/ martes 20 de febrero de 2024

De la perdida de Identidad y confrontaciones.

Hoy por hoy, no es nuevo saber que un político al no ver posibilidad en el Partido Político donde se encontraba cambia a otro, por consiguiente, estos días nos encontramos con que el partido “naranja, naranja” es decir Movimiento Ciudadano, estrenó refuerzos de cara a las próximas elecciones 2024 en México. Sandra Cuevas y Alejandra Barrales anunciaron su cambio de militancia a Movimiento Ciudadano (MC); sin embargo, ellas no fueron las únicas que saltaron de partido en busca de un cargo de elección popular.

Otro que ‘chapulineó’, es decir, cambió de partido, fue Gibrán Ramírez, periodista, militante y fundador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que también se puso los ‘tenis fosfo, fosfo’ y ahora representa a Movimiento Ciudadano.

Por lo anterior, podemos precisar que, Gibrán Ramírez presumió su registro como candidato a una diputación federal por la Ciudad de México bajo las siglas de MC.

Después de su registro como militante del partido naranja, Ramírez aseguró que está orgulloso de unirse a Movimiento Ciudadano, organización que “representa auténticamente a la nueva política”.

Posteriormente, Gibrán Ramírez comenzó a denunciar ser víctima de un robo en Coyoacán; lo que responde más bien a un "acoso político”.

Sandra Cuevas, Alejandra Barrales y Gibrán Ramírez recibieron de manos de de Dante Delgado, líder nacional de Movimiento Ciudadano, la constancia que los acredita como candidatos este lunes 19 de febrero.

En realidad, me preguntó, Gibrán Ramírez: ahora se hace del amor al odio hacia la 4T.

Presentado como uno de los jóvenes intelectuales de Morena, Gibrán Ramírez tenía el aprecio del partido representado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, incluso después de que la 4T entrara al poder se mantuvo como uno de los referentes en espacios como medios de comunicación.

Con el paso de los años sus aspiraciones fueron cambiando, y en 2020 contendió para ser líder nacional de Morena, en una contienda de la que fue descalificado y no llegó ni a competir contra Mario Delgado, quien continúa al frente del partido que actualmente tiene la mayoría de estados gobernados en el país.

Cuando era aspirante al cargo, Gibrán Ramírez decía que quería llegar a la dirigencia de Morena para imponer orden, ya que después de la entrada de López Obrador a la Presidencia, se había perdido cierta parte del funcionamiento.

Una vez que perdió la contienda, Ramírez se alejó del partido y sus opiniones comenzaron a ser controversiales, para que finalmente se pronunciara en contra de la 4T y la administración de López Obrador.

Uno de los puntos de quiebre fue en julio de 2022, cuando hubo elecciones internas en Morena y Gibrán Ramírez se manifestó en contra de los dirigentes regionales y de la comisión de elecciones del partido, pues dijo que se aprovechaban del cariño que había por López Obrador de parte de los militantes y lo usaban a su favor.

Además, Gibrán Ramírez fue uno de los que criticó una falta de transparencia en sus proceso internos, así como una necesidad de la dirigencia y del gobierno para “callar a la disidencia”.

Los procesos internos han sido criticados por diversos integrantes y exintegrantes de Morena, y además de Gibrán Ramírez, en su momento Ricardo Monreal recordó que no hubo ‘piso parejo’ en el proceso para la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México en 2018, cuando ganó Claudia Sheinbaum.

Otro que llegó a reclamar el asunto fue Marcelo Ebrard el año pasado con la candidatura presidencial, ganada por Sheinbaum, pero al final se alineó.

Pero mientras eso ocurre, el presidente López Obrador se burló de los que asistieron y advirtieron un peligro para la democracia de cara a las elecciones presidenciales.

AMLO se burló de la ‘Marcha por Nuestra Democracia’ que, de acuerdo con las organizaciones convocantes, tuvo una afluencia de 700 mil personas y como único orador, lo fue el expresidente consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

El presidente López Obrador hizo referencia a los asistentes, entre ciudadanos, líderes de opinión y políticos, quienes advirtieron un riesgo para la democracia de cara a las elecciones del próximo 2 de junio.

“Se dicen demócratas, cuando ellos eran los más tenaces violadores de los derechos del pueblo. Dicen ‘vamos a defender nuestra democracia’. ¿Cuál es la democracia de ellos? Pues la que funciona nada más para parapeto cuando en realidad lo que había era el dominio de una oligarquía corrupta”, dijo el presidente López Obrador.

López Obrador criticó a la oligarquía y apuntó que esta es el gobierno de una minoría, el gobierno de los ricos, quienes quieren el poder sin pueblo.

Recordó que es este sector el que busca atacarlo a través de campañas como la de #NarcoPresidenteAMLO, aunque, dijo, está blindado gracias a su “autoridad moral”.

