imagotipo

Alejandro Olmedo, tenor mexicano destacado con presentaciones en más de 60 países

  • El Sol en las Bellas Artes

Con la llegada de mexicanos a la los Estados Unidos en busca de trabajo y la Venia de los dueños de negocios, surgen ejemplos vida muy importantes; sobre todo cuando los mexicanos aprovechan la oportunidad y su talento, Así, empieza la historia del ahora cantante internacional de ópera Alejandro Olmedo.
Al llegar a Estados Unidos, Alejandro Olmedo, empezó a trabajar cantando canciones “Pop” en un restaurant; un día de suerte para Alejandro, Plácido Domingo, llegó a comer al restaurant, se acercó a él para comentarle que tenía talento para el canto de ópera y le hizo una invitación para que incursionara en dicha carrera, para lo cual le comentó que habría que prepararse muy bien por la competencia tan fuerte.
Seguramente, Placido domingo hizo todo y más para orientarlo y pudiera empezar a dar los primeros pasos. Alejandro se inscribió en el concurso de ópera que se celebra cada año en México, al poco tiempo Alejandro recibió la noticia de premiación a su favor de primer lugar.
Con el tiempo, el propietario del restaurant en New York y Alejandro Olmedo, se convirtieron en los mejores amigos; ahora, Olmedo se da tiempo para hacer sus giras de trabajo como cantante de ópera, ha tenido presentaciones en más de 60 países y en buena parte de Rusia.
Actualmente el restaurantero de Korea Tora Yi, admira y respeta como artista al mexicano, lo ascendió a administrador de su negocio. ¡Sorprendente!
En la actualidad, el tenor mexicano cuenta con una carrera exitosa, le sonríe a la vida porque tiene el privilegio de vivir de su canto que es lo que a él le gusta. Seguramente no soy el primero en contar la historia de Alejandro Olmedo, un tenor mexicano que pasó de cantar canciones “Pop” en un restaurante de New York a representar papeles principales en óperas clásicas como Aída u Otelo; tal vez, un día lo escuchemos en el Teatro Obrero de Zamora Michoacán, pues hay espacio, cultura y público para disfrutar ese género musical.
En mi opinión, la historia de los mexicanos exitosos siempre es bien recibida, porque son pautas de vidas ejemplares; y de una u otra manera a todos nos puede servir en nuestra vida. Si nos detenemos un poco y analizamos la historia de Alejandro, podemos observar un detalle muy importante, en el entorno de la vida de esas personas se muestra la gratitud humana de manera muy bondadosa; los invito a que nos quedemos con esa reflexión.
Para estas fechas de inicio de año nuevo, es importante recordar que para tener éxito no hay fórmulas; Según los expertos, es cuestión de perseverancia y determinación, yo quiero organizar la estrategia de otra manera: Debemos hacer la elección con mucho cuidado, necesario destacar algunas cosas: que nuestra preferencia no sea por el gusto o por el interés de otras personas para después trabajar con perseverancia y determinación. No es necesario convertirse en una figura reconocible de México y dotarlo de un aura que proyecte nuestra especialidad de manera sorprendente.
Sin lugar a dudas, las personas exitosas han surgido en los momentos y lugares más insospechados y aquí en mi artículo hay un agradable ejemplo.