicio de sanitarios, vivió una jornada donde asistieron muchos aficionados para ver en acción a los equipos zamoranos que participan en el torneo estatal que rige la Asociación Mexicana de Basquetbol que a nivel nacional rige Modesto Robledo y en Michoacán Homero Marcos; es la organización que tiene a su cargo la representación internacional para Juegos Olímpicos, Panamericanos, etc. La confrontación fue contra los equipos de Paracho, “Los Guitarreros”, así se denominan; en tres categorías: Libre, Femenil y Juvenil. Vinieron a nuestra memoria las hazañas que realizaron en 1951, un equipo michoacano que se conformó con jugadores de cinco ciudades: Morelia, Sahuayo, Paracho, Los Reyes y Zamora. Contaba con emoción José Vega Gómez “La Sema”, fallecido unos años atrás, que conformaron un gran grupo y debieron ser uniformados por los paisanos que radicaban en el Distrito Federal, donde participaron en un nacional en la cancha del entonces Plan Sexenal.

A pesar de las divisiones que existen en el baloncesto nacional y por supuesto Michoacán y en Zamora, Paracho y los zamoranos mantienen un buen nivel, porque en el juego que vimos el domingo lo demostraron, cuando menos Zamora presentó sólo jugadores zamoranos o de la región, donde por supuesto fue guiado por Ismael Gallegos pero con el concurso siempre de gran capacidad para disputar el balón en la pintura, el de La Plaza del Limón Ignacio Alcalá.

Estos son los herederos de generaciones pasadas, de Zamora los Guerra, “La Sema”, Vallejo “El Dos”, de Sahuayo, los “Camuesas”, de Paracho Nicho y en fin en aquel tiempo llegaron a disputar la final frente al equipo que por lo regular dominaba el concierto nacional, Chihuahua, a quien le dieron gran batalla, pero al final perdieron. Ellos sí, vestidos de manera elegante, como debe ser en los eventos de tal naturaleza, mientras que Michoacán asistió vestido de “selección nacional”, es decir, cada quien con su uniforme del equipo en que jugaban; en aquel tiempo, por ejemplo “La Sema” jugaba en el Tecos, un gran equipo zamorano de los cincuenta, quizá comparado con el mítico y legendario Cinco Diablos o Cooperación de los treinta.

Sin duda que siempre se han destacado deportistas de Zamora en el concierto estatal en este deporte, pero de manera especial los ya mencionados además de camadas como los Álvarez, y otros más. Por cierto, Zamora, barrió a los guitarreros.