Anteriormente, el presidente López Obrador, criticó la defensa de la democracia por parte de las organizaciones convocantes: “Ellos ejecutaban los fraudes electorales”.

Arremetió el Presidente de México, sobre las granjas de bots con las que se impulsan estas campañas a las que les dedican mucho dinero, mientras que otro frente en su contra es en el que le llaman dictador, algo que criticó.

“La otra lanzada va en el sentido de que soy un dictador, fíjense es como el mundo al revés; ellos son los demócratas, nosotros somos la dictadura. Ellos no tienen nada que ver con el narcotráfico, nosotros somos los narcotraficantes; cuando ellos estaban se padeció en México de un narco estado y con pruebas, no con calumnias”, dijo el presidente.

Posteriormente, recordó el caso del exsecretario de Seguridad, Genaro García Luna, quien ocupó dicho cargo durante el sexenio de Felipe Calderón y es protegido por personas que salieron a marchar el domingo en la ‘Marcha por nuestra democracia’.

“Resulta que eso quieren que se olvide y yo soy el que tiene relación con el narcotráfico”, dijo el mandatario federal.

Entre los convocantes de la marcha, lo es el empresario Claudio X. González.

En esa ocasión, el mandatario federal cuestionó las preocupaciones de las organizaciones y acusó que los líderes de opinión y políticos que convocaron son quienes “promovían y ejecutaban todos los fraudes electorales”, incluyendo el del 2006. De acuerdo con López Obrador lo que se busca con estas movilizaciones es que “regresen los corruptos”.

Añadió que aunque los conservadores pueden ser 15 o 18 millones de personas, no es posible que avancen.

“No veo yo que el bloque conservador en el país, sea la facción que sea, tenga la posibilidad de avanzar; no son pocos, son millones, también eso hay que tenerlo presente”, dijo el mandatario federal.

Y mientras las traiciones, el cahpulinesco se da, en Michoacán la Rectora de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Doctora Yarabí Ávila sigue a paso firme su gestión y por ello entrego vehículos en áreas sensibles educativas de la Casa de Hidalgo, mostrando con ello que tiene claridad en el rumbo al que lleva para bien a la UMSNH.

Con el anhelo de ser leído por ustedes, dejo hasta aquí mis líneas de análisis.


Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Maestro en Docencia en Ciencias Sociales por el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación (IMCED) y Doctor en Derecho por el Instituto de Formación e Investigaciones Jurídicas de Michoacán y la Universidad de Guanajuato. email: hugolex@yahoo.com.mx

Hoy por hoy, no es nuevo saber que un político al no ver posibilidad en el Partido Político donde se encontraba cambia a otro, por consiguiente, estos días nos encontramos con que el partido “naranja, naranja” es decir Movimiento Ciudadano, estrenó refuerzos de cara a las próximas elecciones 2024 en México. Sandra Cuevas y Alejandra Barrales anunciaron su cambio de militancia a Movimiento Ciudadano (MC); sin embargo, ellas no fueron las únicas que saltaron de partido en busca de un cargo de elección popular.

Otro que ‘chapulineó’, es decir, cambió de partido, fue Gibrán Ramírez, periodista, militante y fundador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que también se puso los ‘tenis fosfo, fosfo’ y ahora representa a Movimiento Ciudadano.

Por lo anterior, podemos precisar que, Gibrán Ramírez presumió su registro como candidato a una diputación federal por la Ciudad de México bajo las siglas de MC.

Después de su registro como militante del partido naranja, Ramírez aseguró que está orgulloso de unirse a Movimiento Ciudadano, organización que “representa auténticamente a la nueva política”.

Posteriormente, Gibrán Ramírez comenzó a denunciar ser víctima de un robo en Coyoacán; lo que responde más bien a un "acoso político”.

Sandra Cuevas, Alejandra Barrales y Gibrán Ramírez recibieron de manos de de Dante Delgado, líder nacional de Movimiento Ciudadano, la constancia que los acredita como candidatos este lunes 19 de febrero.

En realidad, me preguntó, Gibrán Ramírez: ahora se hace del amor al odio hacia la 4T.

Presentado como uno de los jóvenes intelectuales de Morena, Gibrán Ramírez tenía el aprecio del partido representado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, incluso después de que la 4T entrara al poder se mantuvo como uno de los referentes en espacios como medios de comunicación.

Con el paso de los años sus aspiraciones fueron cambiando, y en 2020 contendió para ser líder nacional de Morena, en una contienda de la que fue descalificado y no llegó ni a competir contra Mario Delgado, quien continúa al frente del partido que actualmente tiene la mayoría de estados gobernados en el país.

Cuando era aspirante al cargo, Gibrán Ramírez decía que quería llegar a la dirigencia de Morena para imponer orden, ya que después de la entrada de López Obrador a la Presidencia, se había perdido cierta parte del funcionamiento.

