/ lunes 3 de diciembre de 2018

Hacia la democracia

En el año 1859, al publicar el libro El origen de las especies, en su contenido expone Charles Darwin: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio. En la lucha por la supervivencia, los más aptos ganan a expensas de sus rivales porque consiguen adaptarse mejor a su entorno”.

Un referente hacia la democracia es cuando el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación realizó su Congreso Extraordinario los días 12, 13 y 14 de febrero de este año 2018, en el que se eligió como presidente al profesor Juan Díaz de la Torre, respetando su convocatoria y adaptándose al sexenio encabezado por Peña Nieto, -relacionándolo con la cita de Darwin-.

En tiempo actual, Juan Díaz de la Torre se retira del SNTE, precisando que no facilita el regreso a los liderazgos vitalicios, sino da un paso para cerrar el camino a las tentaciones del poder enfermizo de la eterna ambición, diciéndolo sin ánimo de ofensa ni descalificación, convencido que en los nuevos tiempos la gran oportunidad es conquistar la verdadera democracia, sin tutelajes ni dependencia de fracción o liderazgo moral alguno.

El estatuto del SNTE fue modificado en febrero, ya no contempla las figuras de colegiados, nuevamente se conforma con secretarías, lo que me hace recordar sobre lo corporativo que ha sido, va a tener que adaptarse si quiere democratizarse, puesto que en cada congreso seccional se inventaban delegados, se elaboraban actas de asambleas en casa, para formar delegados y así cumplir con la convocatoria, dejando en el Comité Seccional del entorno estatal casi los mismos siguiendo ahí su vida laboral, limitando espacios a pocos de los nuevos.

En tiempo actual, posiblemente se adapten a las condiciones y la norma estatutaria para intentar terminar con los cacicazgos o seguir los liderazgos muy bien estudiados, como un ritual en el que se pide que se adapten a las decisiones de los dueños de la organización sindical, si no lo hacen, su lealtad no se comprueba y la disciplina sindical no opera, puesto que deben comportarse de acuerdo con la indicación de quien encabeza la representación.

Tomando en cuenta lo que dijo Juan Díaz en el 47 Consejo General Extraordinario, reconociendo que el país vive nuevos tiempos que imponen retos, con la oportunidad verdadera de profundizar la democracia sin la intervención de grupos de poder ni esferas de gobierno.

Elba Esther Gordillo expone que una organización no debe estar ajena y menos aún contraria a las aspiraciones de sus representados, dice que a nadie sirve un SNTE débil y dividido, pero en tiempo actual sería satisfactorio saber que el SNTE ya será incluyente, que tomará en cuenta a todos los trabajadores de la educación, porque ahora la mayor parte de los sindicalizados de Michoacán no saben que tienen la representación de la Sección 18, sólo de la CNTE, y ante el escenario en el que conviven los sindicalizados, la autoridad estatal aprovecha para manejar a su gusto el presupuesto educativo, tolerando el rechazo a idóneos, la desestabilización de quienes presentaron examen, los puestos de directivos o supervisores sin nombramiento o si lo tienen, no cuentan con autoridad que les permita ofrecer la certeza de que ya hay rectoría en la educación, o la habrá si la recibe la Federación, puesto que la rectoría no existe al no existir Estado de derecho.

En tiempo actual esperamos que el SNTE también involucre a los alumnos, padres de familia, maestros y comunidad hasta que ya no sea demagógico ostentar una posición como la que lo creó y que le proporcionó un significativo lema “Por la educación al servicio del pueblo” y que la educación se adapte irremediablemente al actual gobierno de López Obrador, del que pronto sabremos lo que tiene previsto para sustituir la ya anterior Reforma Educativa. (--)

En el año 1859, al publicar el libro El origen de las especies, en su contenido expone Charles Darwin: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio. En la lucha por la supervivencia, los más aptos ganan a expensas de sus rivales porque consiguen adaptarse mejor a su entorno”.

Un referente hacia la democracia es cuando el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación realizó su Congreso Extraordinario los días 12, 13 y 14 de febrero de este año 2018, en el que se eligió como presidente al profesor Juan Díaz de la Torre, respetando su convocatoria y adaptándose al sexenio encabezado por Peña Nieto, -relacionándolo con la cita de Darwin-.

En tiempo actual, Juan Díaz de la Torre se retira del SNTE, precisando que no facilita el regreso a los liderazgos vitalicios, sino da un paso para cerrar el camino a las tentaciones del poder enfermizo de la eterna ambición, diciéndolo sin ánimo de ofensa ni descalificación, convencido que en los nuevos tiempos la gran oportunidad es conquistar la verdadera democracia, sin tutelajes ni dependencia de fracción o liderazgo moral alguno.

El estatuto del SNTE fue modificado en febrero, ya no contempla las figuras de colegiados, nuevamente se conforma con secretarías, lo que me hace recordar sobre lo corporativo que ha sido, va a tener que adaptarse si quiere democratizarse, puesto que en cada congreso seccional se inventaban delegados, se elaboraban actas de asambleas en casa, para formar delegados y así cumplir con la convocatoria, dejando en el Comité Seccional del entorno estatal casi los mismos siguiendo ahí su vida laboral, limitando espacios a pocos de los nuevos.

En tiempo actual, posiblemente se adapten a las condiciones y la norma estatutaria para intentar terminar con los cacicazgos o seguir los liderazgos muy bien estudiados, como un ritual en el que se pide que se adapten a las decisiones de los dueños de la organización sindical, si no lo hacen, su lealtad no se comprueba y la disciplina sindical no opera, puesto que deben comportarse de acuerdo con la indicación de quien encabeza la representación.

Tomando en cuenta lo que dijo Juan Díaz en el 47 Consejo General Extraordinario, reconociendo que el país vive nuevos tiempos que imponen retos, con la oportunidad verdadera de profundizar la democracia sin la intervención de grupos de poder ni esferas de gobierno.

Elba Esther Gordillo expone que una organización no debe estar ajena y menos aún contraria a las aspiraciones de sus representados, dice que a nadie sirve un SNTE débil y dividido, pero en tiempo actual sería satisfactorio saber que el SNTE ya será incluyente, que tomará en cuenta a todos los trabajadores de la educación, porque ahora la mayor parte de los sindicalizados de Michoacán no saben que tienen la representación de la Sección 18, sólo de la CNTE, y ante el escenario en el que conviven los sindicalizados, la autoridad estatal aprovecha para manejar a su gusto el presupuesto educativo, tolerando el rechazo a idóneos, la desestabilización de quienes presentaron examen, los puestos de directivos o supervisores sin nombramiento o si lo tienen, no cuentan con autoridad que les permita ofrecer la certeza de que ya hay rectoría en la educación, o la habrá si la recibe la Federación, puesto que la rectoría no existe al no existir Estado de derecho.

En tiempo actual esperamos que el SNTE también involucre a los alumnos, padres de familia, maestros y comunidad hasta que ya no sea demagógico ostentar una posición como la que lo creó y que le proporcionó un significativo lema “Por la educación al servicio del pueblo” y que la educación se adapte irremediablemente al actual gobierno de López Obrador, del que pronto sabremos lo que tiene previsto para sustituir la ya anterior Reforma Educativa. (--)

lunes 10 de diciembre de 2018

Petróleo y educación

lunes 03 de diciembre de 2018

Hacia la democracia