Una vez que perdió la contienda, Ramírez se alejó del partido y sus opiniones comenzaron a ser controversiales, para que finalmente se pronunciara en contra de la 4T y la administración de López Obrador.

Uno de los puntos de quiebre fue en julio de 2022, cuando hubo elecciones internas en Morena y Gibrán Ramírez se manifestó en contra de los dirigentes regionales y de la comisión de elecciones del partido, pues dijo que se aprovechaban del cariño que había por López Obrador de parte de los militantes y lo usaban a su favor.

Además, Gibrán Ramírez fue uno de los que criticó una falta de transparencia en sus proceso internos, así como una necesidad de la dirigencia y del gobierno para “callar a la disidencia”.

Los procesos internos han sido criticados por diversos integrantes y exintegrantes de Morena, y además de Gibrán Ramírez, en su momento Ricardo Monreal recordó que no hubo ‘piso parejo’ en el proceso para la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México en 2018, cuando ganó Claudia Sheinbaum.

Otro que llegó a reclamar el asunto fue Marcelo Ebrard el año pasado con la candidatura presidencial, ganada por Sheinbaum, pero al final se alineó.

Pero mientras eso ocurre, el presidente López Obrador se burló de los que asistieron y advirtieron un peligro para la democracia de cara a las elecciones presidenciales.

AMLO se burló de la ‘Marcha por Nuestra Democracia’ que, de acuerdo con las organizaciones convocantes, tuvo una afluencia de 700 mil personas y como único orador, lo fue el expresidente consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

El presidente López Obrador hizo referencia a los asistentes, entre ciudadanos, líderes de opinión y políticos, quienes advirtieron un riesgo para la democracia de cara a las elecciones del próximo 2 de junio.

“Se dicen demócratas, cuando ellos eran los más tenaces violadores de los derechos del pueblo. Dicen ‘vamos a defender nuestra democracia’. ¿Cuál es la democracia de ellos? Pues la que funciona nada más para parapeto cuando en realidad lo que había era el dominio de una oligarquía corrupta”, dijo el presidente López Obrador.

López Obrador criticó a la oligarquía y apuntó que esta es el gobierno de una minoría, el gobierno de los ricos, quienes quieren el poder sin pueblo.

Recordó que es este sector el que busca atacarlo a través de campañas como la de #NarcoPresidenteAMLO, aunque, dijo, está blindado gracias a su “autoridad moral”.

Anteriormente, el presidente López Obrador, criticó la defensa de la democracia por parte de las organizaciones convocantes: “Ellos ejecutaban los fraudes electorales”.

Arremetió el Presidente de México, sobre las granjas de bots con las que se impulsan estas campañas a las que les dedican mucho dinero, mientras que otro frente en su contra es en el que le llaman dictador, algo que criticó.

“La otra lanzada va en el sentido de que soy un dictador, fíjense es como el mundo al revés; ellos son los demócratas, nosotros somos la dictadura. Ellos no tienen nada que ver con el narcotráfico, nosotros somos los narcotraficantes; cuando ellos estaban se padeció en México de un narco estado y con pruebas, no con calumnias”, dijo el presidente.

Posteriormente, recordó el caso del exsecretario de Seguridad, Genaro García Luna, quien ocupó dicho cargo durante el sexenio de Felipe Calderón y es protegido por personas que salieron a marchar el domingo en la ‘Marcha por nuestra democracia’.

“Resulta que eso quieren que se olvide y yo soy el que tiene relación con el narcotráfico”, dijo el mandatario federal.

Entre los convocantes de la marcha, lo es el empresario Claudio X. González.

En esa ocasión, el mandatario federal cuestionó las preocupaciones de las organizaciones y acusó que los líderes de opinión y políticos que convocaron son quienes “promovían y ejecutaban todos los fraudes electorales”, incluyendo el del 2006. De acuerdo con López Obrador lo que se busca con estas movilizaciones es que “regresen los corruptos”.

Añadió que aunque los conservadores pueden ser 15 o 18 millones de personas, no es posible que avancen.

“No veo yo que el bloque conservador en el país, sea la facción que sea, tenga la posibilidad de avanzar; no son pocos, son millones, también eso hay que tenerlo presente”, dijo el mandatario federal.

Y mientras las traiciones, el cahpulinesco se da, en Michoacán la Rectora de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Doctora Yarabí Ávila sigue a paso firme su gestión y por ello entrego vehículos en áreas sensibles educativas de la Casa de Hidalgo, mostrando con ello que tiene claridad en el rumbo al que lleva para bien a la UMSNH.

Con el anhelo de ser leído por ustedes, dejo hasta aquí mis líneas de análisis.


Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Maestro en Docencia en Ciencias Sociales por el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación (IMCED) y Doctor en Derecho por el Instituto de Formación e Investigaciones Jurídicas de Michoacán y la Universidad de Guanajuato. email: hugolex@yahoo.com.